“No hay ex­cu­sas pa­ra no es­tar online”

Re­pre­sen­tan­tes de Mer­ca­do Li­bre, Mi­cro­soft, Al­mun­do y Fa­ce­book acon­se­ja­ron a los em­pre­sa­rios py­mes lan­zar­se al co­mer­cio elec­tró­ni­co. Fue du­ran­te un en­cuen­tro de Vis­ta­ge Co­nec­ta.

Pymes - - NOTA DE TAPA - Por Lau­ra An­daha­zi Kasn­ya

Daniel Ra­bi­no­vich es me­nos fa­mo­so que su des­apa­re­ci­do ho­mó­ni­mo de Les Lut­hiers, pe­ro sa­be lo que es li­diar, día a día, con las de­man­das de ca­si 200.000 em­pre­sas o usua­rios par­ti­cu­la­rers que uti­li­zan el por­tal de Mer­ca­do Li­bre, del cual es su di­rec­tor tec­no­ló­gi­co.

“A los em­pre­sa­rios que di­cen que la tec­no­lo­gía es un in­fierno, siem­pre les pre­gun­to si real­men­te se ocu­pa­ron de en­ten­der­la. Por­que acá no va­le de­cir no en­tien­do, a me­nos que lo di­gas des­pués de ha­ber de­di­ca­do seis ho­ras diarias a mi­rar tu­to­ria­les”, ase­gu­ra.

wRa­bi­no­vich, jun­to a otros tres re­fe­ren­tes de la tec­no­lo­gía y el co­mer­cio elec­tró­ni­co fue­ron los pa­ne­lis­tas de fon­do de un en­cuen­tro or­ga­ni­za­do por Vis­ta­ge Co­nec­ta, di­ri­gi­do a los pe­que­ños y me­dia­nos em­pre­sa­rios que bus­can la in­ser­ción de su ne­go­cio

con las ten­den­cias del si­glo XXI.

El pa­nel es­tu­vo in­te­gra­do, ade­más, por Silvia Te­na­zin­ha, COO La­tam de Al­mun­do, Die­go Be­ker­man, di­rec­tor ge­ne­ral de Mi­cro­soft y Joao Al­dao, CEO de Fa­ce­book. El mo­de­ra­dor del pa­nel fue Aní­bal Car­mo­na, de la Cá­ma­ra de la In­dus­tria ar­gen­ti­na del Soft­wa­re (CES­SI).

ALIA­DA

Co­mo pun­to de par­ti­da, pa­ra su­bir­se a la ola de la trans­for­ma­ción di­gi­tal, Te­na­zin­ha re­co­men­dó de­jar de te­mer­le a la tec­no­lo­gía, en su opi­nión, es una alia­da y no va a re­em­pla­zar pues­tos de tra­ba­jo sino que va a re­con­ver­tir­los en em­pleos más ana­lí­ti­cos.

Te­na­zin­ha plan­teó que, en es­te ti­po de ne­go­cio, es pre­fe­ri­ble pe­dir per­dón por ha­ber­se ani­ma­do, en vez de pe­dir per­mi­so. “Lo peor es blo­quear­se. Den­tro de Al­mun­do, de lo úni­co que es­ta­mos se­gu­ros es que siem­pre va a ha­ber un pro­ble­ma: van a ha­ber pa­ros de pi­lo­tos, Ae­ro­lí­neas va a de­jar de vo­lar a Bar­ce­lo­na y un pa­sa­je­ro va a per­der una co­ne­xión. El desafío es có­mo nos va­mos a pa­rar fren­te a eso”, ase­gu­ró.

Abra­zar el cam­bio tec­no­ló­gi­co sig­ni­fi­ca pa­ra las em­pre­sas, se­gún Be­ker­man, ex­po­ner­se al mun­do, re­du­cir cos­tos y al­can­zar a una ma­yor can­ti­dad de clien­tes. “La tec­no­lo­gía no es otra co­sa que un ha­bi­li­ta­dor; de por sí no sir­ve pa­ra na­da; sal­vo que la co­nec­tes con la va­ria­ble de ne­go­cio. El gran di­fe­ren­cial de es­te mo­men­to son los da­tos. Ca­da uno de us­te­des –re­fi­rién­do­se al au­di­to­rio con­for­ma­do por em­pre­sa­rios– es pro­pie­ta­rio de una can­ti­dad in­men­sa de da­tos; el te­ma es en­ten­der­los y con­ver­tir­los en in­for­ma­ción”, di­jo.

Pa­ra Joao Al­dao, de Fa­ce­book, hay tres gran­des pa­sos, des­de el pun­to de vis­ta co­mu­ni­ca­cio­nal, que el em­pre­sa­rio py­me de­be te­ner en cuen­ta pa­ra su­bir­se a la trans­for­ma­ción di­gi­tal: te­ner pre­sen­cia, ha­cer­se co­no­cer y ca­pa­ci­tar­se.

