Un cria­dor de cer­dos per­ju­di­ca­do por los lo­ros

Río Negro - Aniversario - - Aniversario Catriel -

A Fran­cis­co Maes­tra y su es­posa Mer­ce­des los tie­nen a mal­traer los lo­ros ba­rran­que­ros.

Son cria­do­res de cer­dos des­de ha­ce lar­go tiem­po y agre­ga­ron 8 hec­tá­reas de maíz el año pa­sa­do.

Aho­ra, jus­to en tiem­po de cosecha “es­tos pá­ja­ros del de­mo­nio nos pe­la­ron to­dos los cho­clos, no que­da na­da”, con­ta­ron con ges­tos de im­po­ten­cia.

“Iba y ve­nía con la ca­mio­ne­ta. Pa­sa­ba en­tre los cua­dros y los ti­pos no se vo­la­ban. Así lo li­qui­da­ron en unos días”, con­tó Fran­cis­co.

Maes­tra es un men­do­cino de 70 años que lle­gó a Ca­triel des­de Al­vear ha­ce 50 años, atraí­do por el boom del pe­tró­leo. Tra­ba­jó co­mo me­cá­ni­co en las em­pre­sas, lue­go se re­ti­ró y vol­vió a lo que sa­be por sus pa­dres: cha­cras y la cría de ani­ma­les.

Su cam­po es­tá en Co­lo­nia Ove­je­ro, cer­ca del lu­gar don­de el mu­ni­ci­pio es­tá cons­tru­yen­do el cria­de­ro de cer­dos y la plan­ta de ali- men­tos ba­lan­cea­dos.

Fran­cis­co se su­mó al plan mu­ni­ci­pal de pro­duc­ción de cer­dos a tra­vés de un cré­di­to que le en­tre­gó la se­cre­ta­ría de Pla­ni­fi­ca­ción. Con esos fon­dos cons­tru­yó una pa­ri­de­ra y allí se ven aho­ra cer­ca de un cen­te­nar de le­cho­nes, se­pa­ra­dos en dis­tin­tos es­pa­cios y por ta­ma­ños. Ca­da sec­tor cuen­ta con una luz que les brin­da la tem­pe­ra­tu­ra ideal pa­ra su cre­ci­mien­to.

Aho­ra es­te pro­duc­tor es­pe­ra lle­gar al fri­go­rí­fi­co cuan­do sus ca­po­nes den los 120 ki­los de pe­so.

Por otro la­do, Maes­tra ad­hi­rió tam­bién al plan agrí­co­la y re­ci­bió las se­mi­llas y el ase­so­ra­mien­to téc­ni­co con el que fue­ron cre­cien­do

“Iba y ve­nía con la ca­mio­ne­ta. Pa­sa­ba en­tre los cua­dros y los lo­ros no se vo­la­ban. Así lo li­qui­da­ron (al maíz) en unos días”, co­men­tó don Fran­cis­co Maes­tra, pro­duc­tor de la zo­na.

sus cho­clos. Par­te de la cosecha iba a ir pa­ra la plan­ta de ba­lan­cea­dos y el res­to pa­ra ali­men­tar a sus le­cho­nes.

Pe­ro to­do que­dó en la na­da por cul­pa de los lo­ros.

Una vez que la pro­duc­ción es­té ga­ran­ti­za­da con el cria­de­ro, la co­mer­cia­li­za­ción bus­ca­rá ex­pan­dir­se ha­cia las ciu­da­des del Al­to Va­lle y La Pam­pa.

Fran­cis­co Maes­tra se su­mó con su tie­rra y es­fuer­zo al plan agrí­co­la y al de pro­duc­ción de cer­dos.

Cosecha da­ña­da por las aves.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.