Los me­ren­de­ros se pre­pa­ran para una de­man­da en al­za

Río Negro - - Río Negro -

En ju­lio, an­te la lle­ga­da in­mi­nen­te de las va­ca­cio­nes y el cie­rre del co­me­dor de la es­cue­la 315 a la que con­cu­rren 390 chi­cos, un ve­cino del ba­rrio Nues­tras Mal­vi­nas im­pul­só un co­me­dor, con una pro­pues­ta de “ci­ne y al­muer­zo”, aun­que so­lo por un par de se­ma­nas.

Jo­sé Ar­pi­res, res­pon­sa­ble de la bi­blio­te­ca po­pu­lar del ba­rrio, re­la­tó que el pri­mer día con­cu­rrie­ron 56 ni­ños pe­ro el úl­ti­mo día de va­ca­cio­nes, eran 96 (en­tre chi­cos y adul­tos). “La idea sur­gió por­que para mu­chos chi­cos lo que co­men en el co­le­gio es su úni­ca co­mi­da. La co­mu­ni­dad co­la­bo­ró con ali­men­tos. Pe­ro du­do que po­da­mos lle­var­lo a ca­bo en el ve­rano por­que la si­tua­ción es muy com­pli­ca­da y con un co­me­dor, ter­mi­nás po­nien­do pla­ta de tu bol­si­llo”, ad­vir­tió Ar­pi­res. El me­ren­de­ro “Los co­ra­zo­nes de Bea­triz” arran­có en el 2014 en el ba­rrio Nahuel Hue con la in­ten­ción de sa­car a los jó­ve­nes de la ca­lle. Hoy re­ci­be a unos 40 chi­cos.

“El mu­ni­ci­pio nos man­da­ba fru­ta pe­ro nos di­je­ron que ya no hay pre­su­pues­to. De to­dos mo­dos, nun­ca ba­ja­mos los bra­zos. To­do sa­le de nues­tro bol­si­llo y del apor­te de los ve­ci­nos. A ve­ces, ven­de­mos em­pa­na­das, sand­wi­ches de mi­la­ne­sa, tar­tas de ge­la­ti­na y con eso, jun­ta­mos al­go de pla­ta”, ex­pli­có Bea­triz Cu­rruhin­ca que lle­va ade­lan­te el me­ren­de­ro.

Se­ña­ló que en 2017, re­ci­bían más do­na­cio­nes. “Aho­ra se nos ha­ce ca­da vez más cues­ta arri­ba. An­tes no ve­nían tan­tos chi­cos: eran 22. Pe­ro el otro día nos que­da­mos cor­tos. No se qué va­mos a ha­cer du­ran­te las va­ca­cio­nes. Les da­mos cho­co­la­ta­da, arroz con le­che, ma­te co­ci­do, lo que va­ya lle­gan­do”, di­jo Cu­rruhin­ca. En el me­ren­de­ro Los Pe­kes, Yo­lan­da Quin­tri­queo, la res­pon­sa­ble de lle­var­lo a ca­bo, im­ple­men­tó un cam­bio: ya no en­tre­gar la me­rien­da sino una bol­sa con ali­men­tos ca­da 20 días. “Ten­go a 64 fa­mi­lias en la lis­ta que no tie­nen tra­ba­jo. No tie­ne sen­ti­do dar­le la le­che a un chi­co cuan­do sé que a la no­che no tie­ne para co­mer. Me preo­cu­pa es­pe­cial­men­te que hoy mu­chos ne­nes al­muer­zan en es­cue­la. Ten­dre­mos que ver có­mo nos re­or­ga­ni­za­mos en enero y fe­bre­ro para su­plir esa ne­ce­si­dad. Es­pe­ra­mos to­car el co­ra­zón a la gen­te para que nos si­gan ayu­dan­do”, ex­pli­có “Yo­li”. Co­men­tó que tam­bién jun­tan ro­pa para ven­der en fe­rias y con ese di­ne­ro, com­prar los ali­men­tos que fal­ten. “In­ten­ta­mos que la bol­sa ten­ga arroz, fi­deos, azú­car, acei­te, le­che, dul­ce, po­len­ta, len­te­jas, ga­lle­ti­tas. De­pen­de­mos de la ayu­da de la gen­te y no po­de­mos exi­gir a la po­bla­ción que se ha­ga car­go”, se­ña­ló la mu­jer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.