Se en­ca­re­ce el fi­nan­cia­mien­to

La de­ter­mi­nó el Banco Cen­tral pa­ra de­te­ner la es­ca­la­da del dó­lar. Im­pac­ta di­rec­to so­bre el cos­to fi­nan­cie­ro de tar­je­tas de cré­di­to y el de fon­deo de las py­me y en prés­ta­mos per­so­na­les.

Río Negro - Pulso - - Portada - CORRESPONSALÍA CI­PO­LLET­TI

La fie­bre por el dó­lar, se lle­vó pues­tos en so­lo una se­ma­na to­dos los ob­je­ti­vos de po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca que el go­bierno ha­bía tra­za­do has­ta fin de año. Con ello se es­fu­mó tam­bién la in­ten­ción de re­ba­jar gra­dual­men­te la tasa de in­te­rés, a fin de im­pul­sar la ali­caí­da ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca.

En efec­to, a fin de fre­nar la es­ca­la­da en el pre­cio de la di­vi­sa, el Banco Cen­tral (BCRA) de­ci­dió es­ta se­ma­na ele­var la tasa de in­te­rés de re­fe­ren­cia de la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria, des­de el 45% has­ta el 60%.

La me­di­da tu­vo es­ca­so efec­to en el mer­ca­do cam­bia­rio, que si­guió mos­tran­do una ten­den­cia al­cis­ta, y obli­gó al BCRA a in­ter­ve­nir fuer­te en el mer­ca­do me­dian­te la licitación dia­ria de re­ser­vas. Pe­se a ello, el ti­po de cam­bio cre­ció un 24% en so­lo cin­co rue­das.

El fuer­te im­pac­to que el in­cre­men­to del cos­to fi­nan­cie­ro ten­drá so­bre la pro­duc­ción y el con­su­mo, ya se ve­ri­fi­ca, tan­to pa­ra los con­su­mi­do­res co­mo pa­ra las em­pre­sas. Más allá de su rol en el mer­ca­do fi­nan­cie­ro, la tasa de in­te­rés es un pre­cio de re­fe­ren­cia pa­ra la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, en tan­to de­ter­mi­na el “cos­to de usar los fon­dos en pe­sos”.

El pri­mer ca­so con­cre­to, es lo que su­ce­de con las tar­je­tas de cré­di­to. Has­ta la se­ma­na pa­sa­da, el cos­to pro­me­dio tan­to pa­ra com­pras en cuo­tas co­mo pa­ra fi­nan­ciar el pago del re­su­men, era del 60% anual. Ese cos­to po­dría ele­var­se in­clu­so por en­ci­ma del 100% anual, de­pen­dien­do la en­ti­dad. La si­tua­ción se tor­na de­li­ca­da por el con­tex­to ma­cro­eco­nó­mi­co, en que mu­chas fa­mi­lias op­tan por uti­li­zar el pago mí­ni­mo de sus re­sú­me­nes. Com­pli­ca ade­más la evo­lu­ción del con­su­mo, en un con­tex­to don­de las ven­tas ya se en­con­tra­ban de­caí­das, an­tes de la fuer­te de­va­lua­ción re­gis­tra­da es­ta se­ma­na.

Al­go si­mi­lar su­ce­de con los créditos per­so­na­les. Tras la suba de ta­sas apli­ca­da por la má­xi­ma au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria, el cos­to fi­nan­cie­ro to­tal (CFT), que in­clu­ye tasa, im­pues­tos y co­mi­sio­nes ban­ca­rias, se ubi­ca­ría en­tre el 120% y el 140% anual. Las ven­tas de bie­nes du­ra­bles co­mo au­to­mó­vi­les o lí­nea blan­ca, se ven di­rec­ta­men­te afec­ta­das.

Por otra par­te, las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas em­pie­zan a su­frir se­rias di­fi­cul­ta­des a la ho­ra de con­se­guir el fon­deo pa­ra la ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va. So­lo por dar un ejem­plo, uno de los ban­cos co­mer­cia­les más co­no­ci­dos de la re­gión, co­bra­ba un 29% al ini­cio de la se­ma­na pa­ra el des­cuen­to de un che­que de ter­ce­ros. Pa­ra el día vier­nes, la mis­ma en­ti­dad so­li­ci­ta­ba un 57%.

En es­te sen­ti­do, Facundo Da­ma­to de la con­sul­to­ra Es­tra­te­gia y Ne­go­cios, ex­pli­có que el mer­ca­do es­tá pa­ra­li­za­do a la es­pe­ra de los anun­cios del fin de se­ma­na, y de lo que pue­da ocu­rrir con las ta­sas. “Al­gu­nas So­cie­da­des de Ga­ran­tía Re­cí­pro­ca ( SGR), nos han di­cho que no hay cu­po pa­ra ne­go­ciar. La in­ten­ción es no to­mar las ope­ra­cio­nes a la es­pe­ra de lo que su­ce­da con las ta­sas”, in­di­có. “El cre­di­to no so­lo es más ca­ro, sino que se es­tá ra­cio­na­li­zan­do”, agre­gó.

En la mis­ma di­rec­ción, Facundo Bán­co­ra de la con­sul­to­ra Sol­fin SA, re­fi­rió a las di­fi­cul­ta­des que co­mien­za a ex­pe­ri­men­tar el sec­tor py­me. “La suba de ta­sas aho­ga a las em­pre­sas. Sin du­das la si­tua­ción ya le es­tá pe­gan­do de lleno al sec­tor py­me, en es­pe­cial a aque­llas em­pre­sas que no tie­nen es­pal­da fi­nan­cie­ra co­mo pa­ra so­por­tar la co­yun­tu­ra”, ex­pre­só. Agre­gó ade­más que “es evi­den­te que con es­ta cir­cuns­tan­cia hay gran­des ga­na­do­res y gran­des per­de­do­res. Quie­nes más se be­ne­fi­cian, son aque­llas em­pre­sas que ha­bían con­fi­gu­ra­do su es­truc­tu­ra de deu­da en pe­sos”.

“Las ta­sas su­ben en res­pues­ta a la co­yun­tu­ra cam­bia­ria y an­te el ries­go de un ma­yor im­pac­to so­bre la in­fla­ción do­més­ti­ca” Co­mu­ni­ca­do ofi­cial Banco Cen­tra de la Re­pú­bli­ca Ar­gen­ti­na

Ca­da vez más ca­ro. El cos­to de fi­nan­ciar con tar­je­tas de cré­di­to se ele­vó de for­ma con­si­de­ra­ble.

Dó­lar. El ori­gen de la suba de las ta­sas de in­te­rés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.