LAS PLA­YAS DEL PUER­TO SAE

A 65 km de las pla­yas ele­gi­das en­tre las me­jo­res 50 de Su­da­mé­ri­ca, ofre­ce pai­sa­jes a la al­tu­ra de su ve­ci­na fa­mo­sa. Mu­chos se ha­cen una es­ca­pa­da des­de allí. Acá te con­ta­mos por qué.

Río Negro - Voy - - Portada - VANESA MIYAR va­ne­sa­mi­[email protected]­ne­gro.com.ar CORRESPONSALÍA SAN AN­TO­NIO

Tran­qui­li­dad. Op­cio­nes pa­ra di­ver­tir­se en fa­mi­lia o con ami­gos. Y la po­si­bi­li­dad de dis­fru­tar, a pa­sos del mar, de un al­muer­zo con los fres­cos sa­bo­res que ofre­ce el Gol­fo San Ma­tías.

Ésas son las op­cio­nes que guar­dan las pla­yas del Mi­ra­dor Nor­te del Puer­to San An­to­nio Es­te, la vi­lla pes­que­ra ubi­ca­da a 65 km de Las Gru­tas por Ru­ta 3. Tras ac­ce­der al pue­blo, pa­ra in­gre­sar al lu­gar hay que se­guir la mar­cha y op­tar por el sec­tor que se ex­tien­de en la di­rec­ción opues­ta a Pun­ta Vi­lla­rino.

Allí la are­na de la cos­ta es­tá ta­pi­za­da de can­to ro­da­do, y de un le­cho de con­chi­llas que cru­jen co­mo cris­ta­les rom­pién­do­se cuando uno des­cien­de pa­ra in­gre­sar al agua.

El lu­gar, con un mar­co agres­te y una calma úni­ca, tam­bién brin­da la po­si­bi­li­dad de con­tar con ser­vi­cios al al­can­ce de la mano y en­tre­te­ni­mien­tos idea­les pa­ra ma­ti­zar la jor­na­da al ai­re li­bre.

Es que allí se en­cuen­tra el pa­ra­dor Se­re­na, que tam­bién fun­cio­na co­mo es­ta­ción náu­ti­ca, y es la se­de de una fir­ma que ofre­ce pa­seos y pes­ca em­bar­ca­da, en­tre otras ex­cur­sio­nes.

Ade­más, en el lu­gar exis­te una plataforma re­crea­ti­va flo­tan­te, que per­mi­te que los ba­ñis­tas se di­vier­tan zam­bu­llén­do­se des­de el to­bo­gán o lan­zán­do­se en tram­po­lín.

Avis­ta­jes

Los que quie­ran ale­jar­se un po­co de la ac­ti­vi­dad pue­den apro­ve­char la ex­ten­sión de la cos­ta, y de­jar pa­sar el tiem­po en calma ob­ser­van­do la ri­ca avi­fau­na que rei­na en el sec­tor. Tam­bién es co­mún avis­tar lo­bos ma­ri­nos, que lle­gan cer­ca de la ori­lla cuando la plea­mar se re­gis­tra.

Por otra par­te, en el res­tó del pa­ra­dor se ofre­cen, en ho­ra­rios cla­ves, pla­tos ba­sa­dos en la pes­ca del día, que per­mi­ten de­lei­tar­se con la fres­cu­ra que los aman­tes de la bue­na gas­tro­no­mía sa­ben apre­ciar.

Los que quie­ran su­mar­le ac­ción a su día, tam­bién pue­den op­tar por em­bar­car­se, y per­der­se en los se­cre­tos que es­con­de es­te rin­cón na­tu­ral, avis­tan­do a la fau­na ma­ri­na que po­see allí su há­bi­tat. En­tre ellos, los ya men­cio­na­das lo­bi­tos de uno y dos pe­los, pin­güi­nos y del­fi­nes co­mu­nes y os­cu­ros.

Ade­más, an­tes de re­gre­sar a Las Gru­tas o a San An­to­nio, un pa­seo por la vi­lla pes­que­ra se­rá el re­co­rri­do ca­si obli­ga­do. Allí tam­bién es am­plía la ofer­ta de res­tau­ran­tes, con gran va­rie­dad de pes­ca­dos y ma­ris­cos. Y en ple­na tem­po­ra­da, en la pla­za exis­ten pues­tos que ofre­cen ar­te­sa­nías con ca­ra­co­les.

Pa­ra los que pre­fie­ran el avis­ta­je, en­tre la fau­na ma­ri­na se des­ta­can los lo­bi­tos de uno y dos pe­los, pin­güi­nos y del­fi­nes co­mu­nes y os­cu­ros.

A re­mar en el pa­raí­so. El ka­yak, una gran al­ter­na­ti­va, con la pre­sen­cia cer­ca­na de las em­bar­ca­cio­nes del Puer­to.

Plataforma re­crea­ti­va flo­tan­te, to­das las va­rian­tes pa­ra ti­rar­se al mar.

MAR­TÍN BRUNELLA

Man­ja­res de mar. El Puer­to SAE, con una ri­ca ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca.

Es­ce­na­rios agres­tes. Pa­ra dis­fru­tar de la calma y la tran­qui­li­dad.

Pa­seos em­bar­ca­dos. Otra de las op­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.