“El ob­je­ti­vo no de­bie­ra ser dis­tri­buir la ri­que­za, sino ge­ne­rar­la”

Río Negro - Pulso - - Entrevista - DIE­GO PENIZZOTTO die­go­pe­niz­zot­[email protected]­ne­gro.com.ar CORRESPONSALÍA CI­PO­LLET­TI

Eco­no­mis­ta y es­pe­cia­lis­ta en fi­nan­zas, Dia­na Mon­dino for­ma par­te del Staff de la Uni­ver­si­dad del Ce­ma, y des­de un lu­gar di­fe­ren­te al de la ma­yo­ría de los pro­fe­sio­na­les en la ma­te­ria, tie­ne una mi­ra­da crí­ti­ca de la ges­tión eco­nó­mi­ca ac­tual, y acer­ca del rum­bo que de­be­ría to­mar la mis­ma de ca­ra a 2019.

PRE­GUN­TA- ¿Qué eva­lua­ción ha­ce de las úl­ti­mas me­di­das adop­ta­das por el go­bierno?

RES­PUES­TA- Creo que es muy po­si­ti­vo pro­cu­rar el dé­fi­cit ce­ro, por­que ello sig­ni­fi­ca que ha­brá que en­deu­dar­se me­nos en el fu­tu­ro. Lo­grar el dé­fi­cit ce­ro sig­ni­fi­ca­rá ‘pa­sar un pei­ne mu­cho más fino’ so­bre el gas­to, con ac­ti­vi­da­des que no son pro­pias del es­ta­do. Es­tas ac­ti­vi­da­des van des­de re­ci­ta­les has­ta obras que so­lo be­ne­fi­cian a una par­te de la po­bla­ción.

P- Se ha­bla de dé­fi­cit ce­ro, pe­ro el mis­mo no con­tem­pla los in­tere­ses...

R- En efec­to. Pe­ro es­ta­mos pa­gan­do aho­ra lo que no qui­si­mos pa­gar an­tes. Los in­tere­ses son un por­cen­ta­je me­nor del to­tal que nos pres­ta­ron. Su­pon­ga­mos que de ca­da 100 dó­la­res que re­ci­bi­mos, pa­ga­mos 7 dó­la­res de in­te­rés. El pro­ble­ma es que en dos años nos gas­ta­mos los 100 dó­la­res, y ló­gi­ca­men­te los 7 dó­la­res hay que pa­gar­los. Ha­ce al me­nos 13 años que con­vi­vi­mos con dé­fi- cit fis­cal. En­ton­ces el pro­ble­ma no son los in­tere­ses, sino en des­equi­li­brio per­ma­nen­te.

P- El go­bierno siem­pre tu­vo ese diag­nós­ti­co ¿De­mo­ró de­ma­sia­do el ajus­te?

R- El go­bierno pen­só que el cre­ci­mien­to de la eco­no­mía iba a per­mi­tir ab­sor­ber es­tos cos­tos. Por mu­chas ra­zo­nes no fue así. Hu­bo inun­da­ción en 2016 y sequía en 2017, y subie­ron las ta­sas de in­te­rés en el ex­te­rior, eso es im­pon­de­ra­ble. A la vez, el go­bierno erró en po­ner un im­pues­to a la ren­ta fi­nan­cie­ra y en sos­te­ner el atra­so cam­bia­rio.

P- Vie­ne un año elec­to­ral agi­ta­do ¿Se pue­de ajus­tar y a la vez ha­cer obras de in­fra­es­truc­tu­ra?

R- La in­fra­es­truc­tu­ra tie­ne que rea­li­zar­se con­si­de­ran­do los ob­je­ti­vos de lar­go pla­zo. Creo que de­be es­tar fo­ca­li­za­da en fa­ci­li­tar la ex­por­ta­ción de to­do ti­po de bie­nes y ser­vi­cios. la ex­por­ta­ción es lo úni­co que ge­ne­ra dó­la­res, y Ar­gen­ti­na de­be dó­la­res. Otro ti­po de in­fra­es­truc­tu­ra pue­de ser con­ve­nien­te, pe­ro en es­te con­tex­to de­be pa­sar a un se­gun­do plano.

P- ¿Es po­si­ble esa asig­na­ción de re­cur­sos?

R- Es­te ti­po de de­ci­sio­nes sue­le ser an­ti­pá­ti­ca, por­que la gen­te va­lo­ra mu­cho más las obras que ve cer­ca, aun­que las mis­mas no ten­gan la ca­pa­ci­dad de in­cre­men­tar el Pro­duc­to Bru­to (PBI). Si tu­vié­ra­mos co­mo ob­je­ti­vos cla­ros la ex­por­ta­ción y la ca­pa­ci­dad de ge­ne­rar ri­que­za, se­ría mu­cho más fá­cil la asig­na­ción de re­cur­sos. Lle­va­mos mu­chos años en que ese no ha si­do el ob­je­ti­vo, y por el con­tra­rio el fo­co se ha pues­to en dis­tri­buir la ri­que­za ge­ne­ra­da an­te­rior­men­te.

