Un plan ar­gen­tino de rie­go y ener­gía pa­ra la Pa­ta­go­nia

Rio Negro - Opiniones - - DEBATES - Lic. Mario R. Gold­man

Es el pro­ble­ma más gra­ve en la Pa­ta­go­nia. De los 780.000 km² que per­te­ne­cen a la re­gión, el 80% pre­sen­ta sig­nos gra­ves de de­gra­da­ción y el prin­ci­pal pro­ble­ma de las zo­nas ru­ra­les es el avan­ce de la de­ser­ti­fi­ca­ción. De­bi­do a fac­to­res na­tu­ra­les y la ac­ción del hom­bre (so­bre­pas­to­reo, ex­trac­ción de ar­bus­tos pa­ra la le­ña, de­gra­da­ción por ac­ti­vi­da­des pe­tro­lí­fe­ras, etc.) el sue­lo y su pro­duc­ción se de­gra­dan pro­gre­si­va­men­te y de ma­ne­ra alar­man­te.

Lo di­cen in­for­mes de las Na­cio­nes Uni­das: la zo­na na­tu­ral más ex­ten­sa del país se con­vier­te año tras año en una de las más gran­des zo­nas de­sér­ti­cas de nues­tro pla­ne­ta.

Da­da es­ta si­tua­ción, su­gie­ro aten­der el uso del agua de la cuenca del río Ne­gro, con el fin de au­men­tar las fron­te­ras agro­pe­cua­rias, al lle­var el vi­tal ele­men­to ha­cia las pra­de­ras de se­cano más ex­ten­sas y des­po­bla­das, en cre­cien­te de­ser­ti­za­ción, de la pro­vin­cia de Río Ne­gro.

Pri­me­ra eta­pa

a) Bo­ca­to­ma de­ba­jo de Arro­yi­to ( co­ta 300 msnm) b) Ca­nal pa­ra de­ri­var 400 m³/s, de 105 km. Pa­ra in­gre­sar al Ba­jo Mo­reno, man­te­nien­do en to­do el tra­mo la po­si­bi­li­dad de na­ve­ga­ción. c) Ca­nal de unión de los ba­jos Mo­reno y Ojo de Agua. d) Cie­rre del embalse de Ojo de Agua a co­ta 270 msnm. e) Obra pa­ra apro­ve­cha­mien­to hi­dro­eléc­tri­co de 100 m³/s, por 170 m de al­tu­ra, que sig­ni­fi­ca 1/3 de la ca­pa­ci­dad de la ge­ne­ra­ción de la cen­tral El Cho­cón. f ) Sis­te­ma de es­clu­sa pa­ra un des­ni­vel de 10 a 15 m (mar­gen de re­ser­va) y co­ne­xión con na­val na- ve­ga­ble so­bre mar­gen nor­te de los Ba­jos Cen­tra­les. g) Sis­te­ma­ti­za­ción de las áreas de los Ba­jos Cen­tra­les a regar con los cau­da­les tur­bi­na­dos y dis­po­ni­bles a co­ta 100 msnm.

Los be­ne­fi­cios de­ri­va­dos de es­ta pri­me­ra eta­pa:

1) Dis­mi­nu­ción de los cau­da­les del Río Ne­gro en el Al­to Va­lle (re­so­lu­ción de las al­tu­ras de la na­pa freá­ti­ca).

2) Op­ti­mi­za­ción de los apro­ve­cha­mien­tos hi­dro­eléc­tri­cos del Li­may.

3) Apro­ve­cha­mien­to de áreas de rie­go en mar­gen de­re­cha del Li­may y Ne­gro su­pe­rior.

4) Re­gu­la­ri­za­ción del abas­te­ci­mien­to de agua pa­ra las lo­ca­li­da­des del Al­to Va­lle y Neu­quén.

5) Jus­ti­fi­ca­ción de las vin­cu­la­cio­nes es­pa­cia­les en mar­gen sur del al­to Río Ne­gro (con los puen­tes del Va­lle Azul y Pro­yec­to de Is­la Jor­dán).

6) Me­jor apro­ve­cha­mien­to de áreas de rie­go en mar­gen iz­quier­da (pro­vin­cia del Neu­quén) por dis­mi­nu­ción de cau­da­les del Li­may.

Se­gun­da eta­pa y pos­te­rio­res

Ela­bo­ra­do el es­tu­dio de rie­go pa­ra el Va­lle Me­dio, des­de Va­lle Azul, que in­clu­ye Chel­fo­ró, Chim­pay, Be­lis­le, Cés­pe­des, Choele Choel y otras lo­ca­li­da­des, de­ri­var por ca­na­les al Río Ne­gro pa­ra no afec­tar el cau­dal en el Va­lle in­fe­rior y la im­pre­vi­sión que cau­só desas­tres co­mo los ocu­rri­dos en las inun­da­cio­nes de San­ta Fe (2001), Nue­va Or­leans (USA 2005) y Tar­ta­gal (Sal­ta 2006).

Áreas de rie­go

El nue­vo cur­so pro­yec­ta­do ini­cia su re­co­rri­do do­mi­nan­do áreas que ac­tual­men­te se con­si­de­ran las más de­sér­ti­cas de la pro­vin­cia, ta­les co­mo el nor­te de El Cuy y los Ba­jos Cen­tra­les.

A par­tir de allí, en par­ti­cu­lar des­de la de­no­mi­na­da zo­na de tran­si­ción, se do­mi­na la me­se­ta al sur del Río Co­lo­ra­do con co­tas in­fe­rio­res a 220 y 250 msnm, lo que sig­ni­fi­ca do­mi­nar más de cua­tro mi­llo­nes de hec­tá­reas, in­clu­yen­do el no­roes­te del Chu­but y la Pe­nín­su­la Val­dés.

Áreas de rie­go (uso de re­ser­vo­rios)

El nue­vo cau­ce ori­gi­na­do por la de­ri­va­ción con pen­dien­tes ade­cua­das per­mi­ti­rá el lle­na­do de las nu­me­ro­sas cuen­cas ce­rra­das, lo­ca­li­za­das en las car­tas ti­po­grá­fi­cas que, se­lec­cio­na­das ra­cio­nal­men­te en fun­ción su ca­pa­ci­dad y ubi­ca­ción pla­nial­ti­mé­tri­ca, fun­cio­na­rán co­mo re­ser­vo­rios na­tu­ra­les. La con­si­de­ra­ción del Río Ne­gro su­pe­rior y me­dio pa­ra ela­bo­rar ener­gía eléc­tri­ca (ela­bo­ra­do por la ex AEE, AIC y DPA) se pue­de con­si­de­rar al ver su do­cu­men­ta­ción de “In­cor­po­ra­ción de ge­ne­ra­ción de ener­gía”. Es­tos re­ser­vo­rios pue­den do­mi­nar, des­de su em­pla­za­mien­to, im­por­tan­tes áreas con po­ten­cial agro­nó­mi­co y son la clave de una con­cep­ción dis­tin­ta en el uso de cau­da­les pa­ra rie­go y la ener­gía. Pa­ra el Va­lle Su­pe­rior y el Va­lle Me­dio per­mi­ti­rá con­tar con una he­rra­mien­ta fun­da­men­tal pa­ra el desa­rro­llo de la re­gión. Se dis­pon­drá de una po­ten­cia ins­ta­la­da de 200 MW y una ener­gía dis­po­ni­ble de 1.000 Gwh/año, equi­va­len­tes al do­ble del ac­tual con­su­mo del Al­to Va­lle.

La ap­ti­tud de los sue­los de­be­rá ser va­lo­ri­za­da en de­ta­lle pa­ra jus­ti­fi­car se­lec­ti­va­men­te las in­ver­sio­nes tan­to in­ter­nas co­mo ex­ter­nas den­tro del pro­yec­to, sin per­der de vis­ta, en el ba­lan­ce fi­nal, que los be­ne­fi­cios que se lo­gran en es­te pro­yec­to de rie­go no se ba­san en la me­jo­ra de ren­di­mien­tos de pro­duc­ción, sino que se tra­ta de la in­cor­po­ra­ción al ci­clo pro­duc­ti­vo de zo­nas de­sér­ti­cas ab­so­lu­ta­men­te mar­gi­na­das cu­yo va­lor in­trín­se­co es li­sa y lla­na­men­te des­pre­cia­do. La su­per­fi­cie do­mi­na­ble en te­rri­to­rio rio­ne­grino es el or­den de 1,5 mi­llo­nes de hec­tá­reas, lle­gan­do, con los apor­tes de Chu­but y Bue­nos Ai­res, a los 2 mi­llo­nes de hec­tá­reas an­tes de­sér­ti­cas, y pa­ra lo cual se de­be­rá con­tar con un acuer­do en­tre las tres pro­vin­cias, con aval del go­bierno na­cio­nal. Se po­dría ha­cer un pro­yec­to si­mi­lar en el río Neu­quén, pa­ra di­cha pro­vin­cia.

Es­te re­su­men e in­for­ma­ción de­ta­lla­da es la la­bor de me­dio cen­te­nar de pro­fe­sio­na­les de Neu­quén y Río Ne­gro, du­ran­te 20 años, pe­ro de­be ser con­fir­ma­da y am­plia­da por un Es­tu­dio de Fac­ti­bi­li­dad Eco­nó­mi­co-Fi­nan­cie­ra, ac­tua­li­za­do y com­ple­ta­do, a fin de ac­ce­der a cré­di­tos in­ter­na­cio­na­les de gran en­ver­ga­du­ra y que trans­for­ma­rán la Pa­ta­go­nia y for­ma­ron par­te de los ob­je­ti­vos men­cio­na­dos en los pro­gra­mas del Bi­cen­te­na­rio de la Re­pú­bli­ca Ar­gen­ti­na.

*Exa­se­sor, coor­di­na­dor del Co­na­de (Con­se­jo Na­cio­nal de Desa­rro­llo, Pre­si­den­cia de la Na­ción)

Su­gie­ro usar el agua del río Ne­gro pa­ra au­men­tar las fron­te­ras agro­pe­cua­rias ha­cia las pra­de­ras de se­cano, en cre­cien­te de­ser­ti­za­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.