Flo­ra y fau­na

Revista Ñ - - SUMARIO - ALE­JAN­DRA RO­DRÍ­GUEZ BA­LLES­TER

“Hoy ha­ce­mos una se­ri­gra­fía, ma­ña­na po­de­mos ti­rar una bom­ba mo­lo­tov”, di­ce César, con ai­re pro­vo­ca­dor, en el ta­ller de la Unión Re­vo­lu­cio­na­ria de Tra­ba­ja­do­res del Ar­te (Ur­tar­te), Oa­xa­ca, Mé­xi­co. Sus gra­ba­dos for­man par­te in­di­so­lu­ble de es­ta ciu­dad me­xi­ca­na en la que la di­ver­si­dad es­tá vi­va y ca­mi­na por sus ca­lles: son 16 los pue­blos in­dí­ge­nas que ha­bi­tan es­te es­ta­do y en mu­chos mu­ni­ci­pios las au­to­ri­da­des se nom­bran por asam­blea po­pu­lar, me­ca­nis­mo que tie­ne su má­xi­ma ex­pre­sión en la Asam­blea Po­pu­lar de los Pue­blos de Oa­xa­ca (APPO), sur­gi­da de un le­van­ta­mien­to pa­cí­fi­co en 2006.

Al­gu­nos gra­ba­dos con­me­mo­ran la Re­vo­lu­ción Ru­sa, otros res­pon­den a cues­tio­nes ur­gen­tes de la co­yun­tu­ra po­lí­ti­ca: “Ley de in­se­gu­ri­dad in­te­rior” se lee en una de las pa­re­des jun­to a la ima­gen de un pe­rro con ca­ra hu­ma­na y go­rra mi­li­tar al que es­tán a pun­to de cor­tar la ca­de­na y lar­gar a per­se­guir su pre­sa. No es para me­nos: en di­ciem­bre pa­sa­do, el Con­gre­so mexicano apro­bó una ley que a los ar­gen­ti­nos nos trae ma­los re­cuer­dos. La Ley de se­gu­ri­dad in­te­rior le­gi­ti­ma el uso de las fuer­zas ar­ma­das para com­ba­tir la vio­len­cia den­tro del país.

“La grá­fi­ca y Ur­tar­te han de­mos­tra­do que tie­nen la po­si­bi­li­dad de res­pon­der a la co­yun­tu­ra. La ley se dis­cu­tía en el Par­la­men­to y a la se­ma­na se em­pe­zó aquí a crear una res­pues­ta”, di­ce Ma­rio, otro ar­tis­ta mi­li­tan­te, mien­tras tra­ba­ja en una se­ri­gra­fía de Le­nin.

¿Res­pon­den a al­gún par­ti­do? “Ur­tar­te for­ma par­te del par­ti­do Co­mu­nis­ta de Mé­xi­co Mar­xis­ta Le­ni­nis­ta –res­pon­de César– , su lí­nea po­lí­ti­ca es abier­ta pe­ro no es un par­ti­do de ma­sas”. Ex­pli­ca que la crea­ción de di­ver­sas or­ga­ni­za­cio­nes se de­be a la ne­ce­si­dad de ba­jar a la tie­rra la ac­ción po­lí­ti­ca. Así, “se crea el Fren­te Po­pu­lar Re­vo­lu­cio­na­rio (FPR), que a su vez crea la Unión de Cam­pe­si­nos Po­bres (UCP), la Unión Ge­ne­ral de Tra­ba­ja­do­res de Mé­xi­co (UGTM), y den­tro de ellas, crea a Ur­tar­te, co­mo una or­ga­ni­za­ción sec­to­rial de ar­tis­tas”.

Mien­tras ellos tra­ba­jan en el cha­blon co­lor tur­que­sa, una com­pa­ñe­ra re­cor­ta un gra­ba­do en for­ma de pu­ñal que ter­mi­na­rá sien­do un se­ña­la­dor.

“De­be­mos uti­li­zar to­das las for­mas de lu­cha para lle­gar al po­der. El pro­ble­ma es cuan­do esas for­mas de lu­cha se vuel­ven úni­cas, ahí te­ne­mos a las FARC que só­lo re­co­no­cen la lu­cha ar­ma­da. No­so­tros de­ci­mos que no, que es vá­li­da se­gún las si­tua­cio­nes con­cre­tas. Por ejem­plo, aquí en 2006, sur­ge la Asam­blea Po­pu­lar de los Pue­blos de Oa­xa­ca (APPO), uno de los mo­vi­mien­tos más im­por­tan­tes del país, des­pués de la Re­vo­lu­ción de 1910. Y ahí la grá­fi­ca tam­bién des­pun­ta, creo que el po­der que tie­ne una ima­gen es gran­dí­si­mo, mu­chos co­no­ce­mos la APPO a tra­vés de las imá­ge­nes”.

Así ex­pli­can su ta­rea, mien­tras no de­jan de tra­ba­jar en su se­ri­gra­fía. Nos va­mos, con un gra­ba­do her­mo­so de una mu­jer cam­pe­si­na. Y se­gui­mos pen­san­do en me­dios y fi­nes. Si de es­tra­te­gias se tra­ta, nos que­da­mos con es­ta, ba­sa­da en la con­vic­ción del po­der de la ima­gen.

DA­NIEL RO­DRÍ­GUEZ

Pa­re­des de Oa­xa­ca. Uno de los mu­ra­les del co­lec­ti­vo Ur­tar­te re­pre­sen­ta un ma­che­te con es­ce­nas de la Re­vo­lu­ción Ru­sa, cu­yos cien años se con­me­mo­ra­ron en oc­tu­bre de 2017. En la ve­re­da, una ne­na ha­ce su ta­rea es­co­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.