Em­pa­na­das con sa­bor re­gis­tra­do en la re­gión

Río Negro - Aniversario - - Aniversario Allen -

Eran com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo en una fir­ma fru­tí­co­la y cuan­do so­ña­ban con em­pren­der un ne­go­cio pro­pio, com­par­tían al­gu­nas ideas pa­ra for­mar una so­cie­dad y ge­ne­rar un in­gre­so ex­tra al sa­la­rio de ca­da uno. Se ani­ma­ron a en­ca­rar el em­pren­di­mien­to, con mu­cho es­fuer­zo em­pe­za­ron a ela­bo­rar em­pa­na­das y hoy, nue­ve años des­pués, son due­ños de una re­co­no­ci­da mar­ca que ga­na te­rreno en el mer­ca­do re­gio­nal.

Pri­me­ro fue “Buen Pro­ve­cho” pe­ro la mar­ca es­ta­ba re­gis­tra­da y tu­vie­ron que cam­biar­la. Fi­nal­men­te y lue­go de al­gu­nas idas y vuel­tas, “Pran­zo” fue el nom­bre ele­gi­do pa­ra desa­rro­llar el pro­yec­to, que ya ha­bía da­do los pri­me­ros pa­sos.

Los allen­ses Car­los Es­pi­nel y Pa­blo Giot­to­ni­ni tie­nen gra­ba­do en la me­mo­ria có­mo co­men­za­ron, cuan­do só­lo sa­bían que lo que que­rían era abrir una ca­sa de em­pa­na­das pe­ro nin­guno co­no­cía ni si­quie­ra có­mo ha­cer un re­pul­gue.

Pa­blo le hi­zo so­nar el te­lé­fono a Car­los y an­sio­so por el ha­llaz­go, le con­tó que ha­bía con­se­gui­do la re­mo­de­lo ce­ta de las em­pa­na­das. Leo­nor, una mu­jer de Fer­nán­dez Oro que te­nía un lo­cal de co­mi­das, sa­bía có­mo ha­cer­las y cuan­do le pro­pu­sie­ron tra­ba­jar con ellos, no lo du­dó. Du­ran­te el pri­mer año los so­cios le pu­sie­ron el hom­bro en la co­ci­na. En un lo­cal de Neu­quén, uno ta­pa­ba las em­pa­na­das y el otro las co­ci­na­ba.

El cre­ci­mien­to y la aper­tu­ra de su­cur­sa­les los fue lle­van­do a to­mar una de­ci­sión. No só­lo te­nían que ofre­cer las me­jo­res em­pa­na­das (que son las úni­cas fres­cas y que no se con­ge­lan) sino que ade­más de­bían desa­rro­llar y for­ta­le­cer la mar­ca Pran­zo. En ese ca­mino se en­cuen­tran, ge­ne­ran­do un sis­te­ma de fran­qui­cias pa­ra la ven­ta.

En Allen, don­de tam­bién tie­nen un lo­cal de ven­ta, los so­cios es­tán cons­tru­yen­do una plan­ta de ela­bo­ra­ción de em­pa­na­das, con los más al­tos es­tán­da­res de ca­li­dad. El Par­que In­dus­trial fue el lu­gar ele­gi­do y si to­do sa­le co­mo lo pre­vén, po­drán inau­gu­rar­la a me­dia­dos del 2018. Las ins­ta­la­cio­nes tie­nen unos 600 me­tros cua­dra­dos cu­bier­tos, sec­to­ri­za­dos por áreas de tra­ba­jo, con cá­ma­ras fri­go­rí­fi­cas y to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra el me­jor fun­cio­na­mien­to. En la ac­tua­li­dad Pran­zo ela­bo­ra 400 do­ce­nas dia­rias de em­pa­na­das y con la ha­bi­li­ta­ción de plan­ta, bus­ca­rán do­blar ese nú­me­ro en los pró­xi­mos dos años.

“En Allen se pue­den ha­cer mu­chas co­sas y es­to es un ejem­plo. Hay que te­ner ga­nas y acom­pa­ña­mien­to pa­ra que las ac­ti­vi­da­des crez­can”, di­jo Car­los Es­pi­nel, uno de los res­pon­sa­bles de Pran­zo.

JUAN THOMES

La nue­va plan­ta de ela­bo­ra­ción, que Car­los y Pa­blo so­ña­ron, ten­drá 600 m² cu­bier­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.