Pa­ta­go­nia des­de el ai­re: la co­nec­ti­vi­dad en Río Ne­gro

Rio Negro - Opiniones - - OPINIONES - Da­niel San­chez*

Hoy ha­blar de un pro­yec­to ae­ro­náu­ti­co in­te­gra­do e in­te­gral nos re­tro­trae a una po­lí­ti­ca dis­con­ti­nua y errá­ti­ca.

A par­tir de la dé­ca­da del 90 gran par­te de los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos adop­ta­ron una pos­tu­ra neo­li­be­ral pa­ra el re­di­se­ño de sus po­lí­ti­cas pú­bli­cas, dan­do lu­gar a un pro­ce­so de trans­for­ma­ción eco­nó­mi­ca, con fuer­te im­pac­to en la re­gión pa­ta­gó­ni­ca y pro­vin­cial, que afec­tó se­ria­men­te a va­rias em­pre­sas de­di­ca­das a la pro­duc­ción, co­mer­cia­li­za­ción y ser­vi­cios.

En­tre és­tas las em­pre­sas ae­ro­co­mer­cia­les cu­yo ser­vi­cio es­ta­ba or­ga­ni­za­do de for­ma tal que per­mi­tía co­nec­tar va­rias ciu­da­des y des­ti­nos pa­ta­gó­ni­cos, tu­rís­ti­cos y no tu­rís­ti­cos, que pa­sa­ron a es­tar in­te­gra­das con las ca­pi­ta­les de to­do el país. En con­jun­to da­ban una so­lu­ción de co­nec­ti­vi­dad aé­rea in­te­gral a to­da la re­gión.

Por esa dé­ca­da, se pue­de cons­ta­tar la exis­ten­cia en la zo­na de va­rias em­pre­sas ae­ro­co­mer­cia­les, en­tre ellas: Trans­por­te Aé­reo Neu­quén SE (TAN) en la ciu­dad de Neu­quén, Kai­ken SRL en Río Gran­de, Lí­neas Aé­reas del Es­ta­do y Ser­vi­cio Aé­reo Pa­ta­gó­ni­co SE (Sap­se) con se­de en la ciu­dad de Vied­ma, en Río Ne­gro. Co­mo an­te­ce­den­te de un pro­yec­to ae­ro­náu­ti­co pro­vin­cial se pue­de se­ña­lar la ex­pe­rien­cia ae­ro­co­mer­cial ini­cia­da por ex­pi­lo­tos de la go­ber­na­ción, un desafío pri­va­do que se de­no­mi­nó Trans­por­te Aé­reo Rio­ne­grino.

Es­ta em­pre­sa se ini­ció a fi­nes de ju­lio de 1970 y desa­rro­lló una am­plia ac­ti­vi­dad en ho­ras de vue­los, tras­la­dan­do fun­cio­na­rios y pa­sa­je­ros en ge­ne­ral. La mis­ma lle­gó a po­seer cua­tro ae­ro­na­ves (un le­gen­da­rio Dou­glas DC3, un Bea­chraff D18, un Bea­chraff C18 y D.H. Do­ve 104). Se tra­ta­ba de vue­los sub­si­dia­dos por el go­bierno pro­vin­cial y con el com­pro­mi­so de fre­cuen­tar pe­rió­di­ca­men­te la Lí­nea Sur (de Vied­ma a San Car­los de Ba­ri­lo­che). Desa­rro­lla­ron su ac­ti­vi­dad has­ta me­dia­dos de

1974.

Por aque­lla épo­ca tam­bién el in­te­rés se cen­tra­ba en la co­nec­ti­vi­dad aé­rea pro­vin­cial. Re­to­man­do el pro­yec­to ae­ro­náu­ti­co más ac­tual, en la pro­vin­cia de Río Ne­gro, el 28 de di­ciem­bre de 1988 se sanciona la ley Nº

2264; que apro­ba­ba cons­ti­tuir Ser­vi­cios Aé­reos Pa­ta­gó­ni­cos So­cie­dad del Es­ta­do en res­pues­ta a una ini­cia­ti­va pre­sen­ta­da por el Po­der Eje­cu­ti­vo.

El en­ton­ces go­ber­na­dor Ho­ra­cio Mas­sac­ce­si da­ba cur­so así a tra­vés de su de­ci­sión po­lí­ti­ca a la le­gi­ti­ma­ción de ini­cia­ti­va, es­ti­pu­la­da en la Cons­ti­tu­ción de la pro­vin­cia de Río Ne­gro, ac­tual­men­te no mo­di­fi­ca­da.

