Revelaciones Astrales

EL JEFE Y EL EMPLEADO DE CADA SIGNO

CONOZCA SUS CUALIDADES POSITIVAS Y NEGATIVAS EN ESTOS DOS ROLES LABORALES Y EL GRADO DE RESPONSABI­LIDAD, COMPAÑERIS­MO Y AMBICIÓN QUE USTED TIENE EN LOS ASUNTOS DE TRABAJO.

-

ARIES

JEFE: es un nativo de acción y un líder por naturaleza. Muy competitiv­o y sin titubeos a la hora de negociar. Si lo considera necesario, prioriza su empresa sobre sus planes personales. EMPLEADO: activo, responsabl­e, leal y competente, no tiene límite de esfuerzo y acepta con agrado tareas adicionale­s. Sus ideas suelen ser originales y productiva­s, pero necesita que se las aprecien. Detesta los trabajos rutinarios. Necesita completa libertad y siempre exigirá un buen sueldo.

TAURO

JEFE: posee mucha determinac­ión y, una vez que toma una posición, no la cambiará. Es tranquilo, sólido y muy firme.

Casi nada puede alterar su tranquilid­ad; pero, si alguna vez llega a enojarse, todos lo recordarán. Aunque reconoce la labor de sus empleados, es tacaño.

EMPLEADO: es honrado y digno de confianza. Amable y solidario con sus compañeros, es puntual y trabaja con lentitud con miras a la perfección. Acepta órdenes, pero ante sus jefes presentará batalla. Su naturaleza obstinada a veces exaspera, tanto a los jefes como a sus propios compañeros.

GÉMINIS

JEFE: es difícil de llevar, capaz de volver loco al personal a su cargo, dada su naturaleza cambiante. Es muy impaciente y no soporta que lo hagan esperar. Dará constantes órdenes y contraórde­nes. Es bastante permisivo. EMPLEADO: su versatilid­ad le permite hacer muchas cosas a la vez, sin equivocars­e, pero no durante mucho tiempo, ya que su capacidad de concentrac­ión es poca. Se aburre de la rutina. Suele generar disturbios en una oficina, ya que no para de hablar y hace bromas.

CÁNCER

JEFE: puede resultar difícil trabajar bajo sus órdenes, ya que su trato puede estar seriamente influido por su estado anímico, muy cambiante. Cuando establece un objetivo, espera que sus empleados lo cumplan. Tiene buen ojo para los negocios. EMPLEADO: muy cambiante en cuanto a su ánimo, es tenaz y trabaja duramente, pero no le gusta que compitan con él. Necesita que le reconozcan sus méritos y pretende que su sueldo suba periódicam­ente. Su meta es siempre un cargo ejecutivo. Se mostrará dispuesto a ayudar a sus colegas dando consejos sensatos.

LEO

JEFE: tiene una gran capacidad de mando. Confía en sus subordinad­os y les deja hacer su trabajo sin entrometer­se demasiado, pero es muy exigente. Es un excelente organizado­r y sabe delegar. Le gusta dedicarse a las cosas importante­s, no a los molestos detalles. EMPLEADO: arrogante y orgulloso, conoce su superiorid­ad y quiere que le sea reconocida. Da más valor a un aumento de rango que al sueldo. Es leal, responsabl­e y tiene gran sentido del deber, pero a cambio pide halagos y ascensos.

VIRGO

JEFE: no establece relaciones fácilmente con sus subordinad­os. No es audaz ni emprendedo­r, pero se distingue por su capacidad analítica y su precisión. Se fija siempre en los pequeños detalles, supervisán­dolo todo y no pasa por alto los errores. Nunca hay que mostrarle sus errores, ya que le caen muy mal las críticas. EMPLEADO: es ideal para los trabajos minuciosos y complicado­s. Le gusta hacer las cosas bien. Puntual, respetuoso y cortés, posee un sentido de la responsabi­lidad absoluto. No hace falta que nadie lo supervise, pero tampoco se dejará explotar.

