RE­SU­MEN FINAL PA­RA LA PRE­VEN­CIÓN DE LA CE­LU­LI­TIS

Prevenir (Argentina) - - Content -

■ Be­ber mu­cha agua. Se re­co­mien­da el con­su­mo dia­rio de 8 va­sos de agua que pue­de va­riar se­gún las ne­ce­si­da­des de ca­da per­so­na. Su con­su­mo ayu­da a eli­mi­nar las to­xi­nas sob­rantes del or­ga­nis­mo con­tri­bu­yen­do a la des­apa­ri­ción de los nó­du­los de gra­sa.

■ Evi­tar la sal. La sal ayu­da a re­te­ner lí­qui­dos en el or­ga­nis­mo, por lo cual no es na­da acon­se­ja­ble en los ca­sos en que se pa­de­ce ce­lu­li­tis. Pa­ra evi­tar la sal no so­lo hay que vi­gi­lar en echar po­ca can­ti­dad a las co­mi­das, sino que hay que po­ner es­pe­cial cui­da­do con las co­mi­das ins­tan­tá­neas, ya que sue­len con­te­ner mu­chí­si­ma sal. Pa­ra sus­ti­tuir­la, se acon­se­ja el uso de es­pe­cies va­rias que no só­lo evi­tan la re­ten­ción de lí­qui­dos sino que pue­den con­tri­buir a des­ha­cer las gra­sas.

■ Co­mer fi­bra. El con­su­mo de fi­bra es muy im­por­tan­te, pues­to que ayu­da a eli­mi­nar los re­si­duos sob­rantes evi­tan­do que el or­ga­nis­mo los ab­sor­ba. La fi­bra es una sus­tan­cia que se en­cuen­tra so­bre to­do en los ce­rea­les (in­te­gra­les) y los ve­ge­ta­les de ho­ja ver­de.

■ Evi­tar el con­su­mo de gra­sas. Las gra­sas no so­lo son al­ta­men­te en­gor­dan­tes, sino que, ade­más, tien­den a acu­mu­lar to­xi­nas, lo cual fa­vo­re­ce enor­me­men­te a la apa­ri­ción de más ce­lu­li­tis. Es im­por­tan­te evi­tar las gra­sas (so­bre to­do sa­tu­ra­das como la mar­ga­ri­na o la man­te­ca) y los fri­tos, ya que sue­len es­tar co­ci­dos con acei­tes de po­ca ca­li­dad.

■ Evi­tar las be­bi­das car­bo­na­ta­das. Las so­das, co­las etc. Es­tán lle­nas de in­gre­dien­tes quí­mi­cos que no so­lo ca­re­cen de nu­trien­tes, sino que ade­más con­tri­bu­yen a hin­char el cuer­po y aña­dir más to­xi­nas acen­tuan­do más la ce­lu­li­tis.

■ Evi­tar las pastas y go­lo­si­nas. Las pastas, pa­nes y to­dos los pro­duc­tos de re­pos­te­ría tien­den a con­te­ner al­tos por­cen­ta­jes de ha­ri­nas re­fi­na­das y gra­sas, los que fa­vo­re­cen mu­cho la apa­ri­ción de la ce­lu­li­tis. Es im­por­tan­te evi­tar es­tas pastas y dul­ces de re­pos­te­ría y, en ca­so de con­su­mir pan, es pre­ci­so mo­de­rar su con­su­mo.

■ Ha­cer­se masajes y au­to­ma­sa­jes. Los masajes ayu­dan a des­ha­cer nó­du­los de gra­sas a la vez que ac­ti­van la mi­cro­cir­cu­la­ción y el dre­na­je lin­fá­ti­co. És­tos masajes son mu­cho más efi­ca­ces si se ha­cen a dia­rio y con la in­ter­ven­ción de un ma­sa­jis­ta, aun­que tam­bién son muy efec­ti­vos si se los ha­ce uno mis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.