9. CHI­KIS­PA: CUMPLES SIN SA­LÓN, PE­RO CON SPA

Pymes - - NOTA DE TAPA -

Chi­kiS­pa es un ser­vi­cio de ani­ma­ción de cum­plea­ños pa­ra ni­ñas que quie­ren ju­gar al spa y sa­lón de belleza. Su crea­do­ra, Ale­jan­dra Rey Gay, cuen­ta que no tu­vo que sa­lir a ofre­cer fran­qui­cias, sino que co­men­zó a re­ci­bir pe­di­dos de ma­ne­ra es­pon­tá­nea. “Las re­des so­cia­les fun­cio­nan y el bo­ca en bo­ca tam­bién. To­do fue muy rá­pi­do, yo pro­mo­cio­na­ba el ser­vi­cio y, en pa­ra­le­lo, lle­ga­ban con­sul­tas por fran­qui­cias”, di­ce. En 2016, a tres años de la fun­da- ción, co­men­zó con las fran­qui­cias, que hoy fun­cio­nan en Cha­co, San Juan, La Pla­ta y Gran Bue­nos Ai­res. “So­mos una mar­ca fir­me y en cre­ci­mien­to, pe­ro so­mos fle­xi­bles con el al­can­ce que quie­ran dar­le las fran­qui­cia­das. Hay quie­nes tie­nen otro tra­ba­jo y só­lo ha­cen even­tos los fi­nes de se­ma­na. Otras se de­di­can full ti­me y ar­ma­ron va­rios equi­pos pa­ra ha­cer even­tos más se­gui­dos o si­mul­tá­neos”, ex­pli­ca.

La in­ver­sión ini­cial es de $ 80.000 e in­clu­ye el ca­non de in­gre­so y el kit de ma­te­ria­les pa­ra los even­tos. El má­xi­mo de fes­te­jos men­sua­les que Rey Gay al­can­zó a or­ga­ni­zar, y fac­tu­rar, fue­ron 50. Pa­ra dar­le más em­pu­je a las fran­qui­cias, des­de es­te año y só­lo pa­ra los nue­vos con­tra­tos, co­bra un fee de pu­bli­ci­dad equi­va­len­te al 50% del va­lor de un even­to bá­si­co ($ 1.350) “Ese di­ne­ro se va a des­ti­nar ex­clu­si­va­men­te a re­des so­cia­les pa­ra ca­da fran­qui­cia. Pa­ra que es­te ne­go­cio fun­cio­ne, sí o sí hay que ha­cer pu­bli­ci­dad, y pa­ra que no ha­ya mar­gen de error, de­ci­dí cen­tra­li­zar la pu­bli­ci­dad des­de acá.”, ex­pli­ca Rey Gay.

El con­tex­to ac­tual, re­co­no­ce, no es el ideal. “Se man­tu­vo. Aho­ra ya no te con­tra­tan con an­te­la­ción, te lla­man de una se­ma­na pa­ra la otra. Me da la sen­sa­ción de que es por la in­cer­ti­dum­bre, na­die sa­be qué va a pa­sar de acá a un tiem­po y to­man de­ci­sio­nes a úl­ti­mo mo­men­to”, eva­lúa.

Ma­ría Julia In­ver­noz (30) tra­ba­ja­ba en una agencia de mo­tos al­re­de­dor de 10 ho­ras dia­rias y los sá­ba­dos has­ta el me­dio­día. Te­ra­pia de por me­dio, en­ten­dió que no que­ría tra­ba­jar más en re­la­ción de de­pen­den­cia y a me­dia­dos del año pa­sa­do in­vir­tió $ 80.000, de aho­rros que te­nía con su no­vio, en Chi­kiS­pa.

Al prin­ci­pio, In­ver­noz man­tu­vo su tra­ba­jo en re­la­ción de de­pen­den­cia y los fi­nes de se­ma­na tra­ba­ja­ba en la fran­qui­cia. “Yo bus­ca­ba al­go pa­ra te­ner más tiem­po y ter­mi­né tra­ba­jan­do más. Es­ta­ba mo­li­da, pe­ro tam­po­co qui­se arries­gar to­do de una”, re­co­no­ce. Pe­ro tras unas cuan­tas cam­pa­ñas de pu­bli­ci­dad en Fa­ce­book, ase­gu­ra, los fi­nes de se­ma­na ya no le al­can­za­ban. Fi­nal­men­te, re­nun­ció a la agencia: “Ha­bía co­men­za­do a tra­ba­jar du­ran­te la se­ma­na, de mo­do que le di­je a mi je­fe en no­viem­bre que me iba en fe­bre­ro, pe­ro que te­nía que de­jar­me sa­lir a cu­brir los even­tos”.

De seis fies­tas men­sua­les lle­gó a mar­zo, ya de­di­ca­da ex­clu­si­va­men­te a Chi­kis­Pa, con 20 fies­tas pro­gra­ma­das. Su her­ma­na y dos ami­gas la ayudan en ca­da even­to; así se aho­rra tam­bién los cos­tos de con­tra­tar ani­ma­do­ras. “Chic­kiS­pa es un buen pro­duc­to y fun­cio­na. Ade­más de ca­li­dad de vi­da, me­jo­ré tam­bién mi suel­do. La cla­ve es la pu­bli­ci­dad, hay que in­ver­tir sin mie­do des­de el mi­nu­to ce­ro. Yo arran­qué te­me­ro­sa, con $ 1.000 y aho­ra es­toy in­vir­tien­do $ 5.000 por mes. Con es­to, yo es­toy muy con­for­me.”

DE­MAN­DA­DA

Mien­tras pro­mo­cio­na­ba por Fa­ce­book su crea­ción Chis­kiS­pa, Ale­jan­dra Rey Gay co­men­zó a te­ner pe­di­dos de fran­qui­cias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.