La PC y el ce­lu­lar se po­ten­cian jun­tos

Hay gran va­rie­dad de apli­ca­cio­nes pa­ra com­par­tir la pan­ta­lla y el te­cla­do de la compu­tado­ra con las apli­ca­cio­nes del mó­vil, muy útil pa­ra in­ter­cam­biar ar­chi­vos o ha­cer trans­mi­sio­nes en vi­vo.

Pymes - - TECNOLOGÍA - por Jo­sé Ma­ría La­mor­te

La apa­ri­ción de la fun­ción Ch­ro­me­cast de Goo­gle fue uno de los cam­bios más prác­ti­cos y, al mis­mo tiem­po, más sig­ni­fi­ca­ti­vos pa­ra la in­dus­tria de los con­te­ni­dos por­que por fin lo­gró ha­cer reali­dad el sue­ño de la “mul­ti­pan­ta­lla” al que as­pi­ra­ba des­de ha­cía años.

La po­si­bi­li­dad de com­par­tir la pan­ta­lla de ma­ne­ra inalám­bri­ca fa­ci­li­tó mu­chí­si­mo el con­su­mo de con­te­ni­dos tan­to pa­ra pro­fe­sio­na­les co­mo pa­ra em­pre­sas, que aho­ra pue­den sin­cro­ni­zar di­rec­ta­men­te des­de un

dis­po­si­ti­vo mó­vil to­do ti­po de con­te­ni­dos, in­de­pen­dien­te­men­te de en qué pla­ta­for­ma es­tén.

Pe­ro si la ne­ce­si­dad es sin­cro­ni­zar con­te­ni­dos con compu­tado­ras, hay ca­da vez más apli­ca­cio­nes que lo fa­ci­li­tan. Lo más prác­ti­co de es­tas he­rra­mien­tas es la po­si­bi­li­dad de uti­li­zar el te­cla­do de es­cri­to­rio co­mo re­em­pla­zo del mó­vil.

LAS PRIN­CI­PA­LES

Una de es­tas apli­ca­cio­nes es Apo­we­rMi­rror, que con­vier­te la compu­tado­ra de es­cri­to­rio en un es­pe­jo de la pan­ta­lla de un dis­po­si­ti­vo mó­vil ba­sa­do en An­droid o iOS. Hay que ins­ta­lar la apli­ca­ción en la compu­tado­ra y, lue­go, el mó­vil se pue­de sin­cro­ni­zar por USB o Wi-Fi pa­ra du­pli­car su pan­ta­lla en el es­cri­to­rio y ma­ne­jar­lo des­de allí. Des­de las ta­reas más co­mu­nes, co­mo ver no­ti­fi­ca­cio­nes, es­cri­bir men­sa­jes de What­sApp o SMS has­ta ver una pe­lí­cu­la, trans­mi­tir vi­deos, fotos o au­dio. Y se agre­ga la po­si­bi­li­dad de gra­bar o to­mar cap­tu­ras de pan­ta­lla. Hay una ver­sión gra­tui­ta y dos pa­gas.

Otra al­ter­na­ti­va es Ai­rD­roid, que tam­bién per­mi­te con­tro­lar y ma­ne­jar un ce­lu­lar des­de una compu­tado­ra. En es­te ca­so, en for­ma inalám­bri­ca y me­dian­te un na­ve­ga­dor web o me­dian­te la apli­ca­ción (si se la ins­ta­la en la compu­tado­ra). En­tre las ca­rac­te­rís­ti­cas más im­por­tan­tes es­tán: con­tes­tar men­sa­jes –sean de What­sApp, Fa­ce­book Mes­sen­ger u otros men­sa­je­ros– des­de el es­cri­to­rio, y rea­li­zar co­pias de se­gu­ri­dad de fotos y vi­deos des­de el te­lé­fono a la compu­tado­ra. Un adi­cio­nal muy in­tere­san­te es la po­si­bi­li­dad de lo­ca­li­zar des­de la apli­ca­ción ins­ta­la­da en la PC el si­tio en el que es­tá el mó­vil, y tam­bién ob­te­ner la ima­gen de las cá­ma­ras del ce­lu­lar des­de la PC, en­tre otras fun­cio­na­li­da­des. Ofre­ce dos ver­sio­nes: una gra­tui­ta y una Pre­mium, con más fun­cio­na­li­da­des.

Un clá­si­co de la co­ne­xión re­mo­ta en­tre compu­tado­ras es Tea­mVie­wer y, por su­pues­to, tam­bién tie­ne su ver­sión pa­ra dis­po­si­ti­vos mó­vi­les, sean An­droid o iPho­ne: se lla­ma Quic­kSup­port. A di­fe­ren­cia de otras al­ter­na­ti­vas, per­mi­te ac­ce­der de for­ma re­mo­ta a otra compu­tado­ra, smartp­ho­ne o ta­ble­ta co­mo si se es­tu­vie­ra fren­te a ese equi­po. Y ade­más de com­par­tir la pan­ta­lla, ha­ce po­si­ble la trans­fe­ren­cia de ar­chi­vos, el in­ter­cam­bio de men­sa­jes y la vi­sua­li­za­ción de vi­deos en tiem­po real.

En cam­bio, Mo­bi­zen es un gra­ba­dor de pan­ta­lla, que ade­más per­mi­te ha­cer cap­tu­ras de pan­ta­lla o edi­tar. Tam­bién in­clu­ye fun­cio­nes de con­trol re­mo­to de dis­po­si­ti­vos. Es­tá dis­po­ni­ble só­lo pa­ra mó­vi­les con An­droid y tie­ne una ver­sión gra­tui­ta.

Si bien Vy­sor se pro­po­ne co­mo una so­lu­ción ami­ga­ble pa­ra ver el ce­lu­lar en la PC, tie­ne la des­ven­ta­ja de que só­lo ad­mi­te USB pa­ra la co­ne­xión en­tre am­bos equi­pos y, ade­más, los usua­rios de Win­dows ten­drán que ins­ta­lar tam­bién el con­tro­la­dor ADB. Más allá de es­to, es­tá dis­po­ni­ble co­mo ex­ten­sión de Goo­gle Ch­ro­me, por lo tan­to es com­pa­ti­ble con Win­dows, Mac, Li­nux y An­droid sin ne­ce­si­dad de ins­ta­lar un clien­te dis­tin­to en ca­da pla­ta­for­ma.

DE MO­NI­TOR A MO­NI­TOR

Com­par­tir la pan­ta­lla con otros equi­pos a tra­vés de co­ne­xio­nes se­gu­ras de In­ter­net es una prác­ti­ca ex­ten­di­da. Una de las for­mas de ha­cer­lo –tal vez la más co­no­ci­da– es usar el Ch­ro­me Re­mo­te Desk­top (o Es­cri­to­rio re­mo­to de Ch­ro­me), que se des­car­ga co­mo cual­quier apli­ca­ción des­de Goo­gle Play, y se ac­ti­va sim­ple­men­te con in­gre­sar una cla­ve y lo­guear­se a la se­sión de usua­rio de Goo­gle. Una vez co­nec­ta­do, se pue­de com­par­tir la se­sión con otra per­so­na, o re­gis­trar la compu­tado­ra de es­cri­to­rio pa­ra ac­ce­der a ella des­de cual­quier dis­po­si­ti­vo mó­vil. Su uso es to­tal­men­te gra­tui­to.

Otra si­mi­lar es Orb­web.me, una apli­ca­ción dis­po­ni­ble en las tien­das de apps de An­droid e iOS, que tam­bién es mul­ti­pla­ta­for­ma y pue­de uti­li­zar­se des­de otra compu­tado­ra, a tra­vés de la Web y só­lo con un re­gis­tro de usua­rio. Per­mi­te vin­cu­lar has­ta 10 equi­pos en­tre sí pa­ra “usar Win­dows des­de cual­quier lu­gar”, im­pri­mir en for­ma re­mo­ta y edi­tar ar­chi­vos del pa­que­te Of­fi­ce. Ofre­ce una ver­sión gra­tis y dos pa­gas, de US$ 30 y US$ 40 por año.

La for­ta­le­za de la ale­ma­na Mi­ko­go es­tá en ser una apli­ca­ción real­men­te mul­ti­pla­ta­for­ma (tam­bién abar­ca Li­nux) a la que se ac­ce­de vía Web. Su fo­co prin­ci­pal son las pre­sen­ta­cio­nes an­te au­dien­cias nu­me­ro­sas o gru­pos de tra­ba­jo. El or­ga­ni­za­dor co­mien­za una se­sión des­de su es­cri­to­rio, re­ci­be un nú­me­ro de iden­ti­fi­ca­ción de se­sión de 9 dí­gi­tos des­de el ser­vi­dor de Mi­ko­go y lo dis­tri­bu­ye a los asis­ten­tes. Y és­tos se co­nec­tan con ese nú­me­ro a tra­vés de la pá­gi­na web, sin ne­ce­si­dad de re­gis­trar­se. No hay ver­sión gra­tui­ta, y los pre­cios men­sua­les son US$ 14 (pa­ra co­nec­tar dos equi­pos) o US$ 16, pa­ra co­nec­tar un equi­po con has­ta 25 par­ti­ci­pan­tes si­mul­tá­neos.

En el mis­mo sen­ti­do, Sho­wM­yPC ofre­ce fun­cio­nes de es­cri­to­rio re­mo­to pa­ra dis­tin­tos seg­men­tos. Tie­ne una ver­sión gra­tui­ta, bas­tan­te li­mi­ta­da, y cua­tro ver­sio­nes pa­gas de en­tre US$ 14 y US$ 60 por mes. Es­tá dis­po­ni­ble en in­glés e in­cor­po­ra fun­cio­nes adi­cio­na­les co­mo de pro­gra­mar reu­nio­nes o com­par­tir ar­chi­vos.

En las tien­das on li­ne de apps pa­ra ca­da pla­ta­for­ma mó­vil hay so­lu­cio­nes que cu­bren la gran ma­yo­ría de las ne­ce­si­da­des que pue­den pre­sen­tar­se al tra­ba­jar a dis­tan­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.