A LA MU­JER SE LA JUZ­GA MU­CHO CUAN­DO TRA­BA­JA CON SU IMA­GEN”

Pronto - - De Boca En Boca - Ma­ri­bel Leo­ne

Tie­ne 24 años y em­pe­zó su ca­rre­ra de mo­de­lo tra­ba­jan­do en la agen­cia de Lean­dro Rud. Pe­ro ade­más es­tá ter­mi­nan­do la Li­cen­cia­tu­ra de Co­mu­ni­ca­ción So­cial en la Uni­ver­si­dad de la Ma­tan­za. “Hay que rom­per con de­ter­mi­na­dos es­te­reo­ti­pos: la mo­de­lo pue­de es­tu­diar y ser

li­cen­cia­da”, afir­ma

Hi­ja de ma­dre pro­fe­so­ra de his­to­ria y de pa­dre téc­ni­co ali­men­ta­rio, Ro­cío Ka­le­nok (24) de­ci­dió ha­cer su pro­pio ca­mino: a di­fe­ren­cia de sus tres her­ma­nos -que op­ta­ron por ca­rre­ras co­mo abo­ga­cía, re­la­cio­nes la­bo­ra­les y psi­co­lo­gía-, ella se de­ci­dió por el pe­rio­dis­mo. Por lo que, ape­nas ter­mi­nó el co­le­gio -se­gún ella, fue “una alum­na muy apli­ca­da”- se anotó en la Li­cen­cia­tu­ra de Co­mu­ni­ca­ción So­cial en la Uni­ver­si­dad de la Ma­tan­za, que que­da cer­ca de la ca­sa de Ra­mos Me­jía en la que vi­ve con su fa­mi­lia.

Ade­más, des­de ha­ce seis años que em­pe­zó a tra­ba­jar co­mo mo­de­lo -en la ex agen­cia de Lean­dro Rud- y ya se ga­nó su pro­pio es­pa­cio en el mun­do de la mo­da. Ac­tual­men­te, la be­lla mo­ro­cha com­bi­na sus dos pro­fe­sio­nes: co­mo mo­de­lo y, ade­más, ge­ne­ra con­te­ni­do di­gi­tal en un por­tal de no­ti­cias lla­ma­do Chu­but Hoy. -¿Siem­pre qui­sis­te ser mo­de­lo? -No. Si bien siem­pre me gus­tó la mo­da, nun­ca ima­gi­né que iba a ser mo­de­lo. Tu­ve la po­si­bi­li­dad de que­dar en di­fe­ren­tes cas­tings y gra­cias a eso em­pe­cé a ha­cer cam­pa­ñas y a es­tar en des­fi­les a mis 18. Y cuan­do ter­mi­né el co­le­gio, de­ci­dí es­tu­diar co­mu­ni­ca­ción. Igual fue di­fí­cil de­fi­nir qué ca­rre­ra se­guir y pen­sar en lo que que­ría pa­ra mi fu­tu­ro.

-¿Por qué?

-Por­que a la mu­jer se la juz­ga mu­cho cuan­do tra­ba­ja con su ima­gen y es muy di­fí­cil ele­gir. Creo que es­ta­mos en tiem­po de re­con­fi­gu­ra­cio­nes y hay que rom­per con de­ter­mi­na­dos es­te­reo­ti­pos: la mo­de­lo pue­de es­tu­diar y ser li­cen­cia­da, no tie­ne me­nos ca­pa­ci­dad in­te­lec­tual. -¿A vos te pa­só es­to de que te juz­ga­ran?

-No, me re­fie­ro a que en ge­ne­ral

pa­sa eso. Pe­ro yo mis­ma me lo cues­tio­né y pre­gun­té: “tra­ba­jan­do con la ima­gen, ¿pue­do ser pro­fe­sio­nal? Si ha­go una cam­pa­ña de ro­pa in­te­rior, ¿có­mo me van a ver el día de ma­ña­na?”.

-Aho­ra eso es­tá cam­bian­do.

-Sí, por suer­te. Y eso abre un mon­tón de puer­tas. Yo no soy una co­sa y soy to­do: mo­de­lo y co­mu­ni­ca­do­ra. Hoy en día me de­di­co a crear con­te­ni­do di­gi­tal en Chu­but Hoy: pro­duz­co, ha­go no­tas y las edi­to. Dis­fru­to mu­cho de mi tra­ba­jo y tam­bién de la ca­rre­ra.

-¿Te fal­ta mu­cho pa­ra re­ci­bir­te? -Me que­da al­re­de­dor de un año. Me va muy bien, ce­rré to­das las ma­te­rias con nue­ve. Me en­can­ta es­tu­diar y soy muy cu­rio­sa, así que se­gu­ro que cuan­do me re­ci­ba em­pie­zo una nue­va li­cen­cia­tu­ra o al­gu­na es­pe­cia­li­za­ción. To­da­vía no lo ten­go de­fi­ni­do.

-Te cam­bio de te­ma, ¿qué te gus­ta ha­cer cuan­do no es­tás tra­ba­jan­do?

-Y… no ten­go mu­cho tiem­po por el tra­ba­jo. Pe­ro me siem­pre me ha­go tiem­po pa­ra jun­tar­me con mis ami­gas. Si bien no soy de ir a bai­lar por­que me abu­rre un po­co, sí me gus­ta sa­lir a to­mar al­go o ar­mar al­gún plan di­ver­ti­do. Tam­bién me gus­ta ir al gim­na­sio a en­tre­nar. -Vos que sos mo­de­lo, ¿sos muy ob­se­si­va con el cui­da­do del cuer­po? -No tan­to, en­treno y me cui­do con la ali­men­ta­ción. En cuan­to a la co­mi­da, des­de ha­ce dos años que soy ve­ge­ta­ria­na y tam­bién in­ten­to no co­mer ali­men­tos pro­ce­sa­dos que le ha­cen mal al cuer­po. No soy ob­se­si­va, lo jus­to y ne­ce­sa­rio. Lo ha­go por una cues­tión de sa­lud.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.