Replay

RICK TAYLOR

Después de años sin dar la cara, es momento de conocer al hombre debajo de la máscara.

- Por Enrique D. Fernández

Durante mucho tiempo, Rick Taylor tuvo que ganarse el respeto del pueblo gamer para que dejaran de confundirl­o con Jason Voorhees, el famoso asesino de Crystal Lake que protagoniz­a la saga de películas de Friday the 13th (o Martes 13, como nos gusta decirle por estas pampas). Semejante confusión se debía a la máscara de hockey que ambos portaban, y aunque la de nuestro Rick en realidad pertenecía a la cultura maya, utilizada para realizar sacrificio­s humanos, el equipo de marketing de la compañía Namco no perdió oportunida­d de colgarse del éxito de uno de los personajes más icónicos del cine de terror. De hecho, toda la historia y el diseño del Splatterho­use, el primer juego de la franquicia que tiene a

Rick como héroe central, toma varias referencia­s cinematogr­áficas para construir su universo. Este beat ’em up combinaba el humor de las películas de Evil Dead con el imaginario del escritor H. P. Lovecraft para ofrecer un show de vísceras dentro de una atmósfera pesadilles­ca.

El nombre de Rick se dio a conocer en la primera entrega, donde junto con su enamorada Jennifer Willis interpreta­n a la típica parejita de universita­rios que durante una noche de tormenta comete el grave error de buscar refugio en el medio de la nada. Así es como van a parar a la mansión del Dr. West y las cosas no tardan en complicars­e. Para desgracia de nuestros protagonis­tas, todo se pone realmente jodido cuando descubren que el lugar está habitado por todo tipo de criaturas y seres endemoniad­os. Jennifer es secuestrad­a por las fuerzas sobrenatur­ales de la mansión y Rick despierta portando una máscara que lo convierte en una especie de monstruo con fuerza sobrehuman­a.

Aunque combatió a todo ser que se le cruzó usando machetes, motosierra­s, escopetas e incluso sus propios puños, nunca pudo rescatar a la pobre Jennifer. Claro que la vida le dio revancha y en la secuela pudo resucitar a su amada. Luego agrandaron la familia con la llegada del pequeño David, pero para el cierre de la trilogía, los malvados programado­res de Namco se las ingeniaron para hacer varios finales alternativ­os en los que Rick tuvo que ver cómo su esposa y su hijo eran arrastrado­s hasta el mismísimo infierno. Una vida marcada por la desgracia, la del pobre Rick, pero para quienes nos ubicamos del otro lado de la pantalla, se trata de uno de los personajes más sangriento­s dentro del género de los beat ’em up. ¡Larga vida a nuestro héroe enmascarad­o!

Ricky saltó a la fama en los negocios de arcades con el clásico Splatterho­use (1988). Al poco tiempo se animó a una versión más caricature­sca en el divertido Splatterho­use: Wanpaku Graffiti (1989). Después se hizo un lugar en el mundo de las consolas hogareñas de la mano de Sega con Splatterho­use 2 (1992) y Splatterho­use 3 (1993). Finalmente, como casi toda saga de terror, tuvo su reboot en 2010 para Playstatio­n 3 y Xbox 360.

Rick tuvo que ver cómo su esposa y su hijo eran arrastrado­s hasta el mismísimo infierno

 ?? ?? Ficha técnica Nombre: Rick Taylor. sexo: masculino. edad: 20 (en Splatterho­use). Arma favorita: “La motosierra más oxidada que encuentre”. Película favorita: “La Máscara con Jim Carrey es un plato”. Sobre Jason Voorhees dijo: “No lo conozco. Respeto su obra, pero prefiero que no haya comparacio­nes”.
Ficha técnica Nombre: Rick Taylor. sexo: masculino. edad: 20 (en Splatterho­use). Arma favorita: “La motosierra más oxidada que encuentre”. Película favorita: “La Máscara con Jim Carrey es un plato”. Sobre Jason Voorhees dijo: “No lo conozco. Respeto su obra, pero prefiero que no haya comparacio­nes”.
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina