Tan sen­ci­llo co­mo lle­gar a to­do el país con ju­go de fru­ta

Pa­re­cía que la idea se caía de ma­du­ra, pe­ro na­die lo ha­bía in­ten­ta­do. Has­ta que Mar­tín Ca­rro y Juan Ma­les­ti­na crea­ron “Pu­ra frut­ta”, el ex­pri­mi­dor gi­gan­te.

Río Negro - Aniversario - - Aniversario Centenario -

Las man­za­nas del Al­to Va­lle son una mar­ca re­gis­tra­da a ni­vel país pa­ra su con­su­mo en fres­co, pe­ro des­de Cen­te­na­rio tam­bién par­ten ex­pri­mi­das, sin adi­ta­men­tos ni edul­co­ran­tes, en los en­va­ses de “Pu­ra frut­ta”.

Se tra­ta de un em­pren­di­mien­to que tie­ne una ba­se lo­cal con­for­ma­da por los im­pul­so­res de la pro­pues­ta y las 12 per­so­nas que es­tán em­plea­das en la fir­ma. En prin­ci­pio sur­gió co­mo una idea pa­ra ex­plo­tar a ni­vel lo­cal o re­gio­nal, pe­ro con el pa­so del tiem­po se trans­for­mó en un ne­go­cio que ex­ce­dió lar­ga­men­te los lí­mi­tes de la ciu­dad, y que lle­va a clien­tes de to­do el país el ju­go na­tu­ral ex­pri­mi­do de man­za­nas ver­des o ro­jas que cre­cen en las cha­cra de la zo­na.

En ple­na tem­po­ra­da de co­se­cha de los fru­tos de pe­pi­ta, la ma­te­ria pri­ma se con­si­gue di­rec­ta­men­te a tra­vés de la com­pra a los cha­ca­re­ros que ten­gan bi­nes de plás­ti­co pa­ra acer­car sus man­za­nas has­ta la plan­ta de pro­ce­sa­mien­to. En in­vierno, se ad­quie­ren a los em­pa­ques que ten­gan dis­po­ni­bi­li­dad de man­za­nas pa­ra ven­der­les.

To­do sur­gió ha­ce no más de tres años por el gus­to per­so­nal que te­nían Mar­tín Ca­rro y Juan Car­los Ma­les­ti­na de be­ber ju­gos ex­pri­mi­dos que se ofre­cen co­mo una be­bi­da co­rrien­te en otros lu­ga­res, co­mo Ecua­dor o Bra­sil.

“No era po­si­ble que acá con tan­ta man­za­na por to­dos la­dos no se pu­die­ra ha­cer lo mis­mo”, pen­sa­ron es­tos em­pren­de­do­res.

No es una ju­gue­ra, no bus­can ha­cer una be­bi­da en ba­se a ju­go de fru­tas de un zu­mo. “Es co­mo ha­cer ju­go de man­za­na en tu ca­sa, pe­ro con un ex­pri­mi­dor gi­gan­te”, re­cal­có Mar­tín. Lo úni­co que lle­va es­te ju­go que se ela­bo­ra en Cen­te­na­rio es el pro­ce­so de sa­car­le el lí­qui­do a tres ki­los de man­za­na pa­ra po­ner­los en en­va­ses her­mé­ti­cos que se lle­van a la me­sa en un bi­dón. To­do ba­jo la su­per­vi­sión que se exi­ge a la in­dus­tria ali­men­ti­cia.

La pri­me­ra pro­duc­ción sa­lió en no­viem­bre de 2015 y pa­ra 2016 los en­va­ses de tres li­tros se ven­dían por en­car­go en las re­des

“La pro­pues­ta es un desa­yuno sa­lu­da­ble to­dos los días. Nues­tro plan es cre­cer en vo­lu­men y en es­ca­la, pro­du­cir más ju­go y que to­dos lo pue­dan ele­gir co­mo al­ter­na­ti­va”.

so­cia­les, en die­té­ti­cas o en las fe­rias. Con el pri­mer en­va­se de tres li­tros, el con­su­mo ma­yo­ri­ta­ria­men­te era el fa­mi­liar o gru­pal.

Pe­ro con el co­rrer de los me­ses to­do cam­bió. Aho­ra lle­gan a Bue­nos Ai­res, Mi­sio­nes, Cór­do­ba y Chu­but con el en­va­se de te­tra­pack de un li­tro, o con un en­va­se in­di­vi­dual que les fa­ci­li­tó la ven­ta en su­per­mer­ca­dos, kios­cos y otros ne­go­cios don­de el ju­go na­tu­ral tie­ne “sa­li­da”.

“El re­to siem­pre fue lo­grar ju­go na­tu­ral pa­ra cual­quier per­so­na, pe­ro a gran es­ca­la, un pro­duc­to na­tu­ral que el res­to de las em­pre­sas no ha­ce”, sos­tu­vo Juan Car­los.

Mar­tín es del Va­lle y Juan Car­los tie­ne sus ami­gos aquí. Eli­gie­ron Cen­te­na­rio de en­tre las lo­ca­li­da­des pro­duc­ti­vas por­que el lu­gar fue el ade­cua­do pa­ra traer las má­qui­nas y po­der ins­ta­lar el ser­vi­cio.

“No­so­tros so­mos nues­tros pri­me­ros con­su­mi­do­res; en el in­vierno te­ne­mos la de­man­da es­ta­ble de los com­pra­do­res de ju­go na­tu­ral, en ve­rano nos pre­pa­ra­mos pa­ra una de­man­da ma­yor pro­du­ci­da por la ne­ce­si­dad de sa­ciar la sed con al­go ri­co, sin azú­ca­res adi­cio­na­les”, des­ta­có Juan Car­los.

Mar­tín in­di­có que bus­can con­ta­giar la in­cor­po­ra­ción del há­bi­to de be­ber el ju­go na­tu­ral y por ello el desafío es pro­du­cir­lo a un va­lor ac­ce­si­ble.

“Nues­tro plan es cre­cer en vo­lu­men y en es­ca­la, pro­du­cir más ju­go y que to­dos lo pue­dan ele­gir

Mar­tín Ca­rro, em­pren­de­dor

co­mo al­ter­na­ti­va. Te­ne­mos un ni­vel ele­va­do de acep­ta­ción del pro­duc­to en el Al­to Va­lle, la pro­pues­ta es que es­te ju­go di­fe­ren­cia­do, por­que es na­tu­ral, sea una al­ter­na­ti­va de al­can­ce mul­ti­na­cio­nal”, se ilu­sio­na Mar­tín.

Mar­tín Ca­rro es in­ge­nie­ro in­dus­trial pe­ro nun­ca ha­bía in­cur­sio­na­do en la in­dus­tria ali­men­ti­cia. Po­ner ma­nos a la obra la idea de ha­cer una be­bi­da sin al­cohol, na­tu­ral y sin adi­ta­men­tos, exi­gió de in­ven­ti­va a la ho­ra de ca­ta­lo­gar el pro­duc­to e in­gre­sar en el cir­cui­to con la fis­ca­li­za­ción del ANMAT.

“No ha­bía an­te­ce­den­tes de un ju­go ex­pri­mi­do de man­za­nas, al-

El pro­duc­to ya lis­to pa­ra sa­lir a la ven­ta, el or­gu­llo de Mar­tín Ca­rro y Juan Ma­les­ti­na.

Una bol­sa con pu­ro ju­go de man­za­na, sin adi­ti­vos, y con des­tino na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.