He­rra­mien­tas pa­ra las re­des

La cla­ve de una es­tra­te­gia di­gi­tal es­tá en la ma­ne­ra de en­ca­rar la ad­mi­nis­tra­ción de las re­des so­cia­les. Hay nu­me­ro­sas pla­ta­for­mas que ha­cen ese tra­ba­jo más sen­ci­llo.

Pymes - - TECNOLOGÍA - por Jo­sé Ma­ría La­mor­te

No es no­ve­dad que los clien­tes y con­su­mi­do­res pre­fie­ren co­mu­ni­car­se con las em­pre­sas y sus mar­cas a tra­vés de las re­des so­cia­les. Es­tu­dios re­cien­tes se­ña­lan que más del 70% de los usua­rios se in­for­ma en bus­ca­do­res y re­des so­cia­les an­tes de de­ci­dir una com­pra, pe­ro tam­bién uti­li­zan las pá­gi­nas web de las mar­cas pa­ra “en­ta­blar un diá­lo­go” a tra­vés de con­sul­tas, re­cla­mos y opi­nio­nes.

Por to­do es­to, no es su­fi­cien­te abrir per­fi­les de la mar­ca o la em­pre­sa pa­ra te­ner pre­sen­cia en las re­des so­cia­les. La cla­ve es ges­tio­nar esos per­fi­les, man­te­ner­los ac­tua­li­za­dos con con­te­ni­do de in­te­rés pa­ra los se­gui­do­res, y mo­ni­to­rear las es­ta­dís­ti­cas pa­ra sos­te­ner la aten­ción de la au­dien­cia y la repu­tación on li­ne en al­to.

Pe­ro una es­tra­te­gia ade­cua­da pa­ra las re­des so­cia­les re­quie­re es­pe­cia­li­za­ción, tiem­po y de­di­ca­ción. Afor­tu­na­da­men­te, hay al­gu­nas pla­ta­for­mas que fa­ci­li­tan ese tra­ba­jo.

LAS MÁS PO­PU­LA­RES

La más co­no­ci­da y uti­li­za­da es Hoot­sui­te, que per­mi­te ges­tio­nar per­fi­les de Fa­ce­book, Twit­ter, Ins­ta­gram y Lin­ke­din. Con la ver­sión gra­tui­ta se pue­den ad­mi­nis­trar has­ta tres per­fi­les de re­des so­cia­les. Ade­más, brin­da fun­cio­na­li­da­des bá­si­cas co­mo vi­sua­li­zar la ac­ti­vi­dad de ca­da red en tiem­po real, ana­li­zar la ac­ti­vi­dad de ca­da posteo y pro­gra­mar men­sa­jes. Lo atrac­ti­vo de la pro­gra­ma­ción de pu­bli­ca­cio­nes es que Hoot­sui­te ana­li­za la ac­ti­vi­dad de ca­da perfil y de­fi­ne la me­jor ho­ra pa­ra en­viar el si­guien­te post, que se pue­de pro­gra­mar de ma­ne­ra au­to­má­ti­ca. Prác­ti­ca­men­te, to­das las ta­reas prin­ci­pa­les –co­mo res­pon­der men­sa­jes di­rec­tos, co­men­ta­rios o edi­tar pu­bli­ca­cio­nes an­tes de en­viar­las– se pue­den rea­li­zar con un ac­ce­so gra­tui­to. Tam­bién ofre­ce has­ta tres in­for­mes au­to­má­ti­cos con es­ta­dís­ti­cas.

Por otro la­do, tie­ne tres ver­sio­nes pa­gas. La Pro­fes­sio­nal ad­mi­te has­ta 10 per­fi­les de re­des ma­ne­ja­dos por un úni­co usua­rio y cues­ta US$ 19 men­sua­les si se to­ma un con­tra­to anual. La Ver­sión Team cues­ta US$ 99 men­sua­les con con­tra­to anual y per­mi­te ges­tio­nar 20 per­fi­les y brin­da ac­ce­so a tres usua­rios. Y la En­ter­pri­se es una ver­sión per­so­na­li­za­ble, pa­ra ma­yo­res ne­ce­si­da­des.

Has­ta ha­ce po­co, el ri­val prin­ci­pal de Hoot­sui­te era Twee­tDeck. Pe­ro fue ad­qui­ri­da por Twit­ter y aho­ra só­lo per­mi­te ges­tio­nar cuen­tas de esa red so­cial. Tie­ne una ver­sión gra­tui­ta bas­tan­te com­ple­ta. Es­to la di­fe­ren­cia de Twee­pi, que aun­que tam­bién es ex­clu­yen­te pa­ra cuen­tas de Twit­ter, so­la­men­te ofre­ce pla­nes pa­gos.

El ca­mino in­ver­so lo hi­zo Buf­fer: na­ció co­mo una pla­ta­for­ma pa­ra ges­tio­nar Twit­ter pe­ro lue­go in­cor­po­ró a las prin­ci­pa­les re­des, in­clui­das Lin­ke­din y Pin­te­rest (en las ver­sio­nes pa­gas). La gran di­fe­ren­cia es que tie­ne ex­ten­sio­nes pa­ra los na­ve­ga­do­res Ch­ro­me, Fi­re­fox, Ope­ra y Sa­fa­ri, que el usua­rio pue­de des­car­gar. Es­to fa­ci­li­ta mu­cho la po­si­bi­li­dad de ar­mar un post con al­gún con­te­ni­do web es­pe­cí­fi­co.

