“Quin­to ele­men­to”

Rio Negro Neuquen - - Cultura + Show -

¿Qué tan­to ayu­da el in­te­grar la OORS al mo­men­to de en­sam­blar los che­los en In­nSaei? Bas­tan­te, pe­ro... “Es to­tal­men­te dis­tin­to lo que ha­ce­mos en la OORS”, acla­ra Ju­lie­ta. “Sir­ve en el sen­ti­do que uno tra­ba­ja con las mis­mas per­so­nas y con la mis­ma for­ma­ción”, acla­ra. Cris­tian apor­ta de­ta­lles téc­ni­cos a las di­fe­ren­cias: “En la OORS son cua­tro vo­ces que to­can lo mis­mo, en In­nSaei son cua­tro di­fe­ren­tes. Pe­ro es cier­to que sue­le pa­sar que es­ta­mos to­da la se­ma­na jun­tos, por una for­ma­ción u otra” (ri­sas).

El re­per­to­rio del con­jun­to es tan par­ti­cu­lar co­mo el en­sam­ble mis­mo. Ecléc­ti­co por de­más, com­po­si­cio­nes de Ra­diohead con­vi­ven con otras del can­cio­ne­ro po­pu­lar ar­gen­tino. Así, In­nSaei pa­sa de “Pa­ra­noid an­droid” a “Can­to en la ra­ma” en la ver­sión de Acá Se­ca Trío. El setlist in­clu­ye, ade­más de unas cuan­tas can- Día y Ho­ra: hoy a las 20:30

Lu­gar: Ca­sa de la Cul­tu­ra, de Ro­ca

En­tra­das: $ 130 an­ti­ci­pa­das y $ 150 en puer­ta

Par­ti­ci­pan: Flau­tas del Sur, In­nSaei En­sam­ble, La Jau­ría con­jun­to vo­cal y Sig­maCuar­te­to de gui­ta­rras Día y ho­ra: sá­ba­do 17 a las 21:30

Lu­gar: tea­tro de La Es­ta­ción (9 de julio 929)

En­tra­das: an­ti­ci­pa­das y so­cios $ 150. En puer­ta $ 170

Pun­tos de ven­ta: Tea­tro de la Es­ta­ción (9 de julio 929) y Quios­co 7 Días (Tu­cu­mán 671), de Ro­ca. Es­cue­la de Mú­si­ca de Allen cio­nes más de Ra­diohead, otras de Me­ta­lli­ca y has­ta la ba­la­da clá­si­ca de Ch­ris Isaak, “Wic­ked ga­me”. ¿A quién le gus­tan es­tas can­cio­nes?, pre­gun­to. “A él”, apun­tan to­dos, ca­si al uní­sono. Él es Ta­yiel, el en­car­ga­do de bus­car (y en­con­trar) las ver­sio­nes de los te­mas a in­ter­pre­tar. “Lo que ha­go es bus­car co­sas he­chas pa­ra cuar­te­tos de cuer­das de vio­lín, vio­la y che­los y mo­di­fi­car las par­tes del vio­lín pa­ra lle­var­las al cuar­te­to de che­los”, ex­pli­ca Ta­yiel.

In­nSaei cuen­ta con un arre­gla­dor lla­ma­do Ar­gus Uri­be. “Nues­tra ca­pa­ci­dad téc­ni­ca pa­ra arre­glar lle­ga has­ta cier­to pun­to por­que no­so­tros so­mos mú­si­cos no arre­gla­do­res. En­ton­ces, que­re­mos ha­cer un te­ma que no po­de­mos arre­glar no­so­tros y ahí apa­re­ce el co­no­ci­mien­to de Ar­gus co­mo arre­gla­dor. Nos ayu­da a pen­sar en te­mas más com­ple­jos, más in­tere­san­tes”, ex­pli­ca Lu­cia­na. “Si bien no­so­tros te­ne­mos te­mas que son co­no­ci­dos, los arre­glos son ori­gi­na­les, se han he­cho ex­clu­si­va­men­te pa­ra es­te en­sam­ble”, am­plía Cris­tian.

