Ven­den to­do su ar­chi­vo

Revista Ñ - - EL ESPEJO - March Maz­zei

Tras un li­ti­gio ju­di­cial por la he­ren­cia del ar­tis­ta Juan Car­los Romero (1931-2017), su ar­chi­vo com­ple­to aca­ba de ser ven­di­do a un co­lec­cio­nis­ta de ar­te la­ti­noa­me­ri­cano de Nue­va York. La ven­ta se ha­bría pro­du­ci­do con el acuer­do de su viu­da e hi­jos a tra­vés de una ges­tión de Ri­car­do Ocam­po, di­rec­tor de la ga­le­ría Wal­den.

El equi­va­len­te a cua­tro ha­bi­ta­cio­nes gran­des re­ple­tas de ma­te­ria­les que el ar­tis­ta re­co­pi­ló y cla­si­fi­có a lo lar­go de su ex­ten­sa tra­yec­to­ria, y que in­clu­ye la ma­yor co­lec­ción de afi­ches políticos de la Ar­gen­ti­na, se en­con­tra­ban en una ca­sa de la ca­lle San­tia­go del Es­te­ro 443, en la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res. De allí fue­ron re­ti­ra­dos y na­die sa­be dón­de es­tán, se­gún de­nun­cia la Red Con­cep­tua­lis­mos del Sur (Re­dCSur), un gru­po de ar­tis­tas e in­ves­ti­ga­do­res del que Romero for­ma­ba par­te.

El “Ar­chi­vo de ar­tis­tas” de Romero era lla­ma­do así en plu­ral por­que con­tie­ne los ar­chi­vos per­so­na­les de otros y por­que es­ta­ba abier­to a quien qui­sie­ra con­sul­tar­lo. “Juan Car­los era un ar­chi­vis­ta na­to y ali­men­ta­ba su prác­ti­ca ar­tís­ti­ca y su re­fle­xión po­lí­ti­ca a tra­vés del ar­chi­vo”, con­tó Ana Lon­go­ni, fun­da­do­ra de Re­dCSur e in­ves­ti­ga­do­ra.

Allí es­tán los do­cu­men­tos del CAYC de Jor­ge Glus­berg que no con­ser­vó ar­chi­vo pro­pio y ca­si 2000 afi­ches, en­tre ellos los de la Ma­sa­cre de Tre­lew que im­pri­mió el ERP sin fir­ma y en un pa­pel muy de­li­ca­do, y que na­die más tie­ne.

“Es un ge­ne­ro­so e inigua­la­ble cú­mu­lo de re­gis­tros de las prác­ti­cas ar­tís­ti­co-po­lí­ti­cas y de la cul­tu­ra ma­te­rial de una frac­ción im­por­tan­te del si­glo XX en la Ar­gen­ti­na”, ex­pre­sa el co­mu­ni­ca­do de la Re­dCSur que re­pu­dia la ven­ta y pri­va­ti­za­ción del ar­chi­vo. A la vez que exi­ge que se co­noz­can las con­di­cio­nes de ven­ta, el es­ta­do de con­ser­va­ción y ape­la al Es­ta­do ar­gen­tino pa­ra que lo de­cla­re pa­tri­mo­nio cul­tu­ral.

En ma­yo de 2014, se ha­bía con­for­ma­do la Aso­cia­ción Ci­vil Ar­chi­vo de Ar­tis­tas Juan Car­los Romero, con el apo­yo de ins­ti­tu­cio­nes co­mo la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Tres de Fe­bre­ro y la Fun­da­ción Mu­seo Rei­na So­fía, pa­ra de­fen­der su con­di­ción de pa­tri­mo­nio co­mún, es de­cir, que per­ma­nez­ca ín­te­gro e in­di­vi­si­ble. en Bar­ce­lo­na, Mar­tí­nez ex­pli­có que su no­ve­la es­tá am­bien­ta­da en Ox­ford en 1994 y re­co­no­ció que “no so­lo tie­nen la mis­ma am­bien­ta­ción, sino que tam­bién re­pi­ten los dos pro­ta­go­nis­tas, el pro­fe­sor Art­hur Shel­dom y el jo­ven es­tu­dian­te de Ma­te­má­ti­cas Gui­ller­mo”, aun­que son “his­to­rias in­de­pen­dien­tes”, acla­ró.

Gui­ller­mo Mar­tí­nez na­ció en Bahía Blan­ca y ga­nó la Be­ca del Fon­do Na­cio­nal de las Ar­tes con el li­bro de cuen­tos In­fierno gran­de. Pu­bli­có las no­ve­las Acer­ca de Ro­de­rer, La mu­jer del de­sier­to, Crí­me­nes Im­per­cep­ti­bles, La muer­te len­ta de Lu­cia­na B yYo tam­bién tu­ve una no­via bi­se­xual. En 2015, ga­nó el I Pre­mio His­pa­noa­me­ri­cano de Cuen­to Ga­briel Gar­cía Már­quez con Una fe­li­ci­dad re­pul­si­va.

El Pre­mio Na­dal de No­ve­la se en­tre­gó por pri­me­ra vez a Car­men La­fo­ret, con la no­ve­la Na­da, en el año 1944. El ga­lar­dón dio un gran im­pul­so a la na­rra­ti­va de pos­gue­rra y con­sa­gró a au­to­res co­mo Ana Ma­ría Ma­tu­te y Juan Jo­sé Saer.

Ate­neo Gran Splen­did, abier­ta des­de 2000, des­ta­ca­da por su be­lle­za.

RE­DCSUR

Grá­fi­ca en re­pu­dio a la ven­ta del Ar­chi­vo Romero, por dos ar­tis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.