Tie­rras: la so­be­ra­nía fle­xi­ble y la pro­pues­ta de la nue­va ley de la en­tre­ga

Rio Negro - Opiniones - - DEBATES - Ma­ría Mag­da­le­na Odar­da*

La Pa­ta­go­nia, con su ex­ten­so y ri­co te­rri­to­rio, si­gue sien­do un sím­bo­lo de sa­queo. Aho­ra co­mo an­tes, por pro­yec­tos que bus­can el con­trol de la tie­rra y los bie­nes co­mu­nes. La de­va­lua­ción del pe­so des­pués de la cri­sis del 2002 aba­ra­tó el va­lor de la tie­rra pa­ra in­ver­so­res ex­tran­je­ros, lo que re­sul­tó be­ne­fi­cio­so a quie­nes mi­ra­ron con en­tu­sias­mo la Pa­ta­go­nia. ¿Qué pa­sa­rá en el es­ce­na­rio eco­nó­mi­co ac­tual?

La ley 26737 es­ta­ble­ció el ré­gi­men de pro­tec­ción al do­mi­nio na­cio­nal so­bre las tie­rras ru­ra­les, im­po­nien­do res­tric­cio­nes al ca­pi­tal fo­rá­neo. Se­gún los da­tos del úl­ti­mo re­le­va­mien­to de tie­rras ru­ra­les del 2013, hay 6,09% de la su­per­fi­cie to­tal en ma­nos de ex­tran­je­ros, más de un mi­llón de las cua­les co­rres­pon­den a em­pre­sas ra­di­ca­das en pa­raí­sos fis­ca­les. An­ti­gua y Bar­bu­da, Is­las Cai­mán, Is­las Vír­ge­nes Bri­tá­ni­cas, Lu­xem­bur­go, Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos, An­do­rra, Liech­tens­tein y la Re­pú­bli­ca Orien­tal del Uru­guay co­bi­jan com­pa­ñías que en Ar­gen­ti­na po­seen 1.113.654,85 hec­tá­reas, lo que es igual a 55 ve­ces la su­per­fi­cie de la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res. (1)

En es­te con­tex­to, re­sul­ta ex­tre­ma­da­men­te gra­ve la fle­xi­bi­li­za­ción de las nor­mas na­cio­na­les que has­ta ha­ce po­co ase­gu­ra­ban cier­to con­trol del Es­ta­do an­te la avi­dez de las in­ver­sio­nes ex­tran­je­ras en tie­rras pa­ta­gó­ni­cas. Ha­ce es­ca­sos días, Cam­bie­mos in­gre­só al Se­na­do una mo­di­fi­ca­ción de la ley que abre la po­si­bi­li­dad de com­pra ex­tran­je­ra e in­clu­so fle­xi­bi­li­za el ac­ce­so a cur­sos y es­pe­jos de agua. El de­cre­to ma­cris­ta 820/2016 ya ha­bía arra­sa­do al­gu­nos pun­tos prin­ci­pa­les de la ley.

Cam­bie­mos in­gre­só al Se­na­do una mo­di­fi­ca­ción de la ley que am­plía la po­si­bi­li­dad de com­pra ex­tran­je­ra y fle­xi­bi­li­za el ac­ce­so a cur­sos y es­pe­jos de agua.

La fle­xi­bi­li­za­ción

Vea­mos pun­tos de la ley fle­xi­ble que se pro­po­ne.

• Su apli­ca­ción se re­fie­re só­lo a “to­do pre­dio ubi­ca­do fue­ra de los eji­dos ur­ba­nos, en zo­ni­fi­ca­ción de­cla­ra­da co­mo pro­duc­ti­va o de ser­vi­cios por las au­to­ri­da­des lo­ca­les” (art. 2). Cuan­do no se tra­te de una zo­na “pro­duc­ti­va o de ser­vi­cios”, di­cha tie­rra no se­rá abar­ca­da por la ley.

• Eli­mi­na el re­qui­si­to de obli­ga­ción de in­for­mar la mo­di­fi­ca­ción del pa­que­te ac­cio­na­rio de una em­pre­sa que ad­quie­ra tie­rras ru­ra­les.

• Cuan­do una ope­ra­ción in­cum­pla la ley, sim­ple­men­te se tor­na “anu­la­ble”, por lo que se la pue­de con­va­li­dar abo­nan­do una mul­ta de en­tre el 10 y el 20% del mon­to de la ope­ra­ción.

• Eli­mi­na el lí­mi­te del 15% pa­ra que los ex­tran­je­ros ad­quie­ran tie­rras ru­ra­les, tan­to a ni­vel na­cio­nal co­mo en cada pro­vin­cia.

• Se li­mi­ta a ex­pli­car que no pue- den ser ti­tu­la­res de tie­rras ru­ra­les “los es­ta­dos o las per­so­nas de de­re­cho pú­bli­cas ex­tran­je­ras”.

• Ha­bi­li­ta a com­prar más de mil hec­tá­reas a en­ti­da­des ex­tran­je­ras cuan­do “po­sea an­te­ce­den­tes re­le­van­tes en esa ac­ti­vi­dad, no per­ci­ba sub­si­dios por par­te de un es­ta­do ex­tran­je­ro, la in­ver­sión pre­vis­ta me­jo­re la pro­duc­ti­vi­dad, ge­ne­re di­rec­ta o in­di­rec­ta­men­te em­pleos; o cuan­do el pro­yec­to co­la­bo­re en la ‘pro­tec­ción del me­dio am­bien­te y la bio­di­ver­si­dad’”, es de­cir que ha­bi­li­ta ex­cep­cio­nes cuan­do los que com­pran sean em­pre­sa­rios “ver­des” o se ven­dan co­mo con­ser­va­cio­nis­tas.

• Per­mi­te que los due­ños de in­mue­bles ac­ce­dan a po­seer las ri­be­ras de ríos y la­gos “pre­via au­to­ri­za­ción de la Au­to­ri­dad de Apli­ca­ción y del Co­mi­té Hí­dri­co Fe­de­ral (Cohi­fe)”. Es de­cir, de­ja en ma­nos de fun­cio­na­rios es­tas au­to­ri­za­cio­nes. Una bar­ba­ri­dad. Per­mi­te abier­ta­men­te la ven­ta a ex­tran­je­ros cuan­do “sea pre­via­men­te au­to­ri­za­do por la Au­to­ri­dad de Apli­ca­ción…”, es de­cir, al­ta pro­duc­ti­vi­dad, ge­ne­ra­ción de em­pleos, pro­tec­ción de bio­di­ver­si­dad, etc., por lo que la apli­ca­ción de le­yes de “Zo­na de se­gu­ri­dad de fron­te­ras” cae de­fi­ni­ti­va­men­te en es­te ca­so.

La en­tre­ga

El momento en el que se plan­tea es­ta pro­pues­ta es ex­tre­ma­da­men­te crí­ti­co. El go­bierno na­cio­nal es­tá pro­fun­di­zan­do en un ajus­te a me­di­da del re­que­ri­mien­to del Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal, se pro­du­cen ta­ri­fa­zos que be­ne­fi­cian a em­pre­sas fo­rá­neas, se abren las im­por­ta­cio­nes que ani­qui­lan la pro­duc­ción na­cio­nal, se desin­dus­tria­li­za el país, se re­cor­tan fon­dos en edu­ca­ción, obras pú­bli­cas, sa­la­rios, ju­bi­la­cio­nes, asig­na­cio­nes; se “des­mal­vi­ni­za” el país; se de­va­lúa la mo­ne­da na­cio­nal y se ablan­dan nor­mas que per­mi­ten la com­pra ex­tran­je­ra de nues­tra tie­rra. Es­to se tra­ta de la en­tre­ga es­can­da­lo­sa de nues­tro te­rri­to­rio, y con ello, la so­be­ra­nía na­cio­nal.

*Se­na­do­ra de la Na­ción 1) https://in­fo­sur.in­fo/la-ex­tran­je­ri­za­cion-de-tie­rras-una-cues­tion-de-so­be­ra­nia-na­cio­nal/

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.