Si­ca de­sig­nó a un hom­bre del ‘Co­ti’ en un gre­mio con­flic­ti­vo

Perfil (Sabado) - - POLITICA - AU­RE­LIO TOMAS

‘Co­co’Alon­so es tam­bién cer­cano a Luis Barrionuevo, que vol­ve­ría a te­ner in­fluen­cia

El Mi­nis­te­rio de Pro­duc­ción y Tra­ba­jo, a car­go de Dan­te Si­ca, hi­zo su pri­me­ra in­ter­ven­ción en un com­ple­jo y ex­plo­si­vo con­flic­to gre­mial: el que afec­ta al sin­di­ca­to de los guar­dias de se­gu­ri­dad pri­va­da, Ups­ra. El mi­nis­te­rio de­sig­nó el lu­nes pa­sa­do co­mo de­le­ga­do nor­ma­li­za­dor a Ro­dol­fo “Co­co” Alon­so, un hom­bre cer­cano al ra­di­cal Enrique “Co­ti” No­si­glia y de buen tra­to con Luis Barrionuevo.

La de­sig­na­ción de Alon­so, a la que ac­ce­dió es­te me­dio, de­fi­ne que tie­ne 45 días para pre­sen­tar un in­for­me so­bre su ges­tión y 150 para al­can­zar la “re­gu­la­ri­za­ción ins­ti­tu­cio­nal del gre­mio”. La de­sig­na­ción lle­ga des­pués de una se­rie de de­ci­sio­nes ju­di­cia­les cru­za­das en torno a la elec­ción de au­to­ri­da­des, pre­vis­ta para el pró­xi­mo 14 de enero.

El con­flic­to se ini­ció en di­ciem­bre de 2016, cuan­do el his­tó­ri­co se­cre­ta­rio de Ups­ra, A ngel Gar­cía, bus­ca­ba su re­elec­ción y di­ver­sas de­nun­cias cues­tio­na­ron el pro­ce­so elec­to­ral. Gar­cía era un alia­do de Barrionuevo, pe­ro lue­go se dis­tan­ció y di­ver­sas fuen­tes iden­ti­fi­can a Alon­so con un nue­vo des­em­bar­co del ba­rrio­nue­vis­mo en el gre­mio gra­cias a un acuer­do con No­si­glia. Alon­so ha­bía si­do el pri­mer in­ter­ven­tor en el gre­mio, pe­ro lue­go fue des­pla­za­do por gen­te de con­fian­za del ex mi­nis­tro Jor­ge Tria­ca.

Se re­pi­tie­ron en esa ges­tión va­rias de las fi­gu­ras que lle­va­ron ade­lan­te la in­ter­ven­ción del So­mu, que tam­bién mo­ti­vó un es­cán­da­lo. Di­ver­sas fuen­tes le adjudican al ex mi­nis­tro la in­ten­ción de co­lo­car un can­di­da­to pro­pio. Pri­me­ro fue Pa­tri­cio Cas­tro, un hom­bre vin­cu­la­do a la fa­mi­lia Tria­ca; lue­go, por un es­cán­da­lo que in­clu­yó un pa­go sos­pe­cho­so y una cá­ma­ra ocul­ta, Cas­tro fue mar­gi­na­do y el can­di­da­to pa­só a ser Ju­lio Gu­tié­rrez.

Ese sec­tor es­ta­ba lle­van­do ade­lan­te el pro­ce­so elec­cio­na­rio y con­tro­la­ba la Jun­ta Elec­to- ral, se­gún de­nun­ció el can­di­da­to opo­si­tor Leo­ni­das Re­quel­me.

El 28 de di­ciem­bre, la Jus­ti­cia del Tra­ba­jo sus­pen­dió la elec­ción y es­to dio lu­gar al cam­bio del de­le­ga­do nor­ma­li­za­dor y la vuel­ta de Alon­so. Su pri­me­ra me­di­da fue, jus­ta­men­te, sus­pen­der la elec­ción a pe­sar de que el en­car­ga­do de la Jun­ta Elec­to­ral pu­bli­có el vier­nes en un ma­tu­tino por­te­ño una so­li­ci­ta­da que con­fir­ma­ba el pro­ce­so. Se ve­rá en los pró­xi­mos días si el in­ter­ven­tor de­sig­na­do por Si­ca lo­gra nor­ma­li­zar la si­tua­ción.

AC­TO­RES. No­si­glia, el his­tó­ri­co ra­di­cal, y el mi­nis­tro de Pro­duc­ción.

CEDOC PER­FIL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.