Nue­vo im­pues­to so­bre el tra­ba­jo

Es una con­tri­bu­ción ex­tra pa­ra aque­llas ac­ti­vi­da­des que con­tem­plan la ju­bi­la­ción an­ti­ci­pa­da. El im­pues­to se­rá afron­ta­do ne­ta­men­te por las em­pre­sas, y por lo tan­to in­ci­de de for­ma di­rec­ta en los cos­tos la­bo­ra­les. Se aca­ban las su­mas no re­mu­ne­ra­ti­vas.

Río Negro - Pulso - - Portada - CR. GON­ZA­LO GU­TIÉ­RREZ con­sul­to­rio@csb­ya.com.ar CHINNI, SELEME, BUG­NER Y ASOC.

El fi­nal de las su­mas no re­mu­ne­ra­ti­vas es acor­de a la de­fi­ni­ción de “sa­la­rio” uti­li­za­da por la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo. “Re­sul­ta ne­ce­sa­rio, en res­guar­do de los re­cur­sos des­ti­na­dos a la se­gu­ri­dad so­cial y a fin de ga­ran­ti­zar la sus­ten­ta­bi­li­dad del ré­gi­men pre­vi­sio­nal” Ex­trac­to del co­mu­ni­ca­do emi­ti­do por el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo de la Na­ción.

A tra­vés del De­cre­to 633/18 del Po­der Eje­cu­ti­vo Na­cio­nal, re­sur­gió una vie­ja con­tri­bu­ción pa­tro­nal de los años 80’ con­sis­ten­te en un adi­cio­nal del 2% pa­ra los re­gí­me­nes di­fe­ren­cia­les de ju­bi­la­ción. El de­cre­to fue pu­bli­ca­do el úl­ti­mo mar­tes y su en­tra­da en vi­gor es a par­tir de sep­tiem­bre del co­rrien­te año.

La me­di­da al­can­za a va­rias ac­ti­vi­da­des que, por su na­tu­ra­le­za, de ta­reas pe­no­sas o que im­pli­can un ago­ta­mien­to pre­ma­tu­ro en la ca­pa­ci­dad pa­ra tra­ba­jar, cuen­tan con me­no­res re­qui­si­tos de edad y/o de ser­vi­cios pa­ra ac­ce­der a la ju­bi­la­ción.

En nues­tra re­gión es im­por­tan­te por cuan­to una de las in­dus­trias in­clui­das en el De­cre­to es la del pe­tró­leo, que des­de aho­ra se ve­rá im­pac­ta­da por un nue­vo im­pues­to la­bo­ral.

Re­cor­de­mos que con el dic­ta­do de la re­so­lu­ción (MTESS) 897/15 se in­cor­po­ra­ron la ma­yo­ría de las ta­reas de la ac­ti­vi­dad pe­tro­le­ra, lo que per­mi­tió el ac­ce­so a la ju­bi­la­ción a aque­llas per­so­nas con 50 años de edad y 25 años de ser­vi­cios di­fe­ren­cia­les.

Asi­mis­mo, fue una he­rra­mien­ta uti­li­za­da por las com­pa­ñías y gre­mios del sec­tor, que en épo­cas de cri­sis, y an­te la cre­cien­te ola de des­pi­dos, pu­die­ron lo­grar el ac­ce- so a la ju­bi­la­ción de mu­chos tra­ba­ja­do­res.

Jus­ta­men­te otra de las ra­zo­nes por la que tie­ne im­por­tan­cia el de­cre­to es pa­ra re­gu­lar el ac­ce­so a la ju­bi­la­ción an­ti­ci­pa­da que ac­tual- men­te no es fi­nan­cia­da por nin­gu­na con­tri­bu­ción adi­cio­nal, lo que en un pun­to po­dría lle­var a en­fren­tar el des­fi­nan­cia­mien­to del sis­te­ma pre­vi­sio­nal.

La con­tri­bu­ción im­pues­ta sig­ni­fi­ca que las em­pre­sas de­be­rán ab­sor­ber ese cos­to adi­cio­nal del 2% so­bre los suel­dos bru­tos del per­so­nal con ta­reas di­fe­ren­cia­les, sin im­po­ner al tra­ba­ja­dor nin­gún ti­po de apor­te adi­cio­nal pa­ra ac­ce­so al be­ne­fi­cio.

La no­ti­cia im­pac­ta por lo tan­to de for­ma di­rec­ta, so­bre los cos­tos la­bo­ra­les de las em­pre­sas.

No más su­mas no re­mu­ne­ra­ti­vas tro pun­to del De­cre­to que vie­ne a po­ner blan­co so­bre ne­gro es­tá re­la­cio­na­do con el pa­go de las su­mas no re­mu­ne­ra­ti­vas a los tra­ba­ja­do­res.

La ven­ta­ja de las pa­tro­na­les y los gre­mios al ne­go­ciar es­te ti­po de acuer­dos no re­mu­ne­ra­ti­vos tie­ne una do­ble con­se­cuen­cia. Por un la­do, ge­ne­rar un in­gre­so di­rec­to al tra­ba­ja­dor, y por otro, no pa­gar con­tri­bu­cio­nes so­bre tal in­cre­men­to, aun­que no se ven los efec­tos ad­ver­sos.

Por es­ta ra­zón, se in­di­ca que el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo no da­rá cur­so, ni ho­mo­lo­ga­rá o re­gis­tra­rá, acuer­dos sa­la­ria­les o con­ve­nios co­lec­ti­vos que con­ten­gan su­mas o con­cep­tos de na­tu­ra­le­za sa­la­rial so­bre los que las par­tes acuer­den otor­gar­le ca­rác­ter no re­mu­ne­ra­ti­vo.

La me­di­da ten­dría un efec­to po­si­ti­vo por cuan­to per­mi­ti­ría re­cau­dar y sos­te­ner el sis­te­ma de la se­gu­ri­dad so­cial, y tam­bién per­mi­ti­rá ir en lí­nea con la de­fi­ni­ción de “sa­la­rio” que in­di­ca la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo y la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia de la Na­ción.

Pe­tro­le­ras. Las em­pre­sas de la re­gión que re­ci­bi­rán el im­pac­to del nue­vo im­pues­to en los cos­tos la­bo­ra­les.

No más. El Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo dio por ter­mi­na­das las su­mas no re­mu­ne­ra­ti­vas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.