For­tín re­fuer­za sus po­zos

Tec­pe­trol mo­di­fi­có el di­se­ño de sus per­fo­ra­cio­nes pa­ra sa­car­le el ju­go al prin­ci­pal blo­que pro­duc­tor de gas del país.

Río Negro - Energía - - Portada - VIC­TO­RIA TERZAGHI vic­to­riat@rio­ne­gro.com.ar CO­RRES­PON­SA­LÍA NEU­QUÉN

En me­nos de un año des­de sus pri­me­ras per­fo­ra­cio­nes, For­tín de Pie­dra lo­gró con­so­li­dar­se co­mo el blo­que uni­ta­rio que pro­du­ce la ma­yor can­ti­dad de gas na­tu­ral del país y que es res­pon­sa­ble en bue­na me­di­da del in­cre­men­to de la pro­duc­ción na­cio­nal del flui­do.

En la cla­ve del éxi­to de la pe­tro­le­ra del Gru­po Te­chint hay dos fac­to­res que han si­do de­ter­mi­nan­tes: por un la­do una re­no­va­da ar­qui­tec­tu­ra de los po­zos con des­tino a Va­ca Muer­ta y, por el otro, la in­cor­po­ra­ción a una em­pre­sa hi­dro­car­bu­rí­fe­ra de pro­ce­sos y for­mas de tra­ba­jo pro­pios de la si­de­rur­gia.

El en­car­ga­do de ex­pli­car la re­ce­ta del éxi­to de For­tín de Pie­dra fue el ma­na­ger re­gio­nal de la Cuen­ca Neu­qui­na de Tec­pe­trol, Pa­blo Iu­liano. Es­te in­ge­nie­ro de ha­blar pau­sa­do y mi­ra­da fir­me pue­de ser con­si­de­ra­do co­mo el ar­qui­tec­to de ca­be­ce­ra de Va­ca Muer­ta, pues an­tes de te­ner a su car­go el prin­ci­pal desa­rro­llo de sha­le gas de la for­ma­ción no con­ven­cio­nal, fue uno de los ar­tí­fi­ces del desa­rro­llo pio­ne­ro que YPF reali­zó en Va­ca Muer­ta con Lo­ma Cam­pa­na.

“Lo que bus­ca­mos in­cor­po­rar co­mo no­ve­dad es un mo­de­lo in­dus­trial ad­qui­ri­do por la gran ex­pe­rien­cia que tie­ne el Gru­po Te­chint en la in­dus­tria si­de­rúr­gi­ca y con­si­de­ro que lo ve­ni­mos ha­cien­do bien”, ase­gu­ró Iu­liano en un diá­lo­go con “Río Ne­gro Ener­gía” en el que ex­pli­có có­mo fue evo­lu­cio­nan­do ace­le­ra­da­men­te el di­se­ño de los po­zos de Tec­pe­trol.

La fa­se de pi­lo­to en For­tín de Pie­dra fue real­men­te bre­ve. La fir­ma en­ca­ró dos per­fo­ra­cio­nes ver­ti­ca­les pa­ra po­der per­fi­lar la

El ob­je­ti­vo de la ope­ra­do­ra es lo­grar re­du­cir un 10% pa­ra fi­nes del pri­mer se­mes­tre de 2019 el cos­to de ca­da pie es­ti­mu­la­do.

ro­ca ge­ne­ra­do­ra y cin­co horizontales con ra­mas que tu­vie­ron ape­nas 1.500 me­tros de ex­ten­sión.

Una vez que se de­ter­mi­nó el ho­ri­zon­te a na­ve­gar –que en ese mo­men­to fue el Or­gá­ni­co– se pa­só a la fa­se de desa­rro­llo ma­si­vo con ra­mas horizontales que ya al­can­za­ban los 2.000 me­tros.

“Ori­gi­nal­men­te per­fo­rá­ba­mos la guía que aís­la acuí­fe­ros, una ca­ñe­ría in­ter­me­dia has­ta el cal­cá­reo Quin­tu­co por­que tie­ne una pre­sión in­fe­rior a Va­ca Muer­ta y se ne­ce­si­ta con­tro­lar es­ta zo­na de ba­ja pre­sión, y des­de allí se per­fo­ra­ba el ho­ri­zon­tal”, in­di­có Iu­liano.

