El eco­sis­te­ma em­pren­de­dor de Men­do­za.

En po­cos años se ar­mó un eco­sis­te­ma en­tre los or­ga­nis­mos públicos y los em­pren­de­do­res par­ti­cu­la­res, a los que se su­ma­ron fon­dos de ries­go. Ya hay en desa­rro­llo un cen­te­nar de star­tups. Por Her­nán Mu­rúa

Pymes - - PYMES -

Cien star­tups en bus­ca de lí­neas de fi­nan­cia­mien­to dis­po­ni­bles del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía, In­fra­es­truc­tu­ra y Ener­gía pro­vin­cial. Trein­ta y tres in­cu­ba­do­ras re­gis­tra­das y ac­ti­vas con vis­tas a su for­ta­le­ci­mien­to ins­ti­tu­cio­nal. Cua­tro mil per­so­nas con sed de ca­pa­ci­ta­ción en ma­te­ria de em­pren­di­mien­to. Más de cua­ren­ta or­ga­ni­za­cio­nes de to­dos los ám­bi­tos, re­la­cio­na­das me­dian­te el Con­se­jo Con­sul­ti­vo Em­pren­de­dor del dis­tri­to.

Los da­tos re­gis­tra­dos el año pa­sa­do en la pro­vin­cia de Men­do­za mues­tran una evo­lu­ción tal vez im­pen­sa­da va­rias tem­po­ra­das atrás. Así lo in­di­ca la ex­pe­rien­cia de va­rios em­pren­de­do­res, re­le­va­da por Py­mes. Un pio­ne­ro co­mo Da­niel Ca­se­lles, ac­tual Pro­duct Ma­na­ger de Iden­tity & Ac­cess Ma­na­ge­ment de Fa­ce­book, quien co­fun­dó la pro­vee­do­ra de pro­duc­tos y ser­vi­cios tec­no­ló­gi­cos Sí­li­ce en el ál­gi­do úl­ti­mo cua­tri­mes­tre del 2001, lo con­fir­ma.

“En 2001, la dis­cu­sión pa­sa­ba por

si el Pe­trom era más acep­ta­do que el Le­cop, y no por apo­yar a los em­pren­de­do­res. To­dos ha­cía­mos lo que se po­día pa­ra so­bre­vi­vir. Hoy, no só­lo exis­te un eco­sis­te­ma em­pren­de­dor pu­jan­te, sino mu­chas ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas, pri­va­das, mix­tas y uni­ver­si­ta­rias que fo­men­tan el camino.

Ser em­pren­de­dor es una al­ter­na­ti­va vi­si­ble y via­ble en Men­do­za, ya que la pro­vin­cia cuen­ta con el ta­ma­ño, la in­fra­es­truc­tu­ra y las per­so­nas ne­ce­sa­rias pa­ra una gran va­rie­dad de ac­ti­vi­da­des”, afir­ma.

Lo pro­pio con­fir­ma Ji­me­na Aya­la, tam­bién co­fun­da­do­ra y ac­tual presidente de Sí­li­ce, cu­ya se­de se ubi­ca en el Par­que Tec­no­ló­gi­co Men­do­za TIC, de Go­doy Cruz, don­de con­vi­ve con una vein­te­na de em­pre­sas del ru­bro, jun­to con las uni­ver­si­da­des Na­cio­nal de Cu­yo y Tec­no­ló­gi­ca Na­cio­nal, y una

“La pro­vin­cia tie­ne ac­ce­so a re­des de con­tac­tos, ali­nea­ción del eco­sis­te­ma, bue­na co­nec­ti­vi­dad, ae­ro­puer­to internacional y cer­ca­nía con Chi­le.”

re­pre­sen­ta­ción de la ad­mi­nis­tra­ción pro­vin­cial. “Es un pun­to de en­cuen­tro fí­si­co, que po­ten­cia em­pren­di­mien­tos, pro­duc­tos y em­pre­sas, y ar­ti­cu­la la in­ves­ti­ga­ción y re­cur­sos de las uni­ver­si­da­des”, ase­gu­ra.

