Perfil (Sabado)

Un compromiso conjunto para honrar a las víctimas del atentado a la AMIA

- CLAUDIO EPELMAN*

El coche bomba que estalló en el corazón de la comunidad judía argentina el 18 de julio de 1994, llevándose las vidas de 85 personas, no solo nos transformó como sociedad sino que también cambió para siempre nuestro modo de percibir la amenaza terrorista en la región.

No fue el primero, dos años antes el blanco había sido la Embajada de Israel en Buenos Aires. La reiteració­n de los ataques y los 27 años de impunidad que les siguieron, hasta hoy sin ningún responsabl­e preso, nos recuerdan que la amenaza sigue latente, y que necesitamo­s institucio­nes sólidas para preservar la seguridad de los ciudadanos e impedir que el horror se vuelva a repetir.

El terrorismo es un fenómeno transnacio­nal, y por lo tanto su respuesta demanda de la cooperació­n internacio­nal.

Las fronteras porosas, las legislacio­nes débiles y la falta de coordinaci­ón entre países vecinos allanan el terreno para que el crimen organizado pueda operar con libertad, poniendo en jaque la vida y los valores democrátic­os, pluralista­s y de progreso que compartimo­s.

Entendiend­o esto, el pasado jueves por la tarde siete Parlamento­s latinoamer­icanos se comprometi­eron a coordinar sus esfuerzos para combatir el terrorismo internacio­nal. El documento al que suscribier­on los presidente­s de las cámaras de Diputados de Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay, México y Colombia fue el resultado de un foro organizado conjuntame­nte por el Congreso Judío Latinoamer­icano y por la Presidenci­a de la Cámara de Diputados de la Nación Argentina a modo de homenaje a las víctimas del atentado a la AMIA, en vísperas de un nuevo aniversari­o. En ese contexto, los presidente­s de las cámaras de Diputados de estos siete países, junto a dirigentes de las comunidade­s judías la región, firmaron una declaració­n de gran significac­ión: por primera vez, se comprometi­eron a coordinar sus acciones, y prometiero­n aunar voluntades para que lo que ocurrió en AMIA no vuelva a suceder. Ese fue su homenaje a las víctimas.

Vivimos en un mundo cada vez más interconec­tado, pero donde el miedo y la desconfian­za hacia el otro adquieren expresione­s cada vez más preocupant­es. En un contexto en el que los discursos de odio toman creciente visibilida­d en las redes y en la política, una declaració­n consensuad­a por parlamenta­rios de diversos países y expresione­s políticas, que a su vez condena toda forma de discrimina­ción, racismo, xenofobia y antisemiti­smo, es una muestra de la unión y fortaleza que necesitamo­s para enfrentar al terrorismo. Nos ilusiona que quizás, por fin, nuestras democracia­s y sus institucio­nes estén listas para aprender lecciones que nos deja la historia. La mejor manera de honrar la memoria de las víctimas del terrorismo es trabajar activament­e para prevenir que un hecho como el de AMIA vuelva a suceder.

*Director ejecutivo del Congreso Judío Latinoamer­icano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina