Sen­so­res pa­ra ma­pear el sub­sue­lo pe­tro­le­ro

El Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Tec­no­lo­gía In­dus­trial (IN­TI) pu­so en fun­cio­nes un modelo pa­ra de­tec­tar zo­nas con po­ten­cial hi­dro­car­bu­rí­fe­ro. Uti­li­za pe­que­ños de­tec­to­res del ta­ma­ño de una mo­ne­da. El desa­rro­llo fue adap­ta­do a las con­di­cio­nes de la re­gión.

Río Negro - Energía - - Mundo Pyme - JUAN PA­BLO GRIGIONI jgri­gio­ni@rio­ne­gro.com.ar CO­RRES­PON­SA­LÍA NEU­QUÉN

El avan­ce tec­no­ló­gi­co en la in­dus­tria pe­tro­le­ra es­tá en per­ma­nen­te evo­lu­ción, siem­pre en la bús­que­da de ba­jar cos­tos y acor­tar tiem­pos en la pro­duc­ción y, de es­ta ma­ne­ra, ha­cer­la más efi­cien­te. To­rres que “ca­mi­nan”, au­to­ma­ti­za­ción de pro­ce­sos, ki­ló­me­tros de per­fo­ra­ción la­te­ral son cues­tio­nes que ya es­tán in­cor­po­ra­das y se per­fec­cio­nan día a día.

En los úl­ti­mos tiem­pos vie­ne cre­cien­do el uso de mi­cro sen­so­res que per­mi­ten iden­ti­fi­car po­ten­cia­les zo­nas hi­dro­car­bu­rí­fe­ras. Es­pe­cia­lis­tas del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Tec­no­lo­gía In­dus­trial (IN­TI) han desa­rro­lla­do 15 pro­to­ti­pos de es­tos dis­po­si­ti­vos, de­no­mi­na­dos sis­te­mas mi­cro­elec­tro-me­cá­ni­cos (MEMS, por su si­gla en in­glés).

Los sen­so­res –más pe­que­ños que una mo­ne­da de un cen­ta­vo (5,5 x 11 mi­lí­me­tros)– “se co­lo­can en el te­rreno y per­mi­ten ca­rac­te­ri­zar el sue­lo en fun­ción de las on­das sís­mi­cas re­fle­ja­das a tra­vés del mis­mo, las cua­les se ge­ne­ran a par­tir de vi­bra­cio­nes in­du­ci­das ar­ti­fi­cial­men­te y en for­ma con­tro­la­da”, ex­pli­ca Pa­blo Gra­nell, del Cen­tro de Mi­cro y Na­noe­lec­tró­ni­ca del IN­TI.

La idea del desa­rro­llo de los sen­so­res sur­gió por la con­sul­ta de una em­pre­sa de­di­ca­da al es­tu­dio de pros­pec­ción geo­fí­si­ca que que­ría pa­sar a una tec­no­lo­gía más mo­der­na. “Pa­ra la mis­ma épo­ca hu­bo una con­vo­ca­to­ria pa­ra un pro­yec­to de coo­pe­ra­ción bi­la­te­ral con la Unión Eu­ro­pea, lo cual nos per­mi­tió fi­nan­ciar la fa­bri­ca­ción de los pri­me­ros pro­to­ti­pos”, de­ta­lló.

El sis­te­ma fun­cio­na de la si­guien­te ma­ne­ra: se dis­po­nen en el te­rreno cien­tos de sen­so­res y se in­du­cen vi­bra­cio­nes en el sue­lo de for­ma ar­ti­fi­cial. Las on­das pro­du­cen re­fle­xio­nes y re­frac­cio­nes ca­da vez que hay un cam­bio de ma­te­rial en las ca­pas de la tie­rra. Un com­ple­jo sis­te­ma de ad­qui­si­ción de da­tos re­gis­tra las se­ña­les de ca­da sen­sor y es­tas son in­ter­pre­ta­das por geó­lo­gos.

“Lo que se ob­tie­ne es un ma­pa es­truc­tu­ral que re­fle­ja la va­ria­ción es­pa­cial (en pro­fun­di­dad) de las ca­pas geo­ló­gi­cas. In­ter­pre­ta­do con el modelo ade­cua­do, per­mi­ti­ría de­ter­mi­nar dón­de pue­de ha­ber re­ser­vo­rios de petróleo”, re­su­me Gra­nell.

En es­te sen­ti­do, in­di­có que “la tec­no­lo­gía MEMS es­tá bas­tan­te es­ta­ble­ci­da, lo que no­so­tros hi­ci­mos fue pen­sar y adap­tar el di­se­ño pa­ra es­ta apli­ca­ción en par­ti- cu­lar”. Di­jo que to­da­vía no fue com­pro­ba­do en cam­po por­que se es­tá ha­cien­do la va­li­da­ción de los pa­rá­me­tros de di­se­ño en la­bo­ra­to­rio. “Lle­ga­do el ca­so, se ne­ce­si­ta­ría una em­pre­sa con­cre­ta­men­te in­tere­sa­da pa­ra pro­bar­lo”, se­ña­ló.

Gra­nell es­ti­mó los cos­tos del desa­rro­llo co­mo ele­va­dos. “La fa­bri­ca­ción de los sen­so­res se aba­ra­ta –co­mo to­do en ge­ne­ral– en fun­ción de la can­ti­dad que se pro­duz­can. De to­das ma­ne­ras, en­tien­do que tam­bién hay un al­to cos­to in­vo­lu­cra­do en el res­to del equi­pa­mien­to, es de­cir en los sis­te­mas de compu­tación pa­ra ana­li­zar los da­tos re­co­lec­ta­dos”, co­men­tó.

SUS MOLLIS. IN

Gra­nell es miem­bro del Cen­tro de Mi­cro y Na­noe­lec­tró­ni­ca del IN­TI.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.