La ver­sión gra­tui­ta tam­bién per­mi­te ges­tio­nar has­ta tres per­fi­les. Y tie­ne cua­tro ver­sio­nes pa­gas de en­tre

US$ 15 y 399 men­sua­les, que son las que su­man la po­si­bi­li­dad de ges­tio­nar Pin­te­rest, ade­más de ma­yor can­ti­dad de per­fi­les, más usua­rios y otras cua­li­da­des. Al­go que com­par­te con Hoot­sui­te es que am­bas tie­nen apli­ca­cio­nes pa­ra mó­vi­les An­droid e iOS.

La ter­ce­ra en dis­cor­dia es Me­tri­cool, una opción muy in­tere­san­te, so­bre to­do por­que tie­ne ver­sión en cas­te­llano, por su fa­ci­li­dad de uso y por el atrac­ti­vo de la pre­sen­ta­ción grá­fi­ca de es­ta­dís­ti­cas.

De ma­ne­ra sen­ci­lla, per­mi­te ges­tio­nar y mo­ni­to­rear las re­des de una mar­ca, y co­nec­tar gra­tui­ta­men­te la pá­gi­na web, las cuen­tas de Twit­ter, Fa­ce­book, Ins­ta­gram y Lin­ke­din, y las cuen­tas de Fa­ce­book Ads y de Ad­words. La in­for­ma­ción no es­tá cla­si­fi­ca­da de igual modo pa­ra to­das las re­des, sino ofre­ce lo más re­le­van­te en ca­da ca­so.

Ade­más de la ac­ti­vi­dad de ca­da pu­bli­ca­ción, se pue­de ac­ce­der a de­ta­lles co­mo el ran­king de posteos en ca­da red o el ba­lan­ce de se­gui­do­res ga­na­dos y per­di­dos, en­tre otras fun­cio­nes. Tam­bién tie­ne apps pa­ra mó­vi­les ba­sa­dos en An­droid y en iOS. Pa­ra ad­mi­nis­trar más de un perfil o ha­cer se­gui­mien­to de las re­des en tiem­po real hay que con­tra­tar un plan pa­go: hay cin­co op­cio­nes, que in­cor­po­ran la po­si­bi­li­dad de ges­tio­nar Lin­ke­din y mu­chas otras fun­cio­na­li­da­des. Los abo­nos men­sua­les os­ci­lan en­tre US$ 15

y 299. Y son un po­co más ba­jos si se con­tra­ta un plan anual.

SE­GUIR EL HI­LO

Hay otras pla­ta­for­mas al­go más es­pe­cí­fi­cas co­mo Ago­ra­pul­se, que apun­ta a ser usa­da por di­ver­sos ti­pos de usua­rios: des­de free­lan­cers y py­mes has­ta agen­cias de co­mu­ni­ca­cio­nes y gran­des mar­cas. Si bien es­tá en cas­te­llano, no tie­ne ver­sión gra­tui­ta, aun­que pue­de pro­bar­se sin car­go por dos se­ma­nas.

La prin­ci­pal cua­li­dad es que ofre­ce una ges­tión más efi­cien­te de las con­ver­sa­cio­nes por­que agru­pa co­men­ta­rios, men­cio­nes y men­sa­jes en un so­lo lugar, ade­más de ofre­cer in­for­mes pro­pios y de la com­pe­ten­cia más de­ta­lla­dos, que se pue­den des­car­gar a una plan­ti­lla de Po­wer­point. Tie­ne cua­tro ver­sio­nes cu­yos abo­nos men­sua­les os­ci­lan en­tre US$ 39 y 239, si se con­tra­ta anual­men­te.

En la mis­ma lí­nea es­tá Sprout

So­cial, que ofre­ce 30 días de prue­ba gra­tis y po­ne el én­fa­sis en ofre­cer in­for­mes de ges­tión más com­ple­tos. Es­tá en cas­te­llano y tie­ne una app mó­vil más desa­rro­lla­da que sus com­pe­ti­do­res. Ape­nas se abre la pla­ta­for­ma, se pue­den ver las prin­ci­pa­les es­ta­dís­ti­cas de ac­ti­vi­dad en las re­des so­cia­les que se ges­tio­nan, y se pue­den fil­trar co­men­ta­rios, men­cio­nes y men­sa­jes de acuer­do con las pre­fe­ren­cias. Tie­ne tres ver­sio­nes pa­gas, cu­yos pre­cios van de US$ 99 a 249 men­sua­les.

Una opción di­fe­ren­te de to­das las an­te­rio­res es So­cia­lOomph, una pla­ta­for­ma orien­ta­da a ges­tio­nar cuen­tas de re­des so­cia­les que ten­gan víncu­lo con tien­das on li­ne y/o con blogs. De allí que, ade­más de las re­des más po­pu­la­res, in­clu­ya la po­si­bi­li­dad de ges­tio­nar cuen­tas de Pin­te­rest, Tumblr, y feeds RSS. Su prin­ci­pal des­ven­ta­ja es que sal­vo que se la use só­lo pa­ra Twit­ter o co­mo acor­ta­dor de URL; pa­ra to­das las de­más fun­cio­nes hay que con­tra­tar el abono Pro­fes­sio­nal.

Has­ta aquí, las he­rra­mien­tas más ver­sá­ti­les pa­ra ges­tio­nar las re­des so­cia­les. To­das ofre­cen la po­si­bi­li­dad de ser pro­ba­das por un tiem­po li­mi­ta­do, en for­ma gra­tui­ta. Só­lo hay que de­ter­mi­nar cuál se ajus­ta más a las pro­pias ne­ce­si­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.