“En la Ar­gen­ti­na, el 50% de las pe­que­ñas em­pre­sas to­da­vía no tie­nen pre­sen­cia en lí­nea, cuan­do sa­be­mos que In­ter­net no es al­go pa­ra el fu­tu­ro, sino que In­ter­net es hoy. Des­pués hay que dar­se a co­no­cer y, cla­ra­men­te, las re­des so­cia­les son una ex­ce­len­te he­rra­mien­ta te­nien­do en cuen­ta que el 87% de las per­so­nas que es­tán en Fe­ce­book e Instagram es­tán co­nec­ta­das con por lo me­nos una em­pre­sa. En ter­cer lu­gar, hay que ca­pa­ci­tar­se de ma­ne­ra con­ti­nua, por­que el mun­do di­gi­tal cam­bia

“Es un fe­nó­meno ra­ro: vas a una py­me y ves que apren­die­ron de elec­tró­ni­ca, de ban­cos e im­pues­tos, pe­ro en tec­no­lo­gía te res­pon­den ‘no es lo mío’.”

con­ti­nua­men­te y de­ma­sia­do rá­pi­do”, acon­se­ja.

PI­LA­RES

“Yo creo que hay cua­tro pi­la­res fun­da­men­ta­les pa­ra su­bir­se a la trans­for­ma­ción di­gi­tal y sin esos cua­tros pi­la­res no es­ta­mos cap­tan­do la opor­tu­ni­dad que exis­te hoy pa­ra trans­for­mar­se y ha­cer cre­cer el ne­go­cio”, ar­gu­men­ta Be­ker­man.

Esos cua­tro pi­la­res son, pa­ra el eje­cu­ti­vo de Mi­cro­soft:

Pri­me­ro, ver có­mo va a ser­vir di­gi­tal­men­te a los clien­tes, con un me­jor si­tio web, una app más efi­cien­te, o ha­cien­do es­cu­chas por me­dio de re­des so­cia­les.

Se­gun­do: que den­tro de la em­pre­sa los equi­pos de tra­ba­jo tam­bién tra­ba­jen de ma­ne­ra di­gi­tal. Se­ría in­con­gruen­te que, des­pués, los pro­ce­sos in­ter­nos sean analó­gi­cos.

Ter­ce­ro, ver có­mo trans­for­mar el pro­ce­so del ne­go­cio; es de­cir, có­mo ha­cer­lo más eco­nó­mi­co y más es­ca­la­ble a tra­vés de la tec­no­lo­gía.

úl­ti­mo, lo­gra­dos los tres pi­la­res an­te­rio­res, es po­si­ble re­de­fi­nir el pro­duc­to o ser­vi­cio en for­ma di­gi­tal.

TSU­NA­MI

Po­der arries­gar­se sin pe­na­li­zar el fra­ca­so y pro­mo­ver la di­ver­si­dad de los pun­tos de vis­ta que pue­den te­ner un hom­bre de una mu­jer, o de las di­fe­ren­tes ge­ne­ra­cio­nes son va­lo­res cul­tu­ra­les cla­ves que co­la­bo­ran, se­gún el eje­cu­ti­vo de Fa­ce­book, pa­ra que la tec­no­lo­gía no se trans­for­me en un tsu­na­mi que arra­se con las py­mes.

Se­gún da­tos de la CES­SI, la in­dus­tria de la tec­no­lo­gía y el co­no­ci­mien­to re­pre­sen­ta un 22% del PBI de la Ar­gen­ti­na, aún le­jos del 38% de Es­ta­dos Uni­dos. Pe­ro, se­gún Al­dao, son ca­da vez más las em­pre­sas que se su­man a la trans­for­ma­ción: “La Ar­gen­ti­na es uno de los cin­co paí­ses que tie­nen la ma­yor ta­sa de cre­ci­mien­to de em­pre­sas que se su­man a Instagram y Fa­ce­book”. En Mer­ca­do Li­bre, agre­ga Ra­bi­no­vich, hay más de 180.000 em­pre­sas que ven­den a tra­vés de la pla­ta­for­ma, ade­más de los 7 mi­llo­nes de ven­de­do­res par­ti­cu­la­res.

“En es­te ne­go­cio es pre­fe­ri­ble pe­dir per­dón por ha­ber­se ani­ma­do, que pe­dir per­mi­so, ya que siem­pre va a ha­ber un pro­ble­ma.”

RA­BI­NO­VICH CTO de Mer­ca­do Li­bre. “En tec­no­lo­gía no va­le de­cir no en­tien­do, a me­nos que lo di­gas lue­go de seis ho­ras diarias de tu­to­ria­les.” TENAZIHNA La COO de Al­mun­do plan­tea que “siem­pre ha­brá pro­ble­mas, es lo úni­co se­gu­ro. El desafío es có­mo nos...

PA­NEL Aní­bal Car­mo­na, del Ces­si (al cen­tro) coor­di­nó el en­cuen­tro de Vis­ta­ge con re­pre­sen­tan­tes de los gran­des por­ta­les.

AL­DAO CEO de Fa­ce­book pa­ra el Cono Sur: “Hay que ca­pa­ci­tar­se de ma­ne­ra con­ti­nua, ya que el mun­do di­gi­tal cam­bia de­ma­sia­do rá­pi­do”.

BE­KER­MAN Di­rec­tor ge­ne­ral de Mi­cro­soft Ar­gen­ti­na. “La tec­no­lo­gía no es más que un ha­bi­li­ta­dor; por sí mis­ma no sir­ve”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.