Esa fue la ar­qui­tec­tu­ra de los pri­me­ros po­zos que la ope­ra­do­ra reali­zó en el área ubi­ca­da al nor­te de Añe­lo y que par­tie­ron de la de­ter­mi­na­ción que has­ta el mo­men­to se man­tie­ne Tec­pe­trol pa­ra el dis­tan­cia­mien­to en­tre las ra­mas horizontales.

“De­ter­mi­na­mos que el dis­tan­cia­mien­to óp­ti­mo en­tre po­zos, que es lo que per­mi­te ma­xi­mi­zar las re­ser­vas que hay en subsuelo y no so­bre­in­ver­tir, es de 225 me- tros”, ex­pli­có Iu­liano aun­que agre­gó que no des­car­tan es­tu­diar con al­gún pi­lo­to mo­di­fi­car por más o por me­nos esa dis­tan­cia que la ma­yo­ría de las ope­ra­do­ras tie­ne fi­ja­da en ca­si 300 me­tros.

So­bre una lo­ca­ción es­tán­dar de 150 por 150 me­tros, las bo­cas de los po­zos se em­pla­zan ca­da 10 me­tros y lo­gran por me­dio de un di­rec­cio­nal ese dis­tan­cia­mien­to que se da en for­ma pre­via al ini­cio de la per­fo­ra­ción ho­ri­zon­tal.

Nue­vo di­se­ño

Con ape­nas seis me­ses a cues­tas en el área, la pe­tro­le­ra re­sol­vió mo­di­fi­car su ar­qui­tec­tu­ra de po­zos pa­ra mi­grar ha­cia un di­se­ño que de­no­mi­na­ron co­mo de po­zos “ro­bus­tos”.

“Pa­sa­ba que cos­ta­ba bas­tan­te es­ta­bi­li­zar la per­fo­ra­ción y en al­gu­nos ca­sos se tar­da­ba más y por eso se apren­dió y se mi­gró a un di­se­ño en el cual se agre­gó una ca­ñe­ría más”, in­di­có Iu­liano.

Es­te nue­vo es­que­ma co­mien­za con una guía de ma­yor diá­me­tro: se pa­só de 9 5/8’’ a 13 3/8’’, pa­ra dar pa­so lue­go a una pri­me­ra in­ter­me­dia a Quin­tu­co y una se­gun­da in­ter­me­dia has­ta el ini­cio de Va­ca Muer­ta. Des­de allí se em­pren­den aho­ra las ra­mas la­te­ra­les que cul­mi­nan en duc­tos de 5 pul­ga­das.

Es­ta nueva ar­qui­tec­tu­ra de po­zos es la que le per­mi­tió a la ope­ra­do­ra es­tan­da­ri­zar los pro­ce­sos pa­ra bus­car lle­var la ac­ti­vi­dad ha­cia esa ló­gi­ca de tra­ba­jo pro­pia de la si­de­rur­gia. Pe­ro ade­más Iu­liano de­ta­lló que les po­si­bi­li­tó ex­ten­der sus ra­mas la­te­ra­les de los 2.000 me­tros a 2.500 me­tros e in­clu­so in­cur­sio­nar en un po­zo de 2.800 me­tros.

“Esos me­tros más que lo­gra­mos son los que com­pen­san el cos­to del cam­bio del di­se­ño”, re­mar­có Iu­liano y de­ta­lló que mien­tras con los po­zos “slim” po­dían de­mo­rar­se en­tre 23 y 40 días, con los po­zos “ro­bus­tos” la per­fo­ra­ci ón se es­tan­da­ri­zó en 30 días.

“In­clu­so he­mos te­ni­do al­gu­nos me­jo­res, de 27 días, por lo que la ex­pec­ta­ti­va que te­ne­mos a seis me­ses de es­te cam­bio es po­der dis­mi­nuir el tiem­po de per­fo­ra­ción y lle­var la ex­ten­sión de las ra­mas al lí­mi­te téc­ni­co”, en­fa­ti­zó.