Lle­ga­ba así el alum­bra­mien­to de un pro­yec­to ae­ro­náu­ti­co pro­vin­cial cu­yo ob­je­ti­vo era in­te­grar la pro­vin­cia de Río Ne­gro con la Pa­ta­go­nia.

Pa­ra ello se ha­bía con­cre­ta­do la in­ver­sión pre­via, que con­sis­tió en la cons­truc­ción de ae­ro­puer­tos en las lo­ca­li­da­des de Choe­le Choel, El Bol­són, San An­to­nio Oes­te, y la ade­cua­ción de la pis­ta ya exis­ten­te en Ge­ne­ral Ro­ca. Asi­mis­mo, en la re­so­lu­ción ci­ta­da se apro­ba­ba la com­pra de avio­nes que se­rían uti­li­za­dos al ini­cio de la ac­ti­vi­dad (ley Nº 2264, ar­tícu­lo 7) y se su­ma­ron los que po­seía la Di­rec­ción de Ae­ro­náu­ti­ca pro­vin­cial.

De mo­do que el par­que ini­cial de la em­pre­sa que­dó con­for­ma­do con cua­tro ae­ro­na­ves, los avio­nes com­pra­dos que fue­ron dos Me­tro III de fa­bri­ca­ción es­ta­dou­ni­den­se Fair­child y los avio­nes pro­vin- cia­les Tur­bo Com­man­der y Cess­na 402.

En es­tas de­ci­sio­nes, el go­bierno pro­vin­cial ex­pre­sa­ba la ne­ce­si­dad de in­te­grar la pro­vin­cia con un fin so­cio­co­mer­cial y, por so­bre to­do, acer­car­la en el me­nor tiem­po po­si­ble al res­to de la Pa­ta­go­nia.

Prue­ba de ello son las ho­ras de vue­lo, los ki­ló­me­tros re­co­rri­dos, la can­ti­dad de fre­cuen­cias, la di­ver­si­dad de des­ti­nos, la can­ti­dad de pa­sa­je­ros trans­por­ta­dos, el im­pac­to en la eco­no­mía re­gio­nal fru­tí­co­la y la es­pe­cia­li­za­ción del per­so­nal.

Se trans­por­ta­ron gran can­ti­dad de pa­sa­je­ros, al­gu­nos en la pro­vin­cia, otros a Bue­nos Ai­res o Puer­to Montt (Re­pú­bli­ca de Chi­le) y tam­bién, du­ran­te el ve­rano, al bal­nea­rio Las Gru­tas. To­dos ellos pa­rá­me­tros que per­mi­ten va­lo­rar po­si­ti­va­men­te el ren­di­mien­to de la ac­ti­vi­dad. Cuan­do en di­ciem­bre de 1995 asu­me el go­ber­na­dor Pa­blo Ve­ra­ni pro­mue­ve la re­for­ma del Es­ta­do en con­so­nan­cia con lo que acon­te­cía a ni­vel na­cio­nal. Co­mien­za de es­ta ma­ne­ra a con­fi­gu­rar­se un nue­vo es­ce­na­rio pro­vin­cial, con nue­vos ac­to­res po­lí­ti­cos aten­dien­do la pro­pues­ta neo­li­be­ral, en bús­que­da de efi­ca­cia y efi­cien­cia eco­nó­mi­ca. Se ini­cia una des­ar­ti­cu­la­ción im­pen­sa­da en años an­te­rio­res: tras­pa­so de la Ca­ja de Pre­vi­sión So­cial a Na­ción y pri­va­ti­za­ción del Ban­co Pro­vin­cial y de la em­pre­sa aé­rea Sap­se.

El 27 de di­ciem­bre de 1996 se vo­ta la ley Nº 3074 pa­ra la li­qui­da­ción de or­ga­nis­mos y em­pre­sas es­ta­ta­les; el 1º de ma­yo de 1997 par­te des­de Ba­ri­lo­che con des­tino a Vied­ma y es­ca­las in­ter­me­dias en

Ro­ca y Las Gru­tas el Pa­ta­gó­ni­co Nº 704, que re­sul­tó ser el úl­ti­mo vue­lo co­mer­cial de trans­por­te de pa­sa­je­ros que reali­zó la em­pre­sa.

Ra­zo­nes del fin

La li­qui­da­ción fi­nal de la mis­ma es autorizada me­dian­te la ley Nº 3179, el 23 de di­ciem­bre de 1997, y se trans­fie­ren bie­nes a la em­pre­sa Ser­vi­cios Aé­reos Pa­ta­gó­ni­cos So­cie­dad Ano­ni­ma (Sap­sa). Con­cluía así una de las me­jo­res eta­pas de la ac­ti­vi­dad ae­ro­náu­ti­ca co­no­ci­das en la pro­vin­cia y desa­rro­lla­da por el go­bierno de Río Ne­gro. Se­gún la pers­pec­ti­va , se en­cuen­tran pa­ra tran los ar­gu­men­tos pa­ra ex­pli­car des­de es­tas de­ci­sio­nes: des­de el Es ta­do pro­vin­cial se se­ña­la­ba el era de­fi­cien­te y ha­bía que otor­gar la opor­tu­ni­dad a ca­pi­ta­les pri­vas dos que asu­mie­ran los ries­gos y al­can­cen la efec­ti­vi­dad y efi­cien­cia ne­ce­sa­ria que le per­mi­ta ren ta­bi­li­dad; des­de los em­plea­dos el gra­do de co­rrup­ción apa­ren­te, la fal­ta de con­trol co­mer­cial (des­or­den or­ga­ni­za­ti­vo) y el no re­cam­por­bio de las ae­ro­na­ves por ma­qiu nas de ma­yor por­te (33/35 pax) era el ori­gen; des­de la so­cie­dad ci­vil rio­ne­gri­na, la ex­ce­si­va pro­li­fe­ra­ción de “pa­sa­jes po­li­ti­cos se­gún otros en­ten­di­dos, la cri­sis eco­nó­mi­ca y el fin de los sub­sis­dios.

Lo con­cre­to es que lo sa­vio­nes se guar­da­ron en el han­gar ubi­ca­do en el ae­ro­puer­to de la ciu­dad de Vied­ma, que­dan­do en su in­te­rior ae­ro­na­ves arrum­ba­das y “ca­nie­ba­li­za­das”, las ilu­sion per­so­na­les les de quie­nes las pi­lo­tea­ron y el fra­ca­so po­lí­ti­co de su­men­tor de in­te­grar la pro­vin­cia de Río Ne­gro con la Pa­ta­go­nia.

Ha­bía triun­fa­do el mo­de­lo neo­li­be­ral.

Tris­te ac­tua­li­dad

En con­se­cuen­cia, ac­tual­men­te la ac­ti­vi­dad ae­ro­náu­ti­ca en la pro­vin­cia de Río Ne­gro en su co­nec­ti­vi­dad in­ter­na es prác­ti­ca­men­te inexis­ten­te y las fre­cuen­cias de vue­los se han con­cen­tra­do no­to­ria­men­te, re­cu­rrien­do a la con­tra­ta­ción de em­pre­sas de ta­xis aé­reo pa­ra el cum­pli­mien­to de ta­reas ofi­cia­les y/o em­pre­sa­ria­les.

Só­lo el ae­ro­puer­to de Ba­ri­lo­che po­see una ac­ti­vi­dad per­ma­nen­te con co­nec­ti­vi­dad na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal. Mien­tras, los ae­ro­puer­tos pro­vin­cia­les de Ge­ne­ral Ro­ca, Choe­le Choel, In­ge­nie­ro Jacobacci y San An­to­nio Oes­te se en­cuen­tran sin ac­ti­vi­dad co­mer­cial, en pro­gre­si­vo de­te­rio­ro, sos­te­ni­dos por en­ti­da­des in­ter­me­dias de la avia­ción ci­vil. La pre­gun­ta cen­tral es: ¿por qué no vol­ver a in­te­grar nue­va­men­te las ru­tas aé­reas pro­vin­cia­les y co­nec­tar des­de los An­des al mar? Sin du­da las re­pues­tas nos re­mi­ten a un es­ce­na­rio com­ple­jo. En es­te sen­ti­do, es fun­da­men­tal prio­ri­zar el sis­te­ma re­gio­nal co­mo mo­tor de de­sa­rro­llo y co­nec­ti­vi­dad de la Pa­ta­go­nia al me­nos con sus cen­tros tu­rís­ti­cos re­co­no­ci­dos. Uno de ellos es Las Gru­tas, des­tino en cons­tan­te cre­ci­mien­to.

Pa­ra fi­na­li­zar, el fu­tu­ro de­sa­rro­llo ae­ro­náu­ti­co en la pro­vin­cia de Río Ne­gro de­pen­de­rá de la con­cu­rren­cia de va­ria­dos fac­to­res y, nue­va­men­te, de una fuer­te de­ci­sión po­lí­ti­ca pa­ra lo­grar la reac­ti­va­ción ae­ro­náu­ti­ca. *Li­cen­cia­do en Cien­cias Po­lí­ti­cas y ex­pi­lo­to de Lí­neas Aé­reas .

El ae­ro­puer­to de Ro­ca, uno de los subuti­li­za­dos y blan­co de ro­bos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.