UN ME­RE­CI­DO HO­ME­NA­JE

Pronto - - En Voz Baja - Ma­tías Ay­ra­la Fo­tos: Da­niel Guía

Emo­cio­na­do, Carlos Rottemberg agra­de­ce. A su al­re­de­dor, ar­tis­tas, po­lí­ti­cos y su es­po­sa Ka­ri­na Pé­rez Mo­ret­to aplau­den. La es­ce­na su­ce­de en el Sa­lón de los Pa­sos Pe­ri­dos del Con­gre­so de la Na­ción, du­ran­te el ho­me­na­je al em­pre­sa­rio tea­tral que más sa­las abrió en Ar­gen­ti­na du­ran­te sus 44 años de ca­rre­ra y que, ac­tual­men­te, tie­ne en su ha­ber más de mil es­tre­nos. El ac­to, or­ga­ni­za­do por la Cá­ma­ra de Dipu­tados, fue una ini­cia­ti­va de Da­niel Scio­li -que es­tu­vo acom­pa­ña­do por su no­via, Gi­se­la Ber­ger- y con­tó con el apo­yo de to­do el ar­co par­ti­da­rio. Se reali­zó en la ma­ña­na del lu­nes 26 y es­tu­vie­ron pre­sen­tes el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, Emi­lio Mon­zó; el ase­sor de la Di­rec­ción de Cul­tu­ra del Se­na­do, Juan Carlos D’Ami­co; el ex ti­tu­lar de la Cá­ma­ra ba­ja, Ju­lián Do­mín­guez; y los pro­duc­to­res ar­tís­ti­cos Da­niel Grin­bank y Ja­vier Fa­ro­ni. Además, par­ti­ci­pa­ron la ex es­po­sa de Rottemberg, Lin­da Pe­retz; Hugo Ara­na, Car­men Bar­bie­ri, San­tia­go Bal, Pe­pi­to Ci­brián, No­ra Cár­pe­na, Dorys del Va­lle, Gra­cie­la Du­fau, Ana Ma­ría Pic­chio y Cam­pi, en­tre otros. Des­pués de los dis­cur­sos de Scio­li, Mon­zó y el dipu­tado Da­niel Fil­mus, Rottemberg ase­gu­ró: “Lo que más ale­gría me da en es­tos 44 años de ca­rre­ra es que siem­pre fui Car­li­tos Rottemberg: la con­no­ta­ción de sa­ber que la fa­mi­lia­ri­dad es un cri­te­rio. Por eso agra­dez­co a mi fa­mi­lia por ha­ber­nos in­cul­ca­do la éti­ca en la vi­da, la éti­ca que nos acom­pa­ña siem­pre”.

Por ini­cia­ti­va de Da­niel Scio­li y acom­pa­ña­do por su es­po­saKa­ri­na, el pro­duc­tor fue dis­tin­gui­do en la Cá­ma­ra de Dipu­tados por sus 44 años de tra­yec­to­ria y serel em­pre­sa­rio que más tea­tros abrió en el país

Emo­cio­na­doRottemberg, con su hi­jo Ni­co­lás a upa, es­cu­chó con­mo­vi­do las pa­la­bras de Scio­li, Mon­zó y Fil­mus.Pre­sen­ciaAtrás que­da­ron los tiem­pos en los que Scio­li ocul­ta­ba sus sen­ti­mien­tos por Gi­se­la Ber­ger. El lu­nes, la ru­bia lo acom­pa­ñó al ac­to rea­li­za­do en el Sa­lón de los Pa­sosPer­di­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.