Co­mo si ser un cuar­te­to de che­los no fue­ra lo su­fi­cien­te­men­te com­ple­jo des­de lo in­ter­pre­ta­ti­vo, el cuar­te­to se me­te en la­be­rin­tos so­no­ros de los que sa­le con pa­so ele­gan­te. “Pa­ra­noid an­droid’ ya im­pli­ca una com­ple­ji­dad bas­tan­te am­plia pa­ra una ban­da de rock por­que son tres te­mas en uno. Arre­glar­lo pa­ra che­los im­pli­có un tra­ba­jo mu­cho más com­ple­jo. El me­jor tra­ba­jo de arre­glo es en es­ta can­ción”, des­ta­ca Cris­tian. “Ra­diohead es muy rico ar­mó­ni­ca­men­te, tie­ne mu­cho pa­ra ex­plo­tar, no son te­mas cua­dra­di­tos”, aco­ta Lu­ciano.

¿Es un desafío in­ter­pre­tar Ra­diohead? Pa­ra los che­lis­tas, sí. Pa­ra Ta­ma­ra, no. “Es­toy muy acos­tum­bra­da a es­cu­char­los, años y años es­cu­chán­do­los”, sos­tie­ne. “Con ‘Pa­ra­noid an­droid’ fue cues­tión de ver la le­tra, no las no­tas, al­go que sí tu­ve que ha­cer con otros te­mas. Ellos tie­nen un tra­ba­jo mu­cho más com­ple­jo”.

Una vez más, vol­va­mos al plan ori­gi­nal: lo­grar sa­car el che­lo a la ca­lle. ¿Lo con­si­guie­ron? “Tu­vi­mos nues­tra pri­me­ra in­ter­ven­ción en la es­ta­ción, otra en la pla­za San Martín, to­ca­mos en Allen en el es­pa­cio en una fe­ria. Co­mo mú­si­cos, es­ta­mos acos­tum­bra­dos a to­car an­te un pú­bli­co dis­pues­to a es­cu­char­nos. Cuan­do sa­li­mos a la ca­lle, la gen­te es­tá ha­cien­do otras co­sas, sus co­sas. Te­ne­mos que ga­nar­nos su aten­ción, es co­mo un triun­fo lo­grar que al­guien pa­re a es­cu­char­nos (ri­sas). Eso es­tá bue­ní­si­mo”, re­co­no­ce Cris­tian.

Lu­ciano apor­ta un dato téc­ni­co a la cues­tión ca­lle­je­ra: “Te­ne­mos la li­mi­ta­ción del vo­lu­men del che­lo. Sue­na me­dio ba­jo. Más allá de cin­co o seis me­tros de dis­tan­cia se em­pie­za a per­der el so­ni­do del ins­tru­men­to. Es difícil sin te­ner am­pli­fi­ca­ción. Po­dés ha­cer do­ble cuer­da en el che­lo pa­ra so­nar más fuerte, hay re­cur­sos pa­ra am­pli­fi­car el vo­lu­men, pe­ro se pier­den cier­tos ma­ti­ces”.

Por úl­ti­mo, ¿por qué In­nSaei? Sig­ni­fi­ca pers­pi­ca­cia, pe­ro su sig­ni­fi­ca­do más pro­fun­do de­vie­ne del po­der de la in­tui­ción, una in­tui­ción en co­ne­xión al mun­do na­tu­ral y sus dis­tin­tos ele­men­tos.

O en pa­la­bras de Cris­tian: “Lo descubrí vien­do un do­cu­men­tal en Net­flix. Me pa­re­ció muy in­tere­san­te el con­cep­to de In­nSaie, que sig­ni­fi­ca in­tui­ción. Cuan­do pen­sé en el en­sam­ble yo ya sa­bía con quién que­ría es­tar y qué que­ría ha­cer. Ahí es­ta­ba re­fle­ja­da la in­tui­ción”.

GEN­TI­LE­ZA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.