To­do lo que ne­ce­si­tás sa­ber so­bre bit­coins

Pa­ra el es­pe­cia­lis­ta en Eco­no­mía di­gi­tal Sai­fe­dean Am­mous, es­ta mo­ne­da vir­tual reú­ne atri­bu­tos desea­bles co­mo no ge­ne­rar in­fla­ción.

Revista Ñ - - IDEAS - POR LLUÍS AMIGUET © La Van­guar­dia

Sai­fe­dean Am­mous na­ció en Pa­les­ti­na, se gra­duó en la pres­ti­gio­sa Lon­don School of Eco­no­mics y se doc­to­ró en la Uni­ver­si­dad de Co­lum­bia, Nue­va York. Es pro­fe­sor de Eco­no­mía di­gi­tal y bit­coin en esa uni­ver­si­dad. Y pu­bli­có el li­bro El pa­trón bit­coin. Di­ce que esa mo­ne­da “da li­ber­tad a los ciu­da­da­nos pa­ra evi­tar que los ma­los po­lí­ti­cos nos ha­gan pa­gar con in­fla­ción sus erro­res y de­rro­ches”.

–¿Por qué de­bo creer­me que un bit­coin tie­ne va­lor?

–¿Por qué cree que un dó­lar tie­ne va­lor? –Por­que se lo da­mos.

–Y se lo da­mos por­que lo res­pal­dan las re­ser­vas de oro de la Re­ser­va Fe­de­ral de los EE. UU. en Fort Knox. Pe­ro ese res­pal­do es ma­te­rial. En la era di­gi­tal, el di­ne­ro tie­ne apo­yo di­gi­tal. ¿Aca­so las fo­tos y los do­cu­men­tos sin so­por­te ma­te­rial que us­ted guar­da en su or­de­na­dor no tie­nen va­lor? –¿Có­mo se fa­bri­ca un bit­coin?

–La in­ven­ción de Sa­tos­hi Na­ka­mo­to era un di­ne­ro di­gi­tal que reunía los atri­bu­tos desea­bles en una mo­ne­da ac­tual: que uti­li­ce la red de pa­res; que no ne­ce­si­te un Es­ta­do ni un ban­co cen­tral que lo ava­le y go­bier­ne y que, por tan­to, no pue­da fa­bri­car­se sin lí­mi­te ge­ne­ran­do in­fla­ción que be­ne­fi­cie a unos en per­jui­cio de otros. –Pe­ro ¿có­mo se fa­bri­ca?

–Con tres tec­no­lo­gías: dis­tri­bu­ción P2P; fun­cio­nes re­su­men; fir­mas di­gi­ta­les y prue­ba de tra­ba­jo. Jun­tas lo­gran que cuan­do el va­lor del bit­coin sube, no pue­das crear más, aun­que au­men­tes el es­fuer­zo. –Ex­traer más y más oro de las mi­nas de las Amé­ri­cas sí que ge­ne­ró más in­fla­ción.

–En cam­bio, no pue­des fa­bri­car más que un nú­me­ro li­mi­ta­do de bit­coins por mu­chas má­qui­nas que pon­gas a ge­ne­rar­los. –¿Cuán­tos bit­coins pue­de ha­ber?

–Só­lo 21 mi­llo­nes.

–¿Y si hay mil mi­llo­nes de com­pra­do­res? –La úni­ca ma­ne­ra de res­pon­der a la de­man­da con­sis­te en re­va­lo­ri­zar la ofer­ta exis­ten­te: suben de pre­cio los que hay. –¿Có­mo fun­cio­na ese mer­ca­do?

–Ca­da uno es di­vi­si­ble en 100 mi­llo­nes de sa­tos­his, así que, a me­di­da que au­men­ta el va­lor de ca­da uno, pue­den di­vi­dir­se ca­da vez más. Eso lo con­vier­te en la ma­yor y más se­gu­ra re­ser­va de va­lor de la his­to­ria. –¿Có­mo se ope­ra con bit­coins?

–Si va a rea­li­zar una transac­ción con sus bit­coins, la trans­mi­te a to­dos los miem­bros de la red bit­coin, que pue­den com­pro­bar en­ton­ces que us­ted tie­ne bas­tan­tes bit­coins pa­ra rea­li­zar­la.

–¿Y des­pués?

–Que­da gra­ba­da la transac­ción en un re­gis­tro co­mún de to­dos los in­te­gran­tes de la red que com­pi­ten por ve­ri­fi­car­la, es­to es la mi­ne­ría y la prue­ba de es­fuer­zo, y ac­tua­li­zar el sal­do de los dos im­pli­ca­dos pa­ra re­ci­bir la com­pen­sa­ción, el sub­si­dio de blo­que, de la co­mu­ni­dad.

–¿Por qué lo lla­man mi­ne­ría?

–Por­que es el úni­co mo­do de au­men­tar tu pro­vi­sión de bit­coins sin com­prar­los. Igual que ex­traer oro es la úni­ca ma­ne­ra de au­men­tar el que tie­nes sin ad­qui­rir­lo. –¿Y to­do el gas­to de elec­tri­ci­dad?

–Se au­to­li­mi­ta, por­que se pue­de cal­cu­lar de an­te­mano de for­ma fia­ble. Na­die gas­ta luz por na­da, así que se con­su­me la im­pres­cin­di­ble. Ade­más, la tec­no­lo­gía li­mi­ta el nú­me­ro de transac­cio­nes, lo que, ade­más, lo con­vier­te en una mo­ne­da fuer­te. –¿Cuán­do po­dré pa­gar to­do con bit­coins? –La gen­te con­fun­de la mo­ne­da di­gi­tal con un me­dio de pa­go con­ven­cio­nal co­mo Vi­sa. Y el bit­coin no sus­ti­tu­ye a las tar­je­tas, sino que re­em­plaz a a las mo­ne­das y de­ja sin po­der a los ban­cos cen­tra­les pa­ra dár­se­lo a la gen­te.

REUTERS

Una de las ven­ta­jas que sue­len se­ña­lar­se es que los bit­coins no pue­den fa­bri­car­se sin lí­mi­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.