“El re­cur­so hu­mano es muy ca­li­fi­ca­do y, si bien la in­fra­es­truc­tu­ra y co­nec­ti­vi­dad son me­jo­ra­bles, re­sul­tan acep­ta­bles pa­ra cier­ta ar­ti­cu­la­ción internacional. Si el em­pren­di­mien­to per­si­gue el tri­ple im­pac­to del desa­rro­llo so­cial, am­bien­tal y eco­nó­mi­co, por otra par­te, las po­si­bi­li­da­des de ayu­da cre­cen sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te”, ob­ser­va. Con clien­tes pe­que­ños y me­dia­nos, en es­te con­tex­to, la es­tra­te­gia de Sí­li­ce es cre­cer en el área de ser­vi­cios y desa­rro­llar nue­vos pro­duc­tos tec­no­ló­gi­cos.

Más acá en el tiem­po, in­clu­so, la reali­dad era otra, se­gún Ger­mán Gi­mé­nez, que ideó en 2015 Ol­pays, una so­lu­ción de co­bros y pa­gos lo­ca­les e in­ter­na­cio­na­les. En 2009, cuan­do fun­dé mi pri­me­ra com­pa­ñía, no te­nía de­ma­sia­das re­des y ha­bía muy po­cas in­cu­ba­do­ras, que por otra par­te no com­pren­dían nuestros pro­yec­tos”, re­cuer­da.“Si bien Men­do­za cre­ció, el

mercado del mun­do di­gi­tal y star­tup es muy re­cien­te”. Su ini­cia­ti­va re­cién co­men­zó a con­so­li­dar­se cuan­do fue se­lec­cio­na­da por el pro­gra­ma Fin­tech de la ace­le­ra­do­ra NXTP Labs, con se­de en Bue­nos Ai­res. “Em­pe­za­mos con 50.000 dó­la­res. Lue­go, re­ci­bi­mos una in­ver­sión de Ima­gi­ne Labs Chi­le por otros 15.000. Y el año pa­sa­do, ce­rra­mos una se­rie de ca­pi­tal se­mi­lla con dos in­ver­so­res án­ge­les, Ser­gio As­tie y Ga­briel Ro­yo, por un to­tal de 375.000 dó­la­res. En la ac­tua­li­dad, es­ta­mos bus­can­do una se­rie preA, pa­ra ter­mi­nar la eta­pa de desa­rro­llo y co­men­zar la de ex­pan­sión”, enu­me­ra.

Por un la­do, la star­tup les ofre­ce a las em­pre­sas de ba­se tec­no­ló­gi­ca con ope­ra­cio­nes en di­fe­ren­tes paí­ses del mun­do el ac­ce­so a pa­gos en más de 125 mo­ne­das. Por otro, brin­da ser­vi­cios de bi­lle­te­ras di­gi­ta­les mul­ti­mo­ne­da, POS vir­tual, email POS, ex­chan­ge y pa­gos a ter­ce­ros, tan­to pa­ra clien­tes minoristas lo­ca­les co­mo in­ter­na­cio­na­les. “Co­men­za­mos des­de la Argentina. Pe­ro el se­gun­do mercado se­rá Chi­le, y le se­gui­rán Co­lom­bia, Mé­xi­co y Brasil pa­ra fi­nes de 2018”, pla­nea el em­pren­de­dor.

EL APOR­TE PÚ­BLI­CO

Men­do­za Em­pren­de se lla­ma el pro­gra­ma del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía, In­fra­es­truc­tu­ra y Ener­gía de la pro­vin­cia, que reúne a ac­to­res de or­ga­nis­mos públicos, pri­va­dos y de la so­cie­dad ci­vil, con el ob­je­to de po­ten­ciar el cre­ci­mien­to em­pren­de­dor y em­pre­sa­rial, co­mo for­ma de crea­ción de va­lor pa­ra la so­cie­dad. En con­cre­to, brin­da for­ma­ción, es­pa­cios de net­wor­king y he­rra­mien­tas de fi­nan­cia­mien­to, ade­más de ar­ti­cu­lar a las 33 in­cu­ba­do­ras pú­bli­cas, pri­va­das y aca­dé­mi­cas dis­tri­bui­das a lo lar­go de la pro­vin­cia.

