China no ce­de y re­do­bla la apues­ta

Tras nue­vas pre­sio­nes de EE. UU. por los aran­ce­les, Bei­jing anun­ció una fuer­te re­duc­ción de im­pues­tos a em­pre­sas.

Río Negro - Pulso - - Comercio -

El Pre­si­den­te de los EE. UU. pa­re­ce de­ci­di­do a ir has­ta las úl­ti­mas con­se­cuen­cias en la gue­rra co­mer­cial ini­cia­da con­tra China. Es­ta se­ma­na, el man­da­ta­rio in­di­có que es­tá dis­pues­to a re­ti­rar a los EE. UU. de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Co­mer­cio (OMC), si no son aten­di­dos sus re­cla­mos res­pec­to al co­mer­cio bi­la­te­ral con el gi­gan­te asiá­ti­co. La ad­mi­nis­tra­ción Trump exi­ge que China me­jo­re el ac­ce­so de los pro­duc­tos nor­te­ame­ri­ca­nos al mer­ca­do asiá­ti­co, que ga­ran­ti­ce la pro­pie­dad in­te­lec­tual a las em­pre­sas es­ta­dou­ni­den­ses en el ni­cho tec­no­ló­gi­co, y que re­duz­ca los sub­si­dios a la pro­duc­ción in­dus­trial china. “Si no me­jo­ran, me re­ti­ra­ré de la OMC”, afir­mó Trump en tono de ame­na­za.

La se­ma­na pa­sa­da, China anun­ció la apli­ca­ción de nue­vos aran­ce­les a la im­por­ta­ción de pro­duc­tos nor­te­ame­ri­ca­nos, por un va­lor de u$s 16.000 mi­llo­nes. Fue lue­go de que las adua­nas es­ta­dou­ni­den­ses co­men­za­ran a apli­car el nue­vo aran­cel del 25% a más de 200 pro­duc­tos chi­nos. “China tie­ne que to­mar una vez más las con­tra­me­di­das ne­ce­sa­rias”, afir­ma el co­mu­ni­ca­do ofi­cial de los nue­vos gra­vá­me­nes.

Más allá de los aran­ce­les, Bei­jing dio a co­no­cer otras dos me­di­das con­cre­tas res­pec­to a la gue­rra co­mer­cial. Se anun­ció en pri­mer lu­gar, el ini­cio de un re­cla­mo for­mal an­te la OMC, por lo que el gi­gan­te asiá­ti­co con­si­de­ra una me­di­da ar­bi­tra­ria y des­leal de la ad­mi­nis­tra­ción Trump. Ello es lo que mo­ti­vó la in­me­dia­ta reac­ción del man­da­ta­rio nor­te­ame­ri­cano.

La se­gun­da me­di­da, se tra­ta de una fuer­te re­duc­ción de im­pues­tos a las em­pre­sas, por u$s 6.500 mi­llo­nes. “Re­ba­jar los im­pues­tos y re­du­cir los cos­tos son ini­cia­ti­vas cla­ve pa­ra im­ple­men­tar una po­lí­ti­ca fis­cal ac­ti­va y ga­ran­ti­zar una eco­no­mía es­ta­ble”, in­di­có el vo­ce­ro del ga­bi­ne­te chino Gao Feng. “Sin im­por­tar qué me­di­das to­me EE. UU. pa­ra ge­ne­rar pre­sión, China pro­ce­de­rá con la re­for­ma y aper­tu­ra a su pro­pio rit­mo”, agre­gó.

Las pos­tu­ras lu­cen abro­que­la­das y se­rá muy di­fí­cil que las mis­mas re­tro­ce­dan sin una ne­go­cia­ción mul­ti­la­te­ral. Los efec­tos so­bre el co­mer­cio glo­bal, ya son pa­ten­tes. En es­te sen­ti­do el di­rec­tor ge­ne­ral de la OMC, Ro­ber­to Aze­ve­do ex­pre­só que “La si­tua­ción es ex­tre­ma­da­men­te se­ria. Las res­tric­cio­nes re­cí­pro­cas al co­mer­cio no pue­den ser la nue­va nor-

EE. UU. in­sis­te en ten­sar la cuer­da en la re­la­ción bi­la­te­ral, mien­tras que el país asiá­ti­co sos­tie­ne la pos­tu­ra con me­di­das con­cre­tas de in­cen­ti­vo a las em­pre­sas.

ma. Una es­ca­la­da con­ti­nua po­dría pro­vo­car un gran im­pac­to eco­nó­mi­co, que afec­ta­rá más a los más po­bres”.

Res­tric­cio­nes mu­tuas. Los aran­ce­les co­mer­cia­les tra­ban el co­mer­cio glo­bal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.