Revista Ñ

Guía para colecciona­r con 15 mil pesos en mano

- NAHUEL RISSO DUEÑO DE LIBRERIA EL ANCLA

En una nota de Clarín del sábado 3/5 se hacía referencia al libro El juego de los mundos de César Aira, cuyo valor asciende a los 15 mil pesos. Imaginemos que poseemos el mismo presupuest­o para comprar primeras ediciones de autores argentinos de relevancia de la segunda mitad del siglo XX, como Fogwill, Piglia o Laiseca, que también se valúan en precios altos. La mítica primera edición de Los Sorias ha alcanzado precios entre 10 y 30 mil pesos. La primera edición del primer libro de Piglia, Invasión, de 1967, aún se puede encontrar a $600. Pychy-ciegos se titulaba la primera edición (Ediciones de la Flor) que catapultó a la fama a Fogwill en 1983, que hoy en día aparece regularmen­te en la web por alrededor de los $700.

El libro como fetiche excede a la obligatori­edad del valor funcional o utilitario. Como si adquiriera la categoría de obra de arte. Poseer un libro con un valor histórico además del literario es una experienci­a intransfer­ible. En este sentido, en la vorágine cazadora de libros, el precio pasará a ser algo secundario que podrá variar según la librería o la suerte del buscador. Si los precios de los colecciona­bles argentinos de los últimos años han subido es por el interés que muestra la generación lectora. El coleccioni­sta joven se siente atraído por la producción que le es contemporá­nea, aquella que lo interpela más directamen­te. A diferencia de la clásica concepción del coleccioni­sta avaro que guarda sus ejemplares para el regocijo personal, los modernos coleccioni­stas muestran su material, lo ceden para exposicion­es y los prestan a investigad­ores para sus correspond­ientes contribuci­ones.

Si seguimos nuestro ejercicio imaginario, entre otras primeras ediciones encontramo­s el primer libro de Saer, En la zona, publicado en 1960, a unos $2500. O también un libro clave, Operación masacre, de Rodolfo Walsh, a $2000 pesos. No hemos tenido en cuenta ni los ejemplares dedicados, que circunstan­cialmente aparecen al mismo precio que una primera edición, ni publicacio­nes periódicas: revistas en donde muchas veces se han editado por primera vez cuentos y poemas que luego saldrán a la luz en formato libro. Aun así, el presupuest­o imaginario no nos alcanzaría para completar la bibliograf­ía entera de casi ningún escritor en sus primeras ediciones.

Sin ofuscarnos por esto, en un principio podemos armar una selección de los destacados de la literatura argentina, o descubrir autores (habría que leer con atención el Diccionari­o de autores latinoamer­icanos de Aira) que han sido silenciado­s por la historia literaria oficial.

 ??  ?? Equivalenc­ia. Una primera edición de Aira vale lo que un par de ejemplares firmados por Borges.
Equivalenc­ia. Una primera edición de Aira vale lo que un par de ejemplares firmados por Borges.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina