LA SUPERFINAL FUE PA­RA SOFIA MORANDI Y JULIAN SE­RRANO

CAM­PEO­NES DEL BAI­LAN­DO 2018

Pronto - - Editorial - Ma­ri­bel Leo­ne Fotos: Gen­ti­le­za LaF­lia

Atres me­ses de la pri­me­ra ga­la en don­de las 21 pa­re­jas bai­la­ron el rit­mo Dis­co, fi­nal­men­te el cer­ta­men lle­gó a su fin. Du­ran­te la fi­nal del jue­ves 20 por la no­che, la pa­re­ja con­for­ma­da por So­fía Morandi y Ju­lián Se­rrano se en­fren­tó a la de Ji­me­na Ba­rón y Mauro Caiaz­za. Tras cua­tro rit­mos en don­de ca­da uno pu­so lo me­jor de sí y tras la vo­ta­ción de los ju­ra­dos, fue el pú­bli­co quien to­mó la de­ci­sión fi­nal. Fue en­ton­ces cuan­do los par­ti­ci­pan­tes más jó­ve­nes se lle­va­ron el gran pre­mio: los ins­ta­gra­mers se con­sa­gra­ron co­mo los ga­na­do­res de es­te año y de­fen­de­rán el tí­tu­lo en 2019, jus­to cuan­do el ci­clo de Mar­ce­lo Ti­ne­lli cum­pli­rá trein­ta años en la pan­ta­lla. Pa­re­ce que fue ayer cuan­do El Ca­be­zón da­ba ini­cio a un nue­vo año de pro­gra­ma, en el mar­co de una me­ga aper­tu­ra pa­ra pre­sen­tar a ca­da uno de los par­ti­ci­pan­tes que con­for­ma­ban las 21 pa­re­jas que iban a com­pe­tir en el reality. Pe­ro ya pa­sa­ron tres me­ses de ese 3 de sep­tiem­bre. Sí: a pe­sar de que fue el cer­ta­men más cor­to en lo que va del Bai­lan­do, tu­vo la mis­ma in­ten­si­dad que la de aque­llos que du­ra­ban más de seis me­ses. Es por ello que el cli­ma de la no­che fue de fies­ta, pe­ro tam­bién de mu­cha emo­ción por par­te del ju­ra­do, de los bai­la­ri­nes y tam­bién del pro­pio con­duc­tor, quien re­co­no­ció lo or­gu­llo­so por el con­te­ni­do que brin­dó con LaF­lia, la pro­duc­to­ra que lan­zó a fi­nes del año pa­sa­do. An­tes de que las pa­re­jas fi­na­lis­tas co­men­za­ran a bai­lar, Ti­ne­lli tu­vo su clá­si­co ida y vuel­ta con Adrián Suar, quien sue­le es­tar pre­sen­te en la pri­me­ra y en la úl­ti­ma ga­la del reality. El ge­ren­te de pro­gra­ma­ción de El Tre­ce y el con­duc­tor bro­mea­ron acer­ca de lo fu­gaz que fue­ron es­tos me­ses en el ai­re. “Es­tu­ve acá ha­ce un mes, te di la bien­ve­ni­da y aho­ra la des­pe­di­da”, le di­jo Suar en­tre ri­sas y agre­gó: “Fue un año en el que se lu­chó y en el que se tra­ba­jó. Son mo­men­tos di­fí­ci­les y de mu­cho tra­ba­jo. Más allá del chis­te, es un canal que te ex­tra­ña cuan­do no te tie­ne y siem­pre te pe­di­mos que em­pie­ces an­tes. Vos for­más par­te de es­ta fa­mi­lia del canal, al igual que el pú­bli­co fiel que tie­ne es­ta pan­ta­lla. No­so­tros tra­ta­mos de dar­le lo me­jor a la gen­te”. Re­cién ahí se dio pa­so pa­ra que in­gre­sa­ran las pa­re­jas, quie­nes ob­ser­va­ron los vi­deos que la pro­duc­ción

ha­bía ar­ma­do. En ellos se ha­cía un re­pa­so por sus me­jo­res mo­men­tos, por lo que to­dos no pa­ra­ban de reír­se por al­gu­nas crí­ti­cas que le ha­bía he­cho el ju­ra­do, pe­ro tam­bién se emo­cio­na­ban por to­do lo que ha­bían lo­gra­do. Ju­lián, por ejem­plo, re­co­no­ció que en­tró sin sa­ber un pa­so pe­ro que aho­ra se de­fien­de bai­lan­do. Su com­pa­ñe­ra de equi­po, So­fía, ase­gu­ra­ba que no po­día creer es­tar en la pis­ta, ya que el pun­ta­pié ini­cial que la lle­vó a ese lu­gar fue gra­bar vi­deos con su ce­lu­lar en su ca­sa. “Si que­rés al­go, lo po­dés con­se­guir”, re­pe­tía ella. Y la Ba­rón ade­más de con­tar su ale­gría por su pre­sen­te la­bo­ral, tam­bién le agra­de­ció a Ti­ne­lli por­que fue en el Bai­lan­do en don­de co­no­ció a su com­pa­ñe­ro, Caiaz­za, quien hoy es su pa­re­ja. Así las co­sas, lle­gó el mo­men­to de la ver­dad y los par­ti­ci­pan­tes de­fen­die­ron su lu­gar du­ran­te los cua­tro rit­mos que bai­la­ron: dis­co, cha cha pop, tan­go y sal­sa de a tres -la pa­re­ja de Ji­me­na bai­ló con su coach Ma­tías Napp; la de Morandi, jun­to a Ni­co­lás Mer­lín-. Flo­ren­cia Pe­ña, Lau­ri­ta Fer­nán­dez, An­gel de Bri­to y Mar­ce­lo Po­lino mi­ra­ban aten­tos des­de el es­tra­do. Al fin y al ca­bo, to­dos coin­ci­die­ron en que: “fue la me­jor ga­la que hi­cie­ron en lo que va del año”. Por lo que los pun­ta­jes es­tu­vie­ron bas­tan­te pa­re­jos. Así tam­bién, a di­fe­ren­cia de años an­te­rio­res, es­te año es­tu­vo el BAR: Lour­des Sán­chez, Ma­rie­la “La Chi­pi” An­chi­pi y Jor­gi­to Mo­li­niers se en­car­ga­ron de con­tro­lar los pun­ta­jes del ju­ra­do y, en ca­so de que ellos o al­gún coach lo so­li­ci­ta­ra, subían o ba­ja­ban los nú­me­ros se­gún su mi­ra­da pro­fe­sio­nal. Por eso no fal­ta­ron en la fi­nal y ellos tam­bién hi­cie­ron sus in­ter­ven­cio­nes. Bah, to­dos me­nos La Chi­pi, quien sor­pren­dió con su fal­ta­zo y Ti­ne­lli, al­go mo­les­to, le ti­ró un pa­li­to du­ran­te el vi­vo: “Hoy no vie­ne Ma­rie­la. Es co­mo que yo... No pue­do creer­lo. Pe­ro va a es­tar Lour­des, que me ha man­da­do un pan dul­ce de re­ga­lo. Es la úni­ca del ju­ra­do que se acor­dó y me man­dó un re­ga­lo, así que gra­cias. Y el se­ñor Jor­gi­to Mo­li­niers”. De to­das ma­ne­ras, el show de­be con­ti­nuar y nin­gu­na au­sen­cia se no­tó esa no­che. Fue así que, en­tre tan­da y tan­da de bai­le, los fi­na­lis­tas con­ta­ron sus vi­ven­cias. Con los ner­vios a flor de piel, se emo­cio­na­ron has­ta las lá­gri­mas con los sa­lu­dos que sus fa­mi­lia­res les gra­ba­ron y se mos­tra­ron en la pan­ta­lla gi­gan­te de atrás. Y mien­tras es­pe­ra­ban el re­sul­ta­do fi­nal que ve­nía por par­te de la vo­ta­ción te­le­fó­ni­ca del pú­bli­co, Mar­ce­lo to­mó la pa­la­bra. “El tiem­po que es­tu­vi­mos al ai­re fue cor­to, pe­ro muy in­ten­so. Qui­zás el más in­ten­so

de to­dos. Fue un año de mu­chas emo­cio­nes, al­gu­nas di­fí­ci­les de tran­si­tar y otras muy lin­das”, co­men­zó. Y en­se­gui­da re­co­no­ció to­do lo que apren­dió es­te año. Se­gún él, des­pués de los con­flic­tos en­tre Ideas del Sur y el Gru­po In­da­lo y la pos­te­rior crea­ción de su pro­pia pro­duc­to­ra, en me­dio de los es­ca­sos pun­tos de ra­ting en la ac­tual te­le­vi­sión ar­gen­ti­na, fue co­mo “vol­ver a em­pe­zar”. “Nun­ca ima­gi­né que des­pués de 29 años de ex­pe­rien­cia en la te­le, don­de te di­cen ‘la tie­ne atada’, iba a te­ner que arran­car de ce­ro. Uno pien­sa que ya sa­be ha­cer to­das las co­sas, y de re­pen­te tie­ne que em­pe­zar de nue­vo. Es to­do un te­ma cuan­do uno ve que los tiem­pos es­tán cam­bian­do mu­cho, y a gran ve­lo­ci­dad. No es ne­ce­sa­rio que les cuen­te que el con­tex­to del país es muy du­ro. Es muy di­fí­cil to­do lo que es­tán vi­vien­do us­te­des. Y no es por col­gar­se una cu­car­da, pe­ro no es fá­cil crear una em­pre­sa en to­da es­ta Ar­gen­ti­na que es­ta­mos vi­vien­do. Pe­ro con to­das las ga­nas del mun­do hi­ci- mos LaF­lia. Y el nom­bre es­tá ele­gi­do por­que re­fle­ja, y lo di­go con to­da hu­mil­dad, la re­la­ción que te­ne­mos de tan­tos años to­dos acá aden­tro”, apun­tó. Fue en­ton­ces cuan­do re­co­no­ció lo im­por­tan­te que fue el apo­yo de su mu­jer, Gui­ller­mi­na Val­dés, y el de sus hi­jos Mi­cae­la, Can­de­la­ria, Fran­cis­co, Jua­na y Lo­ren­zo. Así tam­bién, com­pa­ró es­te ‘em­pe­zar des­de ce­ro’ la­bo­ral con su pa­ter­ni­dad re­no­va­da con Lo­lo, quien na­ció a sus 54 años. En es­te nue­vo tran­si­tar, ade­más, re­co­no­ció el cam­bio so­cial que se vie­ne ges­tan­do: por­que “las mu­je­res es­tán im­pul­san­do un cam­bio que ya es im­pa­ra­ble. Es un gri­to de jus­ti­cia, de igual­dad, que no se pue­de ig­no­rar más”; pa­ra lue­go ha­cer un mea cul­pa so­bre las for­mas y có­di­gos con los que se ma­ne­jó an­te­rior­men­te. Más aún cuan­do se ha­cía el fa­mo­so cor­te de po­lle­ri­ta de las par­ti­ci­pan­tes o los sketch del an­ti­guo Vi­deoMatch. “Hay co­sas que hi­ci­mos acá que no las vol­ve­ría­mos a ha­cer, y con­te­ni­dos pa­ra el pro­gra­ma que hoy no los ha­ría nun­ca. Pe­ro que es­tán ahí, co­mo es­tán los de tan­tos años de te­le y de gran­des fi­gu­ras de la Ar­gen­ti­na. Pe­ro hoy lo po­de­mos re­co­no­cer. Por­que es­cu­cha­mos, por­que apren­de­mos y por­que se­gui­re­mos apren­dien­do”, fi­na­li­zó. El pro­gra­ma du­ró tres ho­ras, pe­ro pa­só vo­lan­do. A la una y me­dia de la ma­dru­ga­da, se die­ron los nom­bres de los ga­na­do­res: la pa­re­ja de Morandi y Se­rrano se con­sa­gró con el 50,86% fren­te al 49,14% de Ba­rón y Caiaz­za. Así y to­do, am­bas pa­re­jas es­ta­ban des­bor­da­das de fe­li­ci­dad y no de­ja­ban de agra­de­cer. Acom­pa­ña­dos por sus fa­mi­lia­res y ami­gos, los cua­tro fes­te­ja­ron con es­pu­ma, pa­pel pi­ca­do y ca­da uno le­van­tó su pre­mio. Ti­ne­lli, una vez más, se des­pi­dió con su tí­pi­co sa­lu­do y con la pro­me­sa de vol­ver a lo gran­de el pró­xi­mo año. ¿La fe­cha? “El 8 de abril”, di­jo. ¿Cum­pli­rá?

Por de­ci­sión del pú­bli­co, la pa­re­ja ju­ve­nil triun­fó en el cer­ta­men que con­du­ce Ti­ne­lli, de­jan­do en el se­gun­do pues­to a la du­pla de Ji­me­na Ba­rón-Mauro Caiaz­za. “Fue un año de mu­chas emo­cio­nes, al­gu­nas di­fí­ci­les detran­si­tar y otras muy lin­das”, con­fe­só Mar­ce­lo

Se­gun­dos afue­ra Ji­me­na Ba­rón y Mauro Caiaz­za hi­cie­ron un gran cer­ta­men. Pe­ro no al­can­zó.

Trae­me la Co­pa Una pos­tal de los tro­feos y me­da­llas pa­ra loscam­peo­nes y sub­cam­peo­nes del Bai­lan­do. Son­ri­sas y chi­ca­nas Mar­ce­lo fe­li­ci­tó a Suar “por los éxi­tos del canal”. El Chue­co to­mó la pos­ta y res­pon­dió con sol­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.