“Con­ta­mos con tres he­rra­mien­tas de fi­nan­cia­mien­to. La pri­me­ra es el con­cur­so PIC Em­pren­de­do­res, que aún es­tá en pro­ce­so. Otor­ga has­ta 500.000 pe­sos de apor­tes no re­em­bol­sa­bles por proyecto, pa­ra pro­mo­ver y apo­yar a aque­llos con po­ten­cial de cre­ci­mien­to, jun­to con ini­cia­ti­vas de in­ter­na­cio­na­li­za­ción de em­pren­di­mien­tos jó­ve­nes”, de­ta­lla Lu­cía

Ma­teo, coor­di­na­do­ra de Men­do­za Em­pren­de.

El se­gun­do ins­tru­men­to de fi­nan­cia­mien­to es la lí­nea 50.000, cu­ya finalidad es fa­ci­li­tar el ac­ce­so al cré­di­to de los mi­cro­em­pren­di­mien­tos, y estimular su re­con­ver­sión pro­duc­ti­va me­dian­te la in­cor­po­ra­ción de tec­no­lo­gía, ade­más de co­la­bo­rar en el desa­rro­llo de pro­yec­tos de ba­se tec­no­ló­gi­ca. El ter­ce­ro, fi­nal­men­te, es la lí­nea Na­ción Em­pren­de 601, de has­ta $ 1,25 mi­llo­nes, des­ti­na­da al fi­nan­cia­mien­to de em­pren­de­do­res. “Ade­más, exis­ten lí­neas es­pe­cí­fi­cas pa­ra sec­to­res pun­tua­les, co­mo los de cien­cia, tec­no­lo­gía y agro”, com­ple­ta la fun­cio­na­ria.

Una de las star­tups que re­ci­bió apo­yo del pro­gra­ma men­cio­na­do es Gu­rú An­dino, ade­más de ha­ber pa­sa­do por la In­cu­ba­do­ra de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Go­doy Cruz, y de ob­te­ner un fon­do se­mi­lla, lue­go de ga­nar un con­cur­so del Mi­nis­te­rio de Pro­duc­ción de la Na­ción.

Se tra­ta de una app co­la­bo­ra­ti­va, con in­for­ma­ción ac­tua­li­za­da en

“Desa­rro­lla­mos pro­duc­tos co­mo ter­mo­tan­ques, es­tu­fas, kits de pa­ne­les cli­ma­ti­za­do­res y lu­mi­na­rias con ener­gía so­lar, adap­ta­dos a nues­tro cli­ma.”

tiem­po real del Pa­so Cris­to Re­den­tor, pa­ra via­je­ros que van y vie­nen de Chi­le, crea­da en 2016 por Fer­nan­do Cuer­vo y Joa­quín González. Cuen­ta con un mo­de­lo de ven­ta de es­pa­cios pu­bli­ci­ta­rios y co­bro de co­mi­sio­nes por el al­qui­ler de alo­ja­mien­to.

“Por un la­do, brin­da­mos a las em­pre­sas la po­si­bi­li­dad de pu­bli­car en nues­tra apli­ca­ción, y te­ner una lle­ga­da di­rec­ta a sus con­su­mi­do­res. Tam­bién es­ta­mos tra­ba­jan­do pa­ra ofre­cer al­qui­ler y ven­ta de pro­duc­tos que se ne­ce­si­tan pa­ra el cru­ce, ade­más de un si­tio web don­de los in­tere­sa­dos pue­dan re­ser­var de­par­ta­men­tos, ca­sas y ho­te­les. Co­mo el mo­de­lo es re­pli­ca­ble, pron­to va­mos a lan­zar la apli­ca­ción pa­ra los pa­sos del sur de Men­do­za y los de San Juan”, anun­cia Cuer­vo.

Otro ejem­plo es el de Re­ci­clarg, crea­da en 2010 por An­drea y Farid Na­llim, pa­ra de­di­car­se al re­ci­cla­je y la re­uti­li­za­ción de re­si­duos elec­tró­ni­cos, lo que lle­va a ca­bo con la co­rres­pon­dien­te cer­ti­fi­ca­ción de em­pre­sa B. Re­cu­rrie­ron al fi­nan­cia­mien­to me­dian­te un pro­gra­ma de ca­pi­tal se­mi­lla pa­ra la com­pra de ma­qui­na­rias.

“Nues­tro mo­de­lo se ba­sa en la eco­no­mía cir­cu­lar. Brin­da­mos ser­vi­cios de re­ci­cla­je de ma­te­ria­les pa­ra con­ver­tir­los en ma­te­ria pri­ma de otras in­dus­trias, de re­uti­li­za­ción pa­ra con­ti­nuar con el ci­clo de vi­da de los pro­duc­tos y achi­car la bre­cha di­gi­tal, y de di­se­ño sus­ten­ta­ble de pro­duc­tos fa­bri­ca­dos con re­si­duos. Ade­más, ofre­ce­mos ta­lle­res de sus­ten­ta­bi­li­dad. De a po­co, va­mos desa­rro­llan­do el mercado en­tre em­pre­sas, or­ga­ni­za­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les y con­su­mi­do­res fi­na­les”, sos­tie­ne An­drea Na­llim.

Na­llim men­cio­na que pla­nea rea­li­zar una se­gun­da ex­por­ta­ción de pla­que­tas a Eu­ro­pa, cu­yas plan­tas de tra­ta­mien­to rea­li­zan pro­ce­di­mien­tos no dis­po­ni­bles aún en nues­tro con­ti­nen­te. Y eva­lúa que Men­do­za tie­ne sus pros y con­tras. “Al no es­tar en Bue­nos Ai­res, se com­pli­ca el ac­ce­so a la red ins­ti­tu­cio­nal pa­ra con­se­guir fi­nan­cia­mien­to. Pe­ro en ma­te­ria de lo­gís­ti­ca, si bien es­ta­mos ale­ja­dos de al­gu­nos des­ti­nos, eso nos per­mi­te

“Los re­cur­sos hu­ma­nos aquí son muy ca­li­fi­ca­dos. La in­fra­es­truc­tu­ra y co­nec­ti­vi­dad son acep­ta­bles pa­ra cier­ta ar­ti­cu­la­ción internacional.”

desa­rro­llar los mer­ca­dos del cen­trooes­te y de al­gu­nas pro­vin­cias del sur del país”, po­ne en la ba­lan­za.

LOS FON­DOS PRI­VA­DOS

Si bien la con­tri­bu­ción de los fon­dos de in­ver­sión de ries­go con­ti­núa re­sul­tan­do exi­gua pa­ra ge­ne­rar un ver­da­de­ro im­pac­to en nues­tro país, que Men­do­za cuen­te con una fla­man­te ace­le­ra­do­ra de em­pren­di­mien­tos tec­no­ló­gi­cos, de­no­mi­na­da Embarca, no de­ja de ser una bue­na no­ti­cia. Ya in­vir­tió US$ 50.000 en la star­tup Kin­dApp, y pro­me­te mul­ti­pli­car ese des­em­bol­so has­ta US$ 500.000 pa­ra apa­lan­car al me­nos ocho pro­yec­tos de tec­no­lo­gías pa­ra fi­nan­zas y se­gu­ros, vi­ti­vi­ni­cul­tu­ra, ener­gía, tu­ris­mo, la co­mu­ni­dad e in­clu­so la Block­chain, du­ran­te es­te año.

“La opor­tu­ni­dad sur­gió cuan­do el go­bierno na­cio­nal lan­zó la ini­cia­ti­va de ace­le­ra­do­ras”, ase­gu­ra Gon­za­lo In­no­cen­ti, co­fun­da­dor de la ace­le­ra­do­ra jun­to con Va­len­ti­na Te­rra­no­va y Be­lén Fer­nán­dez. “Con­ver­gió con el desa­rro­llo del eco­sis­te­ma men­do­cino en el que ya ve­nía­mos tra­ba­jan­do: pri­me­ro con el Cam­pus Ole­ga­rio, de co­wor­king de star­tups, in­cu­ba­do­ras y fon­dos; lue­go con el crowd­fun­ding pa­ra in­ver­tir en una star­tup, y más tar­de con el pro­gra­ma de preace­le­ra­ción Men­do­za De­mo Day.”

Crea­da en enero pa­sa­do, la pro­pues­ta ya re­ci­bió el apo­yo de En­dea­vor, Goo­gle Launch­pad, el

Club de In­ver­so­res Án­ge­les del IAE Business School, Techs­tars y Kas­zek Ven­tu­re. Aho­ra, es­pe­ra ce­rrar su pri­mer fon­do, ar­ti­cu­lar con las cua­tro

uni­ver­si­da­des tec­no­ló­gi­cas con se­de en la pro­vin­cia y lan­zar un pro­gra­ma de preace­le­ra­ción pa­ra 20 pro­yec­tos, pa­ra ter­mi­nar ace­le­ran­do unas ocho star­tups.

“Em­pren­der en Men­do­za es una aven­tu­ra que se dis­fru­ta, por el fá­cil ac­ce­so a re­des de con­tac­tos y so­cia­les, el fuer­te im­pul­so y la ali­nea­ción del eco­sis­te­ma, la bue­na co­nec­ti­vi­dad, la pla­za tu­rís­ti­ca de atrac­ti­vo internacional, el ae­ro­puer­to internacional y la cer­ca­nía con San­tia­go de Chi­le. Las con­tras pa­san por el desafío del cam­bio cul­tu­ral y la ali­nea­ción de ins­ti­tu­cio­nes”, con­si­de­ra.

Kin­dApp, la pri­me­ra ex­pe­rien­cia apo­ya­da por la ace­le­ra­do­ra, es mul­ti­pla­ta­for­ma de fun­drai­sing, re­cau­da­ción y ges­tión de do­nan­tes, lan­za­da por Lean­dro Vitale Tasso el año pa­sa­do. Su me­ta es al­can­zar un flu­jo

“Nues­tra me­to­do­lo­gía per­mi­te un sis­te­ma educativo más eco­nó­mi­co, adap­ta­ble a la in­fra­es­truc­tu­ra exis­ten­te y que ase­gu­re las con­di­cio­nes óptimas pa­ra la in­ter­ac­ción.”

de donaciones, de las que ob­tie­ne una co­mi­sión mí­ni­ma, se­gún in­di­ca el em­pren­de­dor.

“Me­dian­te nues­tra app en An­droid o nues­tra web, les ofre­ce­mos a las ins­ti­tu­cio­nes sin fi­nes de lu­cro e igle­sias que te­ne­mos co­mo clien­tes una he­rra­mien­ta pa­ra rea­li­zar cam­pa­ñas de fun­drai­sing, pro­ce­sar pa­gos, ges­tio­nar y au­to­ma­ti­zar so­cios, y re­ci­bir donaciones úni­cas. Los do­nan­tes, en tan­to, tie­nen el con­trol so­bre sus apor­tes re­cu­rren­tes, y pue­den mo­di­fi­car im­por­tes o dar­se de ba­ja des­de su ce­lu­lar, lo que les aho­rra mu­cho tra­ba­jo a las ins­ti­tu­cio­nes y al­gu­nos dis­gus­tos a las per­so­nas”, sub­ra­ya.

Con pla­nes de des­em­bar­car en Chi­le, Vitale sos­tie­ne que el eco­sis­te­ma em­pren­de­dor pro­vin­cial es­tá to­man­do fuer­za gra­cias al apo­yo pri­va­do. “An­tes, bus­car fi­nan­cia­mien­to del Es­ta­do era al­go muy bu­ro­crá­ti­co, con lo que las star­tups per­dían el di­na­mis­mo que ne­ce­si­tan. El Men­do­za De­mo Day del año pa­sa­do, que tu­vi­mos el agra­do de ga­nar pa­ra ob­te­ner un mi­llón de pe­sos, ayu­dó a te­ner la pri­me­ra ace­le­ra­do­ra en la pro­vin­cia, que aho­ra es­tá atra­yen­do las mi­ra­das de nue­vos in­ver­sio­nis­tas pri­va­dos”, com­ple­ta.

En su se­de del Cam­pus Ole­ga­rio de la ca­pi­tal men­do­ci­na coin­ci­de con

Joa­quín González, crea­dor, en 2015, de la app de fit­ness Mp­train, que dis­po­ne de un en­tre­na­dor vir­tual de voz y de acom­pa­ña­mien­to mu­si­cal adap­ta­do a la ve­lo­ci­dad de ejer­ci­cios de bi­ci­cle­ta fi­ja, elíp­ti­ca y cin­ta pa­ra co­rrer. Gon­zá­les ase­gu­ra que ya cuen­ta con 26.000 usua­rios de paí­ses de ha­bla his­pa­na, que abo­nan una sus­crip­ción men­sual de US$ 4, o anual, de US$ 36.

“Son per­so­nas que quie­ren rea­li­zar ejer­ci­cio, ya sea pa­ra ba­jar de pe­so o me­jo­rar su es­ta­do fí­si­co. Nos eli­gen por la mo­ti­va­ción que les ofre­ce el acom­pa­ña­mien­to mu­si­cal pa­ra en­tre­nar”, ase­gu­ra. La apli­ca­ción fue desa­rro­lla­da con fi­nan­cia­mien­to de la Cor­po­ra­ción de Fo­men­to de la Pro­duc­ción (Cor­fo) de Chi­le, la fir­ma LG y el Mi­nis­te­rio de Pro­duc­ción de la Na­ción. Los apor­tes fue­ron de US$ 58.000 y $ 400.000.

“El pró­xi­mo pa­so es desa­rro­llar la apli­ca­cón en in­glés y lan­zar­la en Es­ta­dos Uni­dos. Tam­bién que­re­mos le­van­tar in­ver­sión pa­ra dis­po­ner del con­te­ni­do en otros idio­mas”, con­clu­ye el em­pren­de­dor, quien con­si­de­ra que lo me­jor de em­pren­der en la pro­vin­cia es el ac­ce­so rá­pi­do a los con­tac­tos más in­flu­yen­tes.

Lo pro­pio en­tien­de Pa­blo Bi­ce­go, co­fun­da­dor de la star­tup Ye­cas

(jun­to con Juan Se­bas­tián Ar­bo­na, Agus­tín Ruiz y Die­go Cé­sar) di­ce que en Men­do­za se cuen­ta con re­cur­sos hu­ma­nos pa­ra desa­rro­llar tec­no­lo­gía, jun­to con las lí­neas de fi­nan­cia­mien­to y los pro­gra­mas de apo­yo. “No­so­tros lo­gra­mos crear nues­tra so­cie­dad en 24 ho­ras. Ve­mos que es­ta­mos en el ini­cio de una eta­pa muy alen­ta­do­ra”, pro­nos­ti­ca.

Bi­ce­go agre­ga, so­bre Ye­cas: “Nos pro­pu­si­mos sim­pli­fi­car y pro­mo­ver la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na a par­tir de las de­man­das so­bre el es­pa­cio pú­bli­co, con una he­rra­mien­ta so­cial que le per­mi­te a cual­quier ciu­da­dano, sin im­por­tar si vi­ve o no en la ciu­dad en la que es­tá, pu­bli­car su ‘ye­ca’, un diá­lo­go a par­tir de los re­cla­mos y pro­pues­tas, y una opor­tu­ni­dad de di­fun­dir las so­lu­cio­nes o res­pues­tas. En sín­te­sis, Ye­cas es una red so­cial que se pro­po­ne lo­grar ciu­da­des más agra­da­bles pa­ra vi­vir. El pri­mer mu­ni­ci­pio que se su­mó fue el de Mai­pú, que tie­ne ca­si 200.000 ha­bi­tan­tes. Al­gu­nos tie­nen la cuen­ta ac­ti­va­da y res­pon­den des­de la pla­ta­for­ma, y a otros les llega la no­ti­fi­ca­ción vía re­des. Lo im­por­tan­te es que, de una u otra ma­ne­ra, atien­den esas de­man­das. De he­cho, Mai­pú lle­va so­lu­cio­na­do el 80% de los re­cla­mos”, ase­gu­ra.

AN­DREA NALIM

JOA­QUÍN GONZÁLEZ

EMBARCA

BITCOIN DAY

LEAN­DRO VITALE TASSO

ENER­GE

SÍ­LI­CE

IG­NA­CIO GÓ­MEZ POR­TI­LLO

PA­BLO BI­CE­GO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.