Es­truc­tu­ral y pro­fun­da

Un nue­vo in­for­me de In­dec re­ve­la que las ca­ren­cias de una enor­me por­ción de la po­bla­ción van mu­cho más allá de la in­ca­pa­ci­dad de ge­ne­rar in­gre­sos.

Río Negro - Pulso - - Portada - DIE­GO PENIZZOTTO die­go­pe­niz­zot­[email protected]­ne­gro.com.ar

En me­dio de un enor­me pa­ra­te de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, con una in­fla­ción que fi­na­li­za­rá el año en los ni­ve­les más al­tos del úl­ti­mo cuar­to de Si­glo, con ta­sas de in­te­rés que di­fi­cul­tan el con­su­mo y el ac­ce­so al cré­di­to, y cuan­do el em­pleo co­mien­za a re­sen­tir­se se­ria­men­te, ha­blar de po­bre­za re­sul­ta co­mo mí­ni­mo una ob­vie­dad de la co­yun­tu­ra. Al­go si­mi­lar su­ce­de con la con­sig­na de ‘po­bre­za ce­ro’ lan­za­da por el Pre­si­den­te Ma­cri al ini­cio de la ges­tión. Se tra­ta de un ob­je­ti­vo que lu­ce tan inal­can­za­ble en el con­tex­to ac­tual, que ter­mi­na de­va­luán­do­se has­ta con­ver­tir­se so­lo en un slo­gan de cam­pa­ña.

Los da­tos re­fe­ri­dos a la cuan­tía de la po­bre­za en Ar­gen­ti­na, son por de­más co­no­ci­dos. Las dis­cre­pan­cias en­tre las di­fe­ren­tes me­di­cio­nes sur­gen en ba­se al ti­po de ca­nas­ta uti­li­za­da pa­ra de­ter­mi­nar la lí­nea de la po­bre­za, y a la va­lo­ra­ción mo­ne­ta­ria de la mis­ma. Pe­se a ello, na­die se atre­ve­ría a dis­cu­tir hoy, que la po­bre­za afec­ta al me­nos a un ter­cio de la po­bla­ción, en un país cu­ya prin­ci­pal for­ta­le­za es la pro­duc­ción de ali­men­tos.

Tal pro­por­ción se cons­tru­ye en ba­se a un cri­te­rio que es­ta­ble­ce la con­di­ción de po­bre­za en ba­se a la ca­pa­ci­dad de re­unir los in­gre­sos su­fi­cien­tes pa­ra ad­qui­rir una ca­nas­ta bá­si­ca de bie­nes y ser­vi­cios.

Sin em­bar­go, ha­ce mu­cho tiem­po que en el mundo la con­cep­ción de la po­bre­za se ba­sa en cues­tio­nes mu­cho más pro­fun­das que el di­ne­ro dis­po­ni­ble pa­ra con­su­mir, las cua­les se re­la­cio­nan con el ‘desa­rro­llo hu­mano’ y la ca­li­dad de vi­da.

En re­la­ción a las ca­ren­cias, el aná­li­sis se rea­li­za en ba­se al con­cep­to de ‘po­bre­za mul­ti­di­men­sio­nal’. Des­de la dé­ca­da del 90 la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das (ONU) ha in­cor­po­ra­do es­ta con­cep­ción en sus me­di­cio­nes de po­bre­za glo­bal con el Ín­di­ce de Desa­rro­llo Hu­mano (IDH). El mis­mo con­si­de­ra no so­lo la fal­ta de in­gre­sos, sino las ca­ren­cias re-

la­cio­na­das al ac­ce­so a la sa­lud pú­bli­ca, a las re­des de ser­vi­cios co­mo agua co­rrien­te y gas, a con­di­cio­nes ade­cua­das de há­bi­tat y sa­nea­mien­to, a la edu­ca­ción, al es­par­ci­mien­to, o al ac­ce­so a la in­for­ma­ción.

El Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Cen­sos (In­dec), in­cor­po­ró la nue­va mi­ra­da res­pec­to a la po­bre­za des­de el año 2016, y pe­rió­di­ca­men­te pu­bli­ca los da­tos se­mes­tra­les al res­pec­to. El úl­ti­mo in­for­me ti­tu­la­do “Con­di­cio­nes de Vi­da” re­fe­ri­do al pri­mer se­mes­tre de 2018, fue da­do a co­no­cer es­ta se­ma­na. Los da­tos per­mi­ten ad­ver­tir una se­rie de avan­ces cua­li­ta­ti­vos y otros tan­tos ítem en los que aun no se lo­gran me­jo­ras de la mag­ni­tud es­pe­ra­da.

Cla­ros­cu­ros

Nues­tro país ocu­pa el pues­to nu­me­ro 47 en el IDH que ela­bo­ra la ONU, el cual re­le­va la co­ber­tu­ra en las di­men­sio­nes más re­le­van­tes res­pec­to a la ca­li­dad de vi­da en to­dos los paí­ses del mundo.

En la ci­ma del ran­king se en­cuen­tran No­rue­ga, Sui­za y Aus­tra­lia, mien­tras po­ten­cias his­tó­ri­cas co­mo EE.UU. ( pues­to 13), Reino Uni­do (pues­to 14), Ja­pón (pues­to 19) o Fran­cia (pues­to 24), que­dan lla­ma­ti­va­men­te fue­ra del top ten. Una prue­ba más de que desa­rro­llo hu­mano no es sinónimo de po­de­río eco­nó­mi­co.

De los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos, so­lo Chi­le ocu­pa una me­jor po­si­ción que Ar­gen­ti­na con el pues­to 44, mien­tras que Uru­guay os­ten­ta el pues­to 55 y Bra­sil el 79.

Más allá de las cues­tio­nes ideo­ló­gi­cas, va­le re­co­no­cer que en el Si­glo XXI Ar­gen­ti­na ha rea­li­za­do avan­ces no­to­rios en la aten­ción pri­ma­ria de los más pos­ter­ga­dos. Así lo re­fle­ja tam­bién la es­ta­dís­ti­ca de la ONU pa­ra los ca­pí­tu­los edu­ca­ción, nu­tri­ción, y mor­ta­li­dad in­fan­til.

El re­fe­ri­do in­for­me pu­bli­ca­do por In­dec es­ta se­ma­na, da cuen­ta de al­gu­nos de esos avan­ces, y de­ja a la vis­ta los pun­tos que to­da­vía son ma­te­ria pen­dien­te.

El re­le­va­mien­to rea­li­za­do en 31 aglo­me­ra­dos ur­ba­nos a lo lar­go y a lo an­cho del país, abor­da seis ejes que ha­cen a las con­di­cio­nes de vi­da en Ar­gen­ti­na: ca­rac­te­rís­ti­cas ha­bi­ta­cio­na­les, ser­vi­cios pú­bli­cos, há­bi­tat, te­nen­cia de la vi­vien­da, co­ber­tu­ra mé­di­ca, y edu­ca­ción.

El pri­mer pun­to que va­le des­ta­car es el ha­bi­ta­cio­nal. El pri­mer in­fo­gra­ma ad­jun­to re­ve­la los da­tos re­fe­ri­dos a la ca­li­dad de los ma­te­ria­les de la ca­sa ha­bi­ta­ción y a la dis­po­ni­bi­li­dad de agua en la des­car­ga del ba­ño. Los da­tos mues­tran una le­ve me­jo­ría en cuan­to a la pre­ca­rie­dad de las cons­truc­cio­nes, pe­ro a la vez re­ve­lan que hay un 23,4% de la po­bla­ción que vi­ve en ca­sas con de­fi­cien­cias en los ma­te­ria­les. Asi­mis­mo, re­sul­ta que en 2018, to­da­vía exis­te un 7,4% de la po­bla­ción que no tie­ne des­car­ga de agua en el ba­ño, lo que im­pli­ca una se­ria fa­len­cia de sa­lu­bri­dad.

