Perfil (Sabado)

‘Eva y Victoria’, un país dividido

Las dos actrices y el director Manuel González Gil decidieron volver a subir sobre un escenario el encuentro imaginario entre Eva Perón y Victoria Ocampo. Una grieta vigente.

- ANA SEOANE

Se presenta Eva y

Victoria de Mónica Ottino, en el Teatro Multiescen­a (Av. Corrientes 1764). Ahora está protagoniz­ada por María Valenzuela, Sabrina Carballo y Belén Romano, con la dirección de Manuel González Gil. (Ver

recuadro). Harán funciones de viernes a domingos a las 20, con dos los sábados a las 20 y 22. La obra fue estrenada en 1992 con China Zorrilla y Luisina Brando, pero desde esa fecha hubo varias actrices y distintas puestas en escena. Incluso la que ahora tiene lugar tuvo algunas funciones previas y aquí lo cuentan sus protagonis­tas. —Hicieron gira con este mismo espectácul­o: ¿cómo fue? VALENZUELA: La hicimos antes del confinamie­nto, pero igual me puso nerviosa el volver al escenario porteño. Estuvimos en Morón, Banfield y otras ciudades. Tengo muchas giras en mi carrera, pero ahora estoy “mayor” y me cansa un poco. Estar en la avenida Corrientes, que además me queda a cuatro cuadras de mi casa. Es realmente maravillos­o. CARBALLO: El espectácul­o estuvo pensado para gira y luego llegar a la avenida Corrientes. Cuando cerraron los teatros la suspendimo­s. Durante estos dos últimos años vamos aceptando los cambios, estamos en un día a día. Nos presentamo­s también en Quilmes, Lomas de Zamora y Mar del Plata. La gente se emocionaba. Para mí esta obra es muy especial porque ambas protagonis­tas existieron. —¿Cómo encararon a Eva Perón y a Victoria Ocampo? C: No quise caer en la imitación. Lo construí con imágenes. No hay registros de Eva hablando con gente de manera cotidiana, solo están sus discursos. Cuando quise investigar muchas personas cercanas a mí ya no estaban, como mis abuelos. Lo que pude saber es que su trato cotidiano no tenía mucho que ver con la Eva de los discursos. El director me ayudó muchísimo y me guió. Es el personaje que más miedo me da en cada una de las funciones.

V: Es un desafío para estar en sintonía. Para encarnar a Victoria me faltan varios kilos, ella era más rellenita. Son dos mujeres apasionant­es y apasionada­s. Eva es un ícono y las dos lucharon por el voto femenino. Nindaron. guna fue madre. Victoria fue la primera mujer que sacó licencia de conducir. Abandonó a su marido y elegía a sus amantes. Era de armas tomar y Evita no se quedaba atrás. Arriba del escenario se da un encuentro de esgrima batiéndose a duelo entre ironías y diciéndose cosas muy directas y duras. A los que vivieron esa época les va a traer recuerdos, pero para los adolescent­es será una muy buena clase de historia. Sabrán qué pasó en el año 1947, en nuestro país. —¿Las ayudó el vestuario para encarar a estos personajes?

V: Con la peluca y el vestuario me siento Victoria Ocampo y salgo con esa actitud. Nuestro vestuarist­a es Pepe Uría, quien maneja de maravillas todo lo que es época. Él diseñó los trajes y todas las pelucas.

C: La ropa y la peluca me ayuMe impresiona verme transforma­da en ella. Como mi personaje, tiene cambios desde el rodete hasta sus últimos días, y por protocolo no podemos tener en el camarín ni peluquero ni maquillado­r, de ahí el uso de pelucas. —Hubo muchas puestas anteriores, con actrices como China Zorrilla, Soledad Silveyra, Luisina Brando, Norma Pons, Leonor Benedetto, Graciela Dufau, Andrea del Boca, Mónica Ayos, Emilia Mazer… ¿Vieron alguna de esas?

V: Me hubiera gustado, pero no estoy contaminad­a. Armé mi Victoria junto a Manuel (González Gil), quien además de director lo siento mi amigo y mi hermano. Siempre me dio una mano y trabajo. Me hace muy feliz estar trabajando con él.

C: La única versión que pude ver fue la de Emilia Mazer, donde Norma Pons hacía de Victoria. Pero no tiene nada que ver con esta puesta. Todas las otras actrices que la interpreta­ron doblaban la edad que tenía Eva. Me siento más cercana. —Se estrenó en 1992: ¿creen que hoy la grieta es más todavía grande? V: La grieta siempre existió,

 ??  ?? CLÁSICO. La famosa obra que han interpreta­do nombres corrilla vuelve a ser parte de un presente donde el duelo entre Eva Perón y Ocampo vuelve a tener vigencia.
CLÁSICO. La famosa obra que han interpreta­do nombres corrilla vuelve a ser parte de un presente donde el duelo entre Eva Perón y Ocampo vuelve a tener vigencia.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina