“Las abe­jas son un gran in­di­ca­dor de la sa­lud de nues­tro me­dioam­bien­te”

Rio Negro - Opiniones - - DEBATES - Leo­nar­do He­rre­ros lhe­rre­ros@rio­ne­gro.com.ar

En el 2004, el ci­neas­ta Sergio Arau fil­mó su pe­lí­cu­la “Un día sin me­xi­ca­nos” en la que na­rra­ba có­mo se­ría Ca­li­for­nia si de un día pa­ra otro des­apa­re­cie­ran los mi­gran­tes la­ti­nos y el desas­tre que eso sig­ni­fi­ca­ría pa­ra la eco­no­mía y la vi­da dia­ria. Arau bus­ca­ba despertar con­cien­cia de có­mo al­gu­nos pro­ce­sos so­cia­les co­mo las mi­gra­cio­nes, in­vi­si­bles en el día a día, ter­mi­nan sien­do esen­cia­les, a pe­sar de los pre­jui­cios. Ha­cien­do un pa­ra­le­lis­mo, la des­apa­ri­ción de agen­tes po­li­ni­za­do­res en to­do el mun­do, in­clu­yen­do nues­tra Pa­ta­go­nia, sue­le pa­sar des­aper­ci­bi­da pa­ra el co­mún de la gen­te, pe­ro pa­ra los cien­tí­fi­cos de to­do el mun­do es una enor­me preo­cu­pa­ción, da­do su rol cla­ve no só­lo en la agri­cul­tu­ra sino en el me­dioam­bien­te en ge­ne­ral. Al res­pec­to, “De­ba­tes” dia­lo­gó con Lu­cas Ga­ri­bal­di, in­ge­nie­ro agró­no­mo e in­ves­ti­ga­dor del Co­ni­cet, que di­ri­ge des­de ha­ce años una in­ves­ti­ga­ción so­bre es­te tema en el Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­cio­nes en Re­cur­sos Na­tu­ra­les, Agroe­co­lo­gía y De­sa­rro­llo Ru­ral (In­rad) de la UNRN. En el 2014 li­de­ró un tra­ba­jo 49 pro­fe­sio­na­les de 19 paí­ses so­bre el rol de los in­sec­tos sil­ves­tres en la po­li­ni­za­ción y los efec­tos de su des­apa­ri­ción en mu­chos am­bien­tes agrí­co­las. En ma­yo fue in­vi­ta­do a dic­tar una con­fe­ren­cia por el Día Mun­dial de las Abe­jas en la ciu­dad de Zi­rov­ni­ca (Es­lo­ve­nia) jun­to a ex­po­si­to­res lo­ca­les y de In­dia, Ru­ma­nia, Ale­ma­nia, Ita­lia, Re­pú­bli­ca Che­ca, Bél­gi­ca, Is­rael y Ar­gen­ti­na.

P- ¿Qué pa­sa­ría en nues­tros eco­sis­te­mas de la Pa­ta­go­nia An­di­na y el Al­to Va­lle si de un día pa­ra otro des­apa­re­cie­ran las abe­jas?

R- Pa­sa­rían mu­chas co­sas y no muy bue­nas. En pri­mer lu­gar por­que las abe­jas cum­plen un rol en la po­li­ni­za­ción tan­to de cul­ti­vos co­mo de plan­tas sil­ves­tres. Pro­mue­ven la for­ma­ción de fru­tos y se­mi­llas que no­so­tros con­su­mi­mos y son im­por­tan­tes pa­ra nues­tro bie­nes­tar. En se­gun­do lu- gar, las abe­jas son un in­di­ca­dor de la sa­lud del me­dio am­bien­te: es de­cir si hay mu­chas abe­jas im­pli­ca que el me­dio am­bien­te es más sa­lu­da­ble pa­ra el ser hu­mano, y cuan­do no es­tán im­pli­ca que esos am­bien­tes son me­nos ami­ga­bles y me­nos sa­lu­da­bles en un mon­tón de as­pec­tos: ai­re pa­ra res­pi­rar sin agro­quí­mi­cos, aguas lim­pias, et­cé­te­ra. En ter­cer lu­gar las abe­jas tam­bién con­tri­bu­yen a la po­li­ni­za­ción de ve­ge­ta­les sil­ves­tres, es de­cir que mu­chas plan­tas que pro­te­gen nues­tras fuen­tes de agua o que re­ci­clan el dió­xi­do de car­bono en oxí­geno tam­bién de­pen­den de las abe­jas y de otros ani­ma­les pa­ra re­pro­du­cir­se. Por­que las abe­jas no son los úni­cos que rea­li­zan la po­li­ni­za­ción: hay es­ca­ra­ba­jos, mos­cas , ma­ri­po­sas, mur­cié­la­gos, aves...

P- Es­to a me­nu­do no es per­ci­bi­do por el hom­bre...

R- La ma­yor par­te de la gen­te vi­ve en ciu­da­des, y en­ton­ces no les re­sul­ta cla­ro cuál es pa­ra ellos la re­la­ción en­tre su ca­li­dad de vi­da y la pre­sen­cia de las abe­jas, pe­ro sin du­das hay una re­la­ción muy im­por­tan­te por­que es­tas gran­des ciu­da­des es­tán co­nec­ta­das a tra­vés de ser­vi­cios del agua que te­man , del ai­re que res­pi­ra su gen­te y pro­duc­tos que com­pran de los sis­te­mas ru­ra­les ubi­ca­dos a ki­ló­me­tros de dis­tan­cia. Si es­tos sis­te­mas ru­ra­les se de­gra­dan, la ca­li­dad de vi­da en las ciu­da­des tam­bién se de­gra­da. Hya muh­cos as­pec­tos cul­tu­ra­les y so­cia­les aso­cia­dos a las abe­jas. Si des­apa­re­cen las abe­jas des­apa­re­cen lu­ga­res na­tu­ra­les don­de va­mos a es­par­cir­nos, fun­da­men­ta­les pa­ra su vi­da. Cuán­to pa­ga la gen­te por te­ner más luz, sol, par­ques , ríos sin con­ta­mi­na­ción...esos lu­ga­res tam­bién les gus­tan a las abe­jas. Si esos am­bien­tes se de­gra­dan pa­ra las abe­jas tam­bién los ha­cen pa­ra el ser hu­mano.

P- ¿Te­ne­mos ven­ta­jas pa­ra la pro­duc­ción apí­co­la en nues­tros am­bien­tes pa­ta­gó­ni­cos? ¿Tie­ne par­ti­cu­la­ri­da­des la ac­ti­vi­dad de las abe­jas en nues­tra zo­na?

R- Sin du­da en Pa­ta­go­nia se pue­de ha­cer api­cul­tu­ra sus­ten­ta­ble tan­to en am­bien­tes cul­ti­va­dos co­mo en el am­bien­te del bos­que sil­ves­tre. Por ejem­plo, la miel de ra­dal es una va­rie­dad muy va­lo­ra­da en el mun­do. La Pa­ta­go­nia tam­bién tie­ne zo­nas con gran­des ex­ten­sio­nes de cul­ti­vos fru­ta­les, que de­pen­den en gran me­di­da de po­li­ni­za­do­res, es de­cir que si hay abe­jas és­tas van a pro­du­cir más. Por ejem­plo: si hay una bue­na po­li­ni­za­ción te­ne­mos más pe­ras, más man­za­nas, más ci­rue­las o al­men­dras y de me­jor ca­li­dad y eso es im­por­tan­te pa­ra la pro­duc­ción agrí­co­la. Creo que en nues­tra zo­na se pue­den ar­mar con­ve­nios en­tre api­cul­to­res y agri­cul­to­res pa­ra po­ten­ciar la ac­ti­vi­dad en la re­gión. Cuan­do pen­sa­mos en la abe­ja por ahí se nos vie­ne a la men­te la me­lí­fe­ra que es la más fa­mo­sa en el mun­do, pe­ro hay apro­xi­ma­da­men­te 20.000 es­pe­cies de abe­jas en el pla­ne­ta y hay mu­chí­si­mas otras que tam­bién son pa­rá­me­tro de su­per­vi­ven­cia, y es im­por­tan­te brin­dar há­bi­tat no so­la­men­te pa­ra la abe­ja me­lí­fe­ra sino tam­bién pa­ra las abe­jas sil­ves­tres, cu­yo rol nos be­ne­fi­cia de ma­ne­ra im­por­tan­te.

P- ¿Es­tá dis­mi­nu­yen­do la po­bla­ción apí­co­la en nues­tros am­bien­tes pa­ta­gó­ni­cos co­mo su­ce­de en otros la­dos del país y el mun­do? ¿A qué se de­be es­te fe­nó­meno?

R- En es­te mo­men­to aún no ma­ne­jo da­tos com­ple­tos de Pa­ta­go­nia. No­so­tros he­mos he­cho va­rias en­cues­tas y es­ta­mos pro­ce­san­do los da­tos (NdR: en Neu­quén, el cen­tro Py­me in­for­mó que hay al­re­de­dor de 23.000 col­me­nas ac­ti­vas de las cua­les se ex­traen en­tre 300 y 500 to­ne­la­das de miel por año, un re­pun­te res­pec­to de años an­te­rio­res). A ni­vel de Ar­gen­ti­na te pue­do de­cir que el sec­tor apí­co­la en ge­ne­ral es­tá en cri­sis y es una cri­sis muy im­por­tan­te por­que se es­tá re­du­cien­do el nú­me­ro de api­cul­to­res y la pro­duc­ción de miel en to­do el país. La api­cul­tu­ra es una ac­ti­vi­dad económica muy im­por­tan­te. Ar­gen­ti­na su­po ser en al­gu­na épo­ca el pri­mer ex­por­ta­dor de miel en el mun­do. Es una ac­ti­vi­dad económica pa­ra pe­que­ños em­pren­de­do­res, por­que no se ne­ce­si­ta mu­cho ca­pi­tal pa­ra in­gre­sar a la ac­ti­vi­dad, y en­ton­ces ge­ne­ra de­sa­rro­llo lo­cal, arrai­go ru­ral. Es una ac­ti­vi­dad muy in­tere­san­te que bien ma­ne­ja­da con­tri­buir al bie­nes­tar de la po­bla­ción.

P- ¿Qué rol tie­ne el hom­bre en es­te de­te­rio­ro y que se pue­de ha­cer?

R- De to­do lo que se po­dría ha­cer, hay cues­tio­nes am­bien­ta­les y cues­tio­nes de mer­ca­do. Des­de el pun­to de vis­ta de las cues­tio­nes am­bien­ta­les, mo­di­fi­car el mo­de­lo agro­pe­cua­rio ac­tual, el mo­no­cul­ti­vo con gran uso de agro­quí­mi­cos y ho­mo­ge­nei­za­ción del pai­sa­je muy im­por­tan­tes. Des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co es im­por­tan­te pro­te­ger nues­tros mer­ca­dos. Hay pro­ble­mas con los pre­cios de la miel a ni­vel in­ter­na­cio­nal, que es­tán ba­jos y cier­tos paí­ses ha­cen co­sas ile­ga­les, tie­nen pro­ble­mas con miel adul­te­ra­da . Tam­bién es­tá em­pe­zan­do a ha­ber pro­ble­mas con Ar­gen­ti­na. Su miel sue­le ser muy bien con­si­de­ra­da en el mun­do, pe­ro tam­bién hay pro­ble­mas con el uso de agro­qui­mi­cos. Des­de el pun­to de vis­ta lo­cal es im­por­tan­te que los api­cul­to­res se for­man en coope­ra­ti­vas, que tra­ten de ven­der un pro­duc­to fi­nal de ca­li­dad.

Lu­cas Ga­ri­bal­di rea­li­za des­de ha­ce años una in­ten­sa in­ves­ti­ga­ción so­bre el rol de los po­li­ni­za­do­res en los cul­ti­vos del Al­to Va­lle y la Zo­na An­di­na. Su dis­mi­nu­ción por ac­ción hu­ma­na di­rec­ta o in­di­rec­ta cau­sa enor­mes per­jui­cios.

Las abe­jas, no só­lo la me­lí­fe­ra sino tam­bién las sil­ves­tres, son cla­ves pa­ra el de­sa­rro­llo de cul­ti­vos y los bos­ques y es­te­pa pa­ta­gó­ni­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.