Dos ho­ri­zon­tes

Re­cien­te­men­te la ope­ra­do­ra co­men­zó a rea­li­zar sus pads con des­tino a dos ho­ri­zon­tes, da­do que de­ba­jo de For­tín de Pie­dra tam­bién hay una bas­ta zo­na de lo que se co­no­ce co­mo “La Co­ci­na”.

“Es­ta­mos per­fo­ran­do a esos dos ho­ri­zon­tes, man­te­nien­do un dis­tan­cia­mien­to de unos 40 a 60 me­tros y la dis­tan­cia en­tre las ra­mas ya fi­ja­da”, ex­pli­có.

El di­se­ño de los po­zos con es­te nue­vo plan con­tem­pla unas 34 eta­pas de frac­tu­ra por ca­da po­zo, da­do que la ope­ra­do­ra op­tó por rea­li­zar las pun­cio­nes ca­da 70 ó 75 me­tros. Aun­que se­gún an­ti­ci­pó Iu­liano es otro de los pun­tos en don­de la ope­ra­do­ra rea­li­za­rá prue­bas pa­ra es­tu­diar los re­sul­ta­dos de in­cor­po­rar una ma­yor can­ti­dad de eta­pas de frac­tu­ra.

Con la ar­qui­tec­tu­ra ya de­fi­ni­da, la in­cor­po­ra­ción del mo­de­lo in­dus­trial de tra­ba­jo es la que co­bra pe­so y per­mi­te re­du­cir cos­tos y pla­zos.

De mo­men­to pa­ra Tec­pe­trol el

“Al­can­za­mos un ré­cord en Va­ca Muer­ta en lo que ha­ce a eta­pas de frac­tu­ras con 7 y 8 eta­pas por día. Es­to in­di­ca el fo­co en la efi­cien­cia de las frac­tu­ras”.

“Al mes pa­sa­do acu­mu­la­mos 282 eta­pas de frac­tu­ra, y en 24 ho­ras lo­gra­mos ha­cer 20 eta­pas de frac­tu­ra con tres equi­pos”.

Pa­blo Iu­liano es el ma­na­ger re­gio­nal de la Cuen­ca Neu­qui­na de Tec­pe­trol.

cos­to es­ti­ma­do de ca­da po­zo de 2.500 me­tros de ra­ma la­te­ral se ubi­ca en torno de los 12 a 13 mi­llo­nes de dó­la­res.

Ese cos­to re­pre­sen­ta pa­ra la ope­ra­do­ra un pro­me­dio de 1.500 dó­la­res por pie es­ti­mu­la­do, en don­de el cos­to de frac­tu­ra es el gran fac­tor a achi­car y en don­de se fi­jan las ma­yo­res ex­pec­ta­ti­vas pues la fir­ma es­pe­ra po­der re­du­cir­lo en un 10% pa­ra ju­nio del año que vie­ne.

“A un año de ha­ber­nos lan­za­do es­ta­mos muy con­for­mes con có­mo ve­ni­mos ha­cien­do las co­sas y cree­mos que to­da­vía hay espacio pa­ra me­jo­rar”, ase­gu­ró Iu­liano y re­mar­có que desa­rro­llar nues­tro mo­de­lo de factoría con prin­ci­pios de in­ge­nie­ría in­dus­trial es lo que nos va a ayu­dar a me­jo­rar en mu­cho los tiem­pos de cons­truc­ción de po­zos, que al fi­nal del día es lo que da más efi­cien­cia y po­zos más ba­ra­tos”.

JUAN THOMES

Pa­blo Iu­liano en­fa­ti­za la im­por­tan­cia del apren­di­za­je con­ti­nuo.

En el nue­vo di­se­ño de los po­zos se mo­di­fi­có el diá­me­tro de los duc­tos uti­li­za­dos pa­ra con­tro­lar me­jor las di­fe­ren­tes pre­sio­nes.

Un po­zo es­tán­dar de Tec­pe­trol en Va­ca Muer­ta con­tem­pla un pro­me­dio de 34 eta­pas de frac­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.