“El FMI pi­de a la Ar­gen­ti­na que ha­ga aque­llo que de­bió ha­cer pa­ra no ir al FMI”

Jo­sé Da­pe­na, doc­tor en Eco­no­mía

Río Negro - Pulso - - Entrevista - DIE­GO PENIZZOTTO die­go­pe­niz­zot­to@rio­ne­gro.com.ar CO­RRES­PON­SA­LÍA CI­PO­LLET­TI

De am­plia tra­yec­to­ria en el mun­do de las fi­nan­zas, el Dr. Jo­sé Da­pe­na di­ri­ge el MBA en la Uni­ver­si­dad del CEMA. En diá­lo­go con “Pul­so”, ana­li­zó el ac­tual es­ce­na­rio, la ges­tión eco­nó­mi­ca y las pers­pec­ti­vas fu­tu­ras.

PRE­GUN­TA- ¿Cuál es su lec­tu­ra de la cri­sis?

RES­PUES­TA- Hay un en­fria­mien­to de las con­di­cio­nes in­ter­na­cio­na­les. EE. UU. lle­va ade­lan­te una po­lí­ti­ca de con­trac­ción mo­ne­ta­ria, re­ti­ran­do dó­la­res del mer­ca­do. El efec­to a ni­vel in­ter­na­cio­nal es que se ha apre­cia­do el va­lor del dó­lar y se han in­cre­men­ta­do las ta­sas de re­fe­ren­cia. Por ello los mer­ca­dos emer­gen­tes se en­cuen­tran com­pli­ca­dos, en par­ti­cu­lar por­que son eco­no­mías que to­ma­ron deu­da du­ran­te el pe­rio­do de bo­nan­za. Paí­ses co­mo Tur­quía o Ar­gen­ti­na, se ven to­da­vía más gol­pea­dos por te­ner un dé­fi­cit sig­ni­fi­ca­ti­vo de cuen­ta co­rrien­te, es de­cir que no con­si­guen los dó­la­res de for­ma ge­nui­na pa­ra pagar su deu­da. Eso los obli­ga a una fuer­te co­rrec­ción del ti­po de cam­bio. A ello se su­ma el dé­fi­cit fis­cal.

P- ¿Hay erro­res pro­pios que ge­ne­ran la vul­ne­ra­bi­li­dad?

R- En efec­to. Du­ran­te 2016 y 2017 Ar­gen­ti­na in­cre­men­tó el dé­fi­cit fis­cal. Eso nos ha­ce más vul­ne­ra­bles. ¿Se po­día ha­cer al­go di­fe­ren­te? No lo sa­be­mos, por­que lo con­tra fác­ti­co so­lo que­da pa­ra el te- rreno de las es­pe­cu­la­cio­nes.

P- ¿Por­qué otros paí­ses emer­gen­tes son me­nos vul­ne­ra­bles?

R- Ar­gen­ti­na es uno de los paí­ses con ma­yor dé­fi­cit fis­cal y dé­fi­cit de cuen­ta co­rrien­te en La­ti­noa­mé­ri­ca. Pe­ro por otra par­te, en cuan­to a la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria, se si­guió emi­tien­do di­ne­ro pa­ra cu­brir las ne­ce­si­da­des fis­ca­les, tan­to de ma­ne­ra di­rec­ta asis­tien­do al Te­so­ro, co­mo de for­ma in­di­rec­ta cuan­do el Te­so­ro to­ma deu­da en el ex­te­rior y luego de­be ven­der los dó­la­res en el mer­ca­do in­terno. Luego el Ban­co Cen­tral (BCRA) de­be re­ti­rar esos pe­sos de más pa­ra que no va­yan a in­fla­ción. Al fi­nal del re­co­rri­do hay una ba­se mo­ne­ta­ria de $1 bi­llón y $1,4 bi­llo­nes de pa­si­vos re­mu­ne­ra­dos del BCRA. Eso es un cal­do de cul­ti­vo fe­no­me­nal pa­ra un es­ce­na­rio co­mo el ac­tual.

P- ¿Fue un error des­re­gu­lar la en­tra­da y sa­li­da de capitales?

R- Es cier­to que si uno se abre a los mer­ca­dos en un con­tex­to de dé­fi­cit fis­cal y dé­fi­cit de cuen­ta co­rrien­te, se ex­po­ne mu­cho más sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te a cam­bios en la di­rec­ción de los flu­jos de capitales. También es cier­to que la ma­yo­ría de las eco­no­mías emer­gen­tes se en­cuen­tran en una si­tua­ción de aper­tu­ra a los mer­ca­dos de capitales. Es de­cir, lo que es­ta­ba ha­cien­do Ar­gen­ti­na es mar­char a la ‘nor­ma­li­dad’.

P- ¿Es acer­ta­do pe­dir­le al FMI, y vol­ver a pe­dir­le dos me­ses des­pués?

R- La pre­gun­ta en reali­dad es, si no se hu­bie­ra acu­di­do al FMI ¿cuál era la al­ter­na­ti­va? Hu­bie­ra si­do ne­ce­sa­rio ge­ne­rar un su­pe­rá­vit de cuen­ta co­rrien­te de un mes pa­ra el otro, y eso es im­po­si­ble. Es co­mo que de gol­pe el au­to se que­de sin naf­ta. Eso re­quie­re que pa­re otro au­to y le pres­te al­go de naf­ta pa­ra lle­gar a la es­ta­ción de ser­vi­cio. ¿Es una bue­na no­ti­cia ir al Fon­do? Evi­den­te­men­te no, por­que el Fon­do va a po­ner con­di­cio­nes. En po­cas pa­la­bras, el FMI va a pe­dir que ha­ga­mos aque­llo que ha­bía que ha­cer pa­ra no ter­mi­nar yen­do al FMI. El cam­bio de me­tas fis­ca­les pa­ra 2019, es con­se­cuen­cia ló­gi­ca del ade­lan­to de di­ne­ro que Ar­gen­ti­na pi­de al FMI. Se ade­lan­tan los fon­dos si Ar­gen­ti­na ade­lan­ta la me­ta de equi­li­brio fis­cal.

P- ¿Es via­ble po­lí­ti­ca­men­te?

R- El pun­to es có­mo ha­rá el go­bierno en un año elec­to­ral pa­ra re­du­cir el dé­fi­cit pri­ma­rio. Es la pri­mer pre­gun­ta que se ha­ce un in­ver­sor, sea de Ar­gen­ti­na o del ex­te­rior. Du­ran­te dos años lo que vi­mos fue una apues­ta per­ma­nen­te al cre­ci­mien­to fu­tu­ro, al­go que fi­nal­men­te no se dio.

P- ¿Fue­ron bien uti­li­za­dos los fon­dos que ya en­vió el FMI?

R- Efec­ti­va­men­te, los fon­dos se usa­ron pa­ra in­ten­tar con­te­ner el pre­cio del dó­lar. La pre­gun­ta es cuál se­ría el pre­cio del dó­lar si no se hu­bie­ra he­cho eso. En un es­ce­na­rio de de­va­lua­ción brus­ca de en­tra­da, qui­zá hu­bié­ra­mos asis­ti­do a otros fe­nó­me­nos que no se han re­gis­tra­do, co­mo por ejem­plo el re­ti­ro ma­si­vo de los de­pó­si­tos en dó­la­res.

P- ¿Hay un ataque es­pe­cu­la­ti­vo?

R- Si los in­ver­so­res de­tec­tan la vul­ne­ra­bi­li­dad, les con­vie­ne una si­tua­ción en que los ac­ti­vos ar­gen­ti­nos cai­gan, pa­ra po­der re­com­prar más ba­ra­to. Es en ese mar­co que se da la po­lí­ti­ca de usar re­ser­vas pa­ra con­te­ner el ti­po de cam­bio. Se bus­ca evi­tar con­se­cuen­cias que pue­den ser to­da­vía mu­cho más gra­ves pa­ra la eco­no­mía na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.