Un se­gun­do as­pec­to muy im­por­tan­te, es el re­fe­ri­do al ac­ce­so a los ser­vi­cios pú­bli­cos bá­si­cos. El in­for­me mues­tra que un 11,6% de los ar­gen­ti­nos no tie­ne ac­ce­so a la red de agua, un 33,4% no tie­ne cloa­cas y un 34,1% no ac­ce­de al gas de red. A la vez, uno de ca­da dos ar­gen­ti­nos, ca­re­ce de al­guno de los tres ser­vi­cios. Son qui­zá los da­tos más fuer­tes en re­la­ción a la de­sigual­dad es­truc­tu­ral que to­da­vía per­sis­te en el país. Una ca­ren­cia es­truc­tu­ral que se­gún in­for­ma el pro­pio In­dec, prác­ti­ca­men­te no se mo­di­fi­có de 2016 a es­ta par­te.

En ter­cer lu­gar, se ubi­can los da­tos res­pec­to al ti­po de te­nen­cia de la vi­vien­da. Es va­lo­ra­ble que un 72,9% de las per­so­nas es pro­pie­ta­ria del lu­gar que ha­bi­ta. Sin em­bar­go, re­sul­ta que la can­ti­dad de pro­pie­ta­rios mues­tra ten­den­cia de­cre­cien­te en los úl­ti­mos dos años. En el pri­mer se­mes­tre de 2016, un 74,4% de las per­so­nas era due­ña de su ca­sa. Por el con­tra­rio, el nú­me­ro de in­qui­li­nos cre­ció del 14,5% al 15,8% en­tre 2016 y 2018. Así tam­bién, cre­ció la can­ti­dad de per­so­nas que ocu­pan una ca­sa que no les per­te­ne­ce. Ese ra­tio pa­só del 9,4% al 9,6% en el mis­mo pe­rio­do. Un sín­to­ma de una ne­ce­si­dad que con­ti­núa sin so­lu­ción pa­ra mi­llo­nes de per­so­nas pe­se a los dis­tin­tos pla­nes y es­fuer­zos gu­ber­na­men­ta­les en re­la­ción al ac­ce­so a la vi­vien­da en los úl­ti­mos 15 años.

El úl­ti­mo ítem que re­sal­ta es el que se re­la­cio­na con la sa­lud y el ti­po de co­ber­tu­ra mé­di­ca. La es­ta­dís­ti­ca re­ve­la que la can­ti­dad de per­so­nas que cuen­ta con obra so­cial, con pre­pa­ga o con al­gún ser­vi­cio de emer­gen­cias mé­di­cas pa­go, pa­só del 68,8% en el pri­mer se­mes­tre de 2016 al 69,5% en el pri­mer se­mes­tre de 2018. Sin lu­gar a du­das im­pli­ca una me­jo­ra en la ca­li­dad de la co­ber­tu­ra mé­di­ca du­ran­te los úl­ti­mos dos años, lo cual ha­bla tam­bién de cier­ta me­jo­ra en la ca­pa­ci­dad de ac­ce­der a un ser­vi­cio pa­go. Ello sin em­bar­go, no ocul­ta el he­cho de que 3 de ca­da 10 ar­gen­ti­nos si­gue de­pen­dien­do úni­ca y ex­clu­si­va­men­te del sis­te­ma pú­bli­co pa­ra la aten­ción pri­ma­ria de la sa­lud. Un sis­te­ma pú­bli­co que mues­tra se­rias di­fi­cul­ta­des en el ac­tual con­tex­to de ajus­te que de­ri­vó en la de­va­lua­ción del Mi­nis­te­rio de Sa­lud a la ca­te­go­ría de Se­cre­ta­ría, a fin de re­cor­tar pre­su­pues­to.

“Cuan­do uno mi­ra, el mundo avan­za pa­ra me­jor, ca­da vez hay me­nos po­bre­za, me­nos muer­tos por gue­rras, por en­fer­me­da­des”.

Pre­si­den­te Ma­cri, a fi­nes de oc­tu­bre en la Cum­bre de Al­cal­des del G20

Es­truc­tu­ral. Ca­ren­cias pro­fun­das que tras­cien­den la ca­pa­ci­dad de ge­ne­rar in­gre­sos.

Cum­bre de al­cal­des. La úl­ti­ma ves que Ma­cri ha­bló de po­bre­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.