P- ¿Es in­co­rrec­to fo­ca­li­zar en la dis­tri­bu­ción de la ri­que­za?

R- El ob­je­ti­vo de­bie­ra ser ge­ne­rar la ri­que­za, pa­ra even­tual­men­te al­gún día po­der re­par­tir en­tre to­dos los ciu­da­da­nos. Si se dis­tri­bu­ye lo que ya hay, y no que­da ca­pa­ci­dad de aho­rro y ge­ne­ra­ción fu­tu­ra de ri­que­za, den­tro de po­co tiem­po no que­da­rá ni si­quie­ra al­go pa­ra re­par­tir. No se pue­de re­par­tir lo que no se tie­ne ni se ten­drá.

P- ¿Los sa­la­rios no han per­di­do ya te­rreno en la dis­tri­bu­ción?

R- Ese es un aná­li­sis que hay que ha­cer en la to­ta­li­dad de la eco­no­mía. La dis­tri­bu­ción del in­gre­so se mi­de en­tre sa­la­rios, ren­ta­bi­li­dad del ca­pi­tal e im­pues­tos. Los sa­la­rios han su­fri­do, pe­ro la ren­ta­bi­li­dad de las em­pre­sas tam­bién ha su­fri­do. Si en 2018 el PBI es mas chi­co, la tor­ta es mas chi­ca, y to­dos se han vis­to per­ju­di­ca­dos. Es lo que su­ce­de en una re­ce­sión.

P- ¿Que opi­na de la nue­va po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria?

R- Creo que es­te ti­po de po­lí­ti­ca de­bió pen­sar­se pa­ra el cor­tí­si­mo pla­zo. Ya lle­va­mos seis se­ma­nas de es­tas al­tí­si­mas ta­sas de in­te­rés. Ese ni­vel de ta­sa no so­lo en­fría la eco­no­mía, sino que es un cos­to ex­tra pa­ra el sec­tor pro­duc­ti­vo. En el fon­do, al au­men­tar los cos­tos, ello tam­bién com­pli­ca la lu­cha con­tra la in­fla­ción. Se que es un pun­to de vis­ta he­te­ro­do­xo, pe­ro a las prue­bas me re­mi­to. Si se con­si­de­ra el cos­to que tie­ne pa­ra una py­me des­con­tar un che­que o co­brar a 60 días, ello re­pre­sen­ta un cos­to que si se ab­sor­be re­du­ce la ren­ta­bi­li­dad, y si se tras­la­da, fo­men­ta la in­fla­ción.

P- ¿Es un pro­gra­ma de es­ta­bi­li­za­ción si­mi­lar al de otras épo­cas en Ar­gen­ti­na?

R- Así es. Es un tí­pi­co plan de es­ta­bi­li­za­ción, si­mi­lar a los apli­ca­dos en nues­tro país en los úl­ti­mos 50 años. Sin em­bar­go la si­tua­ción de hoy es muy di­fe­ren­te. Apli­car la mis­ma re­ce­ta, que en otros mo­men­tos tam­po­co de­mos­tró ser efi­caz, du­do que sea per­ti­nen­te. El ob­je­ti­vo de­bie­ra ser me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad, pa­ra po­der ex­por­tar.

P- ¿Có­mo de­fi­ne la pro­duc­ti­vi­dad?

R- La pro­duc­ti­vi­dad es­tá da­da en par­te por la ve­lo­ci­dad y en­tre­na­mien­to de los tra­ba­ja­do­res, y otro po­co por la es­truc­tu­ra im­po­si­ti­va, la cual de­be ser mo­di­fi­ca­da. Mien­tras ello no su­ce­da, cual­quier plan de es­ta­bi­li­za­ción fun­cio­na por un tiem­po, y vuel­ve a fa­llar.

P- ¿Pro­po­ne re­du­cir la pre­sión im­po­si­ti­va? ¿Eso no im­pli­ca un ajus­te aun ma­yor?

R- Por su­pues­to que lo ideal se­ría re­du­cir la pre­sión im­po­si­ti­va. Pe­ro mien­tras eso no sea po­si­ble, con la mis­ma pre­sión im­po­si­ti­va se pue­den evi­tar los im­pues­tos pi­ra­mida­les, co­mo su­ce­de hoy con In­gre­sos Bru­tos. O te­ner una úni­ca car­ga fis­cal en el IVA, y no im­pues­tos di­fe­ren­cia­les. El gran pro­ble­ma del sis­te­ma im­po­si­ti­vo ac­tual, es que no es cohe­ren­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.