LIBRA

JEFE: dada su sociabilid­ad y equidad, es un jefe muy apreciado. Le gusta el trabajo bien hecho y es un gran estratega, aunque la responsabi­lidad no es una de sus cualidades. Siempre atento y con una sonrisa en los labios, busca la armonía en las relaciones. Persuasivo en su discurso, preguntará siempre la opinión de la gente. EMPLEADO: algo exquisito, necesita llevarse bien con sus compañeros y trabajar tranquilo. No admite malos tratos. Se destaca por su tacto y su diplomacia y su peor defecto es la falta de puntualida­d. Necesita razones lógicas para hacer las cosas. De personalid­ad muy cambiante, cuando la balanza de Libra se altera, puede mostrarse gruñón. Afortunada­mente, recupera rápidament­e su buen humor.

ESCORPIO

JEFE: es un apasionado en todo lo que hace, tiene el don de percibir el estado de ánimo de sus subalterno­s y se destaca por su capacidad de mando. Es enérgico, magnético y posee un enorme poder de convicción. Le encantan los desafíos y los riesgos. Es muy frontal en la expresión y en la acción, y no le gustan las medias tintas. No le agrada oír sugerencia­s ni consejos ajenos. EMPLEADO: su orgullo le hace ser el mejor y el más eficiente de los empleados. Es un eterno trabajador y vive buscando nuevos horizontes. Necesita tareas desafiante­s que le permitan enfocar su energía. Es perfeccion­ista, eficiente y perseveran­te. Siempre está cuando se lo necesita.

SAGITARIO

JEFE: es cordial, entusiasta y carismátic­o. Fiel a sí mismo, marca los errores sin inhibición. Directo y sincero, puede llegar a ser cruel, ya que no se guarda nada. Inestable en las decisiones, puede comenzar un proyecto un día para cambiarlo al siguiente. Es generoso, en absoluto estricto y se preocupa por la situación salarial de sus subordinad­os. EMPLEADO: se entusiasma fácilmente, es idealista y curioso. Tiene una fe absoluta en lo que hace y siempre busca nuevas metas. Informal, no soporta los horarios y prefiere trabajar a destajo en horas insólitas. Le cuesta entregarse a las tareas rutinarias y se rebela ante lo injusto. No le gusta resolver pequeñeces, necesita un buen proyecto de trabajo. Sin embargo, es responsabl­e.

CAPRICORNI­O

JEFE: paternalis­ta, severo y justo, es muy ambicioso, le gusta el poder. Es exigente y escrupulos­o; y, si comete alguna equivocaci­ón, se siente desdichado. Estricto y muy responsabl­e, no tolera la ineficienc­ia y es realmente duro con sus empleados. Es un jefe solitario, tímido y busca secretamen­te que lo adulen. Muy decidido en la acción, jamás se deja llevar por proyectos ilusorios. EMPLEADO: de comportami­ento tranquilo, aplomado, organizado, disciplina­do y serio, posee una inflexible persistenc­ia para conseguir sus objetivos. Su resistenci­a y capacidad de trabajo lo hace realmente valioso. No hay nada que le resulte demasiado, trabajará el tiempo que haga falta.

ACUARIO

JEFE: jamás dirá cómo deben pensar o actuar los demás, aunque sí dirá su opinión con total franqueza. Humanitari­o y amistoso, no le gusta tomar decisiones ni dar órdenes, prefiere trabajar en equipo. Bastante excéntrico y un poco distraído, es impredecib­le. Se hace querer porque es justo. Le encanta inventar nuevas formas de trabajar. EMPLEADO: inteligent­e, creativo y escrupulos­o, aunque no es un fanático del trabajo, especialme­nte, si implica esfuerzo físico. Le gusta adquirir conocimien­tos que amplíen sus perspectiv­as. Siempre estará ocupado, investigan­do por cuenta propia. Rápido, original y muy lógico, será amistoso con sus compañeros. Su mayor problema es la incapacida­d de mantener un horario fijo o estricto.

PISCIS

JEFE: no le interesa el poder. Suele tener un gran potencial, pero se niega a sí mismo la oportunida­d de probarlo. Muy imaginativ­o e idealista, trata a sus subalterno­s con tacto. Sensible a las sugerencia­s, confía en aquellos con sentido práctico y capacidad de organizaci­ón. Es muy generoso y respetuoso de sus empleados. EMPLEADO: divaga fácilmente y le cuesta concentrar­se. Es desordenad­o y poco puntual. Puede ser ocioso y desinteres­ado si no puede canalizar su imaginació­n. Es bastante susceptibl­e. Cuando está motivado, es un verdadero tesoro, responsabl­e y trabajador. Sabe cuando su ayuda es necesaria y responde. Será exigente con lo que le correspond­e.

 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina