No per­mi­ti­re­mos el ajus­te so­bre alum­nos, es­cue­las y de­re­chos la­bo­ra­les

Rio Negro - Opiniones - - OPINIONES - Mar­ce­lo Gua­gliar­do Se­cre­ta­rio ge­ne­ral de ATEN-pro­vin­cia

Ha­cer un ba­lan­ce so­bre el pri­mer se­mes­tre de 2018 en lo que res­pec­ta a Edu­ca­ción im­pli­ca ha­cer un in­ten­to por con­tex­tua­li­zar la eta­pa de ajus­te es­truc­tu­ral que vi­ve la Ar­gen­ti­na.

En enero, el go­bierno na­cio­nal dic­tó el de­cre­to 052/18, por el cual de­jó sin efec­to la pa­ri­ta­ria na­cio­nal do­cen­te, de­ci­sión que re­for­zó la política lle­va­da a ca­bo por el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción el año pa­sa­do, cuan­do subeje­cu­tó el pre­su­pues­to des­ti­na­do a los pro­gra­mas so­cio­edu­ca­ti­vos. Asi­mis­mo, en el Pre­su­pues­to san­cio­na­do en no­viem­bre de 2017 el go­bierno na­cio­nal dis­mi­nu­yó alar­man­te­men­te la in­ver­sión edu­ca­ti­va. Con es­tas me­di­das, las pro­vin­cias de­bie­ron res­pon­der a las de­man­das de fun­cio­na­mien­to de los es­ta­ble­ci­mien­tos edu­ca­ti­vos con fon­dos pro­pios. La anu­la­ción de la Pa­ri­ta­ria Na­cio­nal, que eli­mi­nó el pi­so sa­la­rial ga­ran­ti­za­do con re­cur­sos na­cio­na­les, agra­vó la si­tua­ción.

Co­mo si es­to fue­ra po­co, Neu­quén y el res­to de las pro­vin­cias fir­ma­ron a fi­nes de 2017 el Pac­to Fis­cal. El acuer­do com­pro­me­tió a las pro­vin­cias a man­te­ner sin va­ria­cio­nes el gas­to pú­bli­co pa­ra es­te año. Ade­más, en enero, se anun­ció que las dis­cu­sio­nes sa­la­ria­les ten­drían un te­cho del 15% y que no se per­mi­ti­rían acuer­dos con cláusulas ga­ti­llo o de ac­tua­li­za­ción au­to­má­ti­ca se­gún el ín­di­ce de in­fla­ción.

En es­te con­tex­to, los tra­ba­ja­do­res de la edu­ca­ción de Neu­quén, ade­más de re­cla­mar la re­com­po­si­ción sa­la­rial en la dis­cu­sión ini­cia­da en enero, in­cor­po­ra­mos la necesidad de in­ver­sión edu­ca­ti­va des­ti­na­da a Par­ti­das (re­fri­ge­rio, co­me­do­res, gas­tos ge­ne­ra­les), transporte es­co­lar y res­pues­tas a la si­tua­ción edi­li­cia (man­te­ni­mien­to, re­pa­ra­cio­nes, am­plia­cio­nes, nue­vos edi­fi­cios, etc.).

La de­mo­ra en la res­pues­ta a nues­tras de­man­das nos lle­vó, la­men­ta­ble­men­te, a uno de los con­flic­tos más ex­ten­sos de los úl­ti­mos años.

La si­tua­ción en el res­to de las pro­vin­cias pa­ta­gó­ni­cas no ha si­do dis­tin­ta. Los do­cen­tes de Chu­but han sos­te­ni­do jun­to al res­to de los es­ta­ta­les de esa pro­vin­cia una huel­ga his­tó­ri­ca, con una re­cien­te re­so­lu­ción a fa­vor de los tra­ba­ja­do­res. La­men­ta­ble­men­te, San­ta Cruz y Tie­rra del Fue­go si­guen sin pro­pues­ta sa­la­rial 2018.

En el res­to del país, las or­ga­ni­za­cio­nes do­cen­tes que han ce­rra­do acuer­dos aún por en­ci­ma del 15% es­tán exi­gien­do la reaper­tu­ra de pa­ri­ta­rias. En otros ca­sos, los do­cen­tes de Bue­nos Ai­res, Ca­pi­tal Fe­de­ral, Co­rrien­tes y Cha­co si­guen sin llegar a un acuer­do an­te la in­sis­ten­cia de los go­bier­nos de esas pro­vin­cias de sos­te­ner inex­pli­ca­ble­men­te el te­cho im­pues­to por Na­ción. Otros ca­sos son los go­bier­nos de Men­do­za y Ju­juy, que otor­ga­ron uni­la­te­ral­men­te y por de­cre­to in­cre­men­tos mi­se­ra­bles del 15% y 5% res­pec­ti­va­men­te. Só­lo San­ta Fe (Am­sa­fe) tie­ne un acuer­do ata­do a in­fla­ción si­mi­lar al ob­te­ni­do por no­so­tros y por los com­pa­ñe­ros de Chu­but (Atech).

Es­ta gra­ve si­tua­ción edu­ca­ti­va na­cio­nal es con­se­cuen­cia di­rec­ta de la política de ajus­te im­ple­men­ta­da por el go­bierno de Ma­cri que aho­ra, lue­go de la dis­pa­ra­da del dó­lar y la suba de la in­fla­ción que al­can­zó só­lo en el pri­mer se­mes­tre la pau­ta fi­ja­da a prin­ci­pio de año, re­cu­rre una vez más al FMI. Es de es­pe­rar en­ton­ces que se in­ten­te pro­fun­di­zar el ajus­te y la qui­ta de de­re­chos, tal lo exi­ge el acuer­do sus­crip­to.

En es­te mar­co na­cio­nal, los acuer­dos lo­gra­dos por los tra­ba­ja­do­res de la edu­ca­ción de Neu­quén, San­ta Fe y aho­ra Chu­but ad­quie­ren una re­le­van­cia pa­ra des­ta­car.

Lo­grar cláusulas de ac­tua­li­za­ción au­to­má­ti­ca en tiem­pos de es­ca­la­da in­fla­cio­na­ria re­sul­ta vi­tal pa­ra pre­ser­var el po­der ad­qui­si­ti­vo de los sa­la­rios. Así, un in­cre­men­to ne­to de to­das las su­mas re­mu­ne­ra­ti­vas y bo­ni­fi­ca­bles igual a lo que dé la in­fla­ción tri­mes­tral­men­te, tan­to pa­ra ac­ti­vos co­mo pa­ra ju­bi­la­dos, es un acuer­do be­ne­fi­cio­so en es­te des­ca­la­bro que es la eco­no­mía de nues­tro país.

Nos que­da reivin­di­car la uni­dad cons­trui­da ha­cia aden­tro de nues­tra or­ga­ni­za­ción pa­ra sos­te­ner tan­tos días y tan­tas ac­cio­nes lle­va­das ade­lan­te du­ran­te el pro­lon­ga­do con­flic­to; el va­lor de nues­tras com­pa­ñe­ras, ha­cien­do un gran es­fuer­zo pa­ra man­te­ner la po­si­ción aun an­te las pre­sio­nes re­ci­bi­das; el ac­to de dig­ni­dad que sig­ni­fi­có la res­pues­ta a las re­ten­cio­nes in­de­bi­das pa­de­ci­das en los sa­la­rios de mar­zo y la for­ma en que re­cha­za­mos a los tu­to­res que in­ten­ta­ron re­em­pla­zar a nues­tros com­pa­ñe­ros en huel­ga. Es aquí don­de tam­bién de­be­mos reivin­di­car lo lo­gra­do en es­tos dos pun­tos en el ac­ta dis­cu­ti­da y apro­ba­da en nues­tras asam­bleas.

Los tra­ba­ja­do­res de la edu­ca­ción he­mos de­mos­tra­do no es­tar dis­pues­tos a de­jar pa­sar el ajus­te so­bre nues­tros es­tu­dian­tes, so­bre nues­tras es­cue­las ni so­bre nues­tros de­re­chos la­bo­ra­les. La ma­si­vi­dad de ca­da una de las ac­cio­nes lle­va­das ade­lan­te du­ran­te es­tos con­flic­tos da cuen­ta de la enor­me vo­lun­tad de de­fen­der la edu­ca­ción pú­bli­ca co­mo es­pa­cio de eman­ci­pa­ción de la cla­se tra­ba­ja­do­ra.

Es­ta po­si­ción dig­na im­po­ne a los Es­ta­dos ha­cer los má­xi­mos es­fuer­zos pa­ra prio­ri­zar el pre­su­pues­to edu­ca­ti­vo re­cla­ma­do por to­dos –es­tu­dian­tes, fa­mi­lias y tra­ba­ja­do­res– pa­ra ga­ran­ti­zar el cum­pli­mien­to del de­re­cho so­cial a la edu­ca­ción al que te­ne­mos co­mo pue­blo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.