Maia Bog­ner le can­tó a la lu­na en Cos­quín

La ba­ri­lo­chen­se fue par­te de la de­le­ga­ción de rio­ne­gri­nos que via­jó a par­ti­ci­par del Fes­ti­val Na­cio­nal de Fol­clo­re.

Río Negro - De Bariloche - - Portada - LO­RE­NA RONCAROLO lron­ca­ro­lo@rio­ne­gro.com.ar

“La sa­tis­fac­ción más gran­de de mi ca­rre­ra si­gue sien­do ver a al­guien emo­cio­na­do con mi canción. La unión con el pú­bli­co es lo que me im­pul­sa ha­cia ade­lan­te”. Maia Bog­ner, can­tan­te

“Si bien hay un gran ne­go­cio y cues­tio­nes po­lí­ti­cas al­re­de­dor del Fes­ti­val de Cos­quín, si­gue sien­do un lu­gar ma­ra­vi­llo­so, lleno de ma­gia. El es­pí­ri­tu de los gran­des que pi­sa­ron ese escenario es­tá la­ten­te y pa­ra to­do artista es una bi­sa­gra te­ner es­ta opor­tu­ni­dad”, re­su­mió la can­tan­te ba­ri­lo­chen­se Maia Bog­ner, tras su pa­so por el escenario ma­yor en el Fes­ti­val Na­cio­nal de Fol­clo­re en Cos­quín. “Postales de Río Ne­gro” con­sis­tió en un seg­men­to de 15 mi­nu­tos en el que “la mú­si­ca es­tu­vo al ser­vi­cio de la dan­za”, de la mano de 60 ar­tis­tas rio­ne­gri­nos que fue­ron se­lec­cio­na­dos por la Se­cre­ta­ría de Cul­tu­ra de Río Ne­gro. Los en­sa­yos co­men­za­ron a dis­tan­cia con el in­ter­cam­bio de au­dios y el ar­ma­do del re­per­to­rio. Hu­bo un en­sa­yo en Ci­po­llet­ti a fin de año y lue­go, en Choe­le Choel du­ran­te tres días. “Par­ti­ci­pé del pre Cos­quín pe­ro es­ta es la pri­me­ra vez que es­tu­ve en una de las lu­nas de Cos­quín, en el fes­ti­val pro­pia­men­te di­cho. Lo que más me im­pac­tó fue la can­ti­dad de rio­ne­gri­nos que ha­bía en la pla­za. Sen­ti­mos mu­cho apo­yo. Y res­ca­to la ex­pe­rien­cia des­de lo hu­mano, la her­man­dad en­tre los mú­si­cos que par­ti­ci­pa­mos. En­tre no­so­tros y con los bai­la­ri­nes. Real­men­te nos va­mos con el al­ma lle­na y to­dos uni­dos. Fui­mos uno: la de­le­ga­ción de Río Ne­gro”, in­di­có Bog­ner, de 36 años. Na­ció en Bue­nos Ai­res, se crió en Ba­ri­lo­che y vi­vió más de 10 años en Sui­za has­ta que re­gre­só a la ciu­dad en el 2014. Con so­lo 15 años, se es­pe­cia­li­zó en acro­ba­cia aé­rea y ma­la­ba­res en Gi­ne­bra don­de tra­ba­jó en un es­pec­tácu­lo que mez­cla­ba cir­co y mú­si­ca. “Can­ta­ba y ha­cía acro­ba­cia al mis­mo tiem­po. Pe­ro yo que­ría ser lo­cu­to­ra. Fue im­po­si­ble via­jar a es­tu­diar pe­ro sí po­día can­tar. Mi pa­pá me hi­zo to­mar con­cien­cia de que can­tar tam­bién po­día ser un ofi­cio. El cir­co y can­tar siem­pre fue­ron dos ca­mi­nos pa­ra­le­los y cuan­do cum­plí 30 su­pe que te­nía que elegir. Ha­ce 4 que vi­vo so­lo de can­tar”, re­la­tó. Aman­te del fol­clo­re, el tan­go y la mú­si­ca la­ti­noa­me­ri­ca­na aun­que tam­bién le gus­ta el funk, el rock y el jazz. La can­tan­te ad­mi­tió que el pre Cos­quín del 2015 y 2016 “mar­có un an­tes y un des­pués” en su ca­rre­ra. “Co­no­cí a otros ar­tis­tas de los que apren­dí, sen­tí la ener­gía de ese escenario enor­me y lle­gué a la fi­nal con bue­nas crí­ti­cas. Mu­cha gen­te me co­no­ció gra­cias a eso. Fue una ven­ta­na”, re­co­no­ció. “En ese mo­men­to, agre­gó, me ge­ne­ró mu­chas ilu­sio­nes el pre Cos­quín. Me di cuen­ta de lo que re­pre­sen­ta­ba so­cial­men­te cuan­do vi llo­rar a mi ma­má de or­gu­llo al pa­sar a la fi­nal. Des­pués vie­ne la de­silu­sión, cuan­do per­dés. Pe­ro sa­lís en­ri­que­ci­do por la ex­pe­rien­cia ma­ra­vi­llo­sa. La se­gun­da vez ya fui con me­nos ilu­sio­nes, sa­bien­do que ade­más de ser un escenario his­tó­ri­co del que sa­lie­ron tan­tos gran­des maes­tros y em­ble­mas del fol­clo­re, tam­bién es un gran ne­go­cio y la mú­si­ca, un gran co­mer­cio”, ex­pre­só.

La artista dis­fru­ta del fol­clo­re, el tan­go y la mú­si­ca la­ti­noa­me­ri­ca­na, en­tre otros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.