La her­ma­na de Far­dín ne­gó el abu­so, pe­ro la abo­ga­da de la ac­triz la cues­tio­na

la in­ves­ti­ga­ción no se de­ci­de en ba­se a creen­cias”, res­pon­dió la de­fen­so­ra Car­ta­bia.

Perfil (Sabado) - - PROTAGONISTAS - AGUSTIN GA­LLAR­DO

“Es­toy se­gu­ra de que Dart­hés no la vio­ló”. La fra­se de la her­ma­na de Thel­ma Far­din, la ac­triz que acu­só de abu­so se­xual a Juan Dart­hés, ca­ló hon­do ayer en la opi­nión pú­bli­ca. Car­la Les­cano, her­ma­na de Thel­ma por par­te de la ma­dre de la ac­triz de Pa­ti­to Feo, dio una en­tre­vis­ta que se vi­ra­li­zó rá­pi­da­men­te: en­tre­vis­ta­da por Ma­rio Thi­bault en Ra­dio del Cen­tro 99.9, Car­la re­ve­ló ade­más que ella fue abu­sa­da por el pa­dre de Thel­ma, y que por eso su ma­dre per­dió la te­nen­cia.

“Cuan­do a mí me pa­só, me rev isa ron ha sta la s uñas de los pies. Ten­go mi­les de pe­ri­cias y es­tu­dios he­chos”, ex­pre­só. “Es un te­ma de­li­ca­do que lo de­jé en el pa­sa­do ha­ce mu­cho tiem­po. Quie­ro es­tar al mar­gen de es­to pe­ro tam­po­co quie­ro que mien­tan”, agre­gó Les­cano. En otro tra­mo de la no­ta di­jo que Thel­ma se qui­so sui­ci­dar y que tie­ne pro­ble­mas psi­quiá­tri­cos.

Para re­ma­tar, en re­la­ción con la de­nun­cia de Thel­ma, re­fi­rió: “Yo no sé si hu­bo al­gu­na si­tua­ción, por­que la ver­dad que a mí me de­jó un po­co sin ar­gu­men­tos Dar thés cuan­do sa­lió a de­cir que ha­bía si­do ella la que lo qui­so avan­zar, por lo que evi­den­te­men­te una si­tua­ción hu­bo, pe­ro es­toy se­gu­ra de que Dart­hés no la vio­ló”.

Rá­pi­da­men­te, en re­la­ción con la di­fu­sión de es­ta en­tre­vis­ta, Sa­bri­na Car­ta­bia, la abo­ga­da de Thel­ma, emi- tió un co­mu­ni­ca­do ayer. “Es­te au­dio no ha si­do apor­ta­do a la cau­sa. Ha­cer­lo de­be ser una de­ci­sión de la de­fen­sa. Para que ten­ga va­li­dez en el mar­co del pro­ce­so, en­ton­ces, de­be ser pri­me­ro pre­sen­ta­do en la cau­sa. Lue­go, se­rá pon­de­ra­do jun­to con las otras prue­bas por el ór­gano que in­ves­ti­ga y juz­ga para ob­te­ner la ver­dad pro­ce­sal”, es­gri­mió la abo­ga­da. En otro tra­mo, ex­pre­só: “Pro­ce­sal­men­te, las creen­cias cons­ti­tu­yen una prue­ba muy dé­bil. Quien se ha ex­pre­sa­do, ade­más, no es­tu­vo en el lu­gar de los he­chos ni cuen­ta con un co­no­ci­mien­to so­bre lo ocu­rri­do en Ni­ca­ra­gua. El pro­ce­so que se es­tá lle­van­do ade­lan­te cuen­ta con re­glas pro­ce­sa­les es­tric­tas. La de­fi­ni­ción de la in­ves­ti­ga­ción no se de­ci­de en ba­se a creen­cias, sino con prue­bas”. Para ce­rrar, Car­ta­bia ase­gu­ró que el equi­po que lle­va ade­lan­te la de­nun­cia cuen­ta con prue­ba tes­ti­mo­nial y pe­ri­cial, que con­fir­ma lo que ha de­nun­cia­do Thel­ma. Car­ta­bia ce­rró: “Quie­nes tra­ba­ja­mos y lu­cha­mos por los de­re­chos de las mu­je­res sa­be­mos que en el ca­mino exis­te la re­vic­ti­mi­za­ción. Se ma­ni­fies­ta de di­fe­ren­tes ma­ne­ras: se des­cree de nues­tras de­nun­cias, se bus­ca des­pres­ti­giar­nos y es­to nos su­ce­de aún den­tro de nues­tras fa­mi­lias, gru­pos de ami­gos, de tra­ba­jo. La res­pues­ta an­te es­te in­ten­to por cor­tar los la­zos de so­li­da­ri­dad en­tre mu­je­res es es­tar uni­das en­tre no­so­tras, in­clu­so con quie­nes pue­den du­dar”.

Por el mo­men­to, Juan Dart­hés, que re­cien­te­men­te fue en­con­tra­do por la re­vis­ta No

ti­cias en una ho­tel de San Pa­blo, con­ti­núa en ese país jun­to con su es­po­sa e hi­jos, aun­que en es­te mo­men­to se des­co­no­ce su pa­ra­de­ro exac­to. Si bien tie­ne un pa­sa­je de re­gre­so para el 20 de enero, no se sa­be si vol­ve­rá o se que­da­rá en el país ve­cino, aun­que to­do pa­re­ce in­di­car que así se­rá.

CEDOC PER­FIL

ABU­SO. Thel­ma Far­din di­jo que fue vio­la­da por Juan Dart­hés ha­ce nue­ve años en Ni­ca­ra­gua.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.