El in­ten­den­te de Po­mo­na blo­queó in­gre­so a la ciu­dad

Mi­guel Ja­ra ase­gu­ró no le te­me a las de­nun­cias ju­di­cia­les. So­lo que­dó abier­ta una en­tra­da a la al­tu­ra del pues­to ca­mi­ne­ro de la ru­ta 250.

Río Negro - - Portada - Po­mo­na JOR­GE TA­NOS jor­ge­ta­nos@rio­ne­gro.com.ar

El je­fe co­mu­nal rio­ne­grino, Mi­guel Ja­ra, tomó la polémica, in­só­li­ta y drás­ti­ca medida de ce­rrar va­rios ac­ce­sos con mon­tícu­los de tierra pa­ra im­pe­dir la cir­cu­la­ción y –se­gún sus ar­gu­men­tos– cuidar la sa­lud de la po­bla­ción. Ase­gu­ró que no le te­me a po­si­bles ac­cio­nes ju­di­cia­les.

El cons­tan­te trán­si­to que man­te­nía la lo­ca­li­dad de Po­mo­na a pe­sar del de­cre­to na­cio­nal que una se­ma­na atrás es­ta­ble­ció el ais­la­mien­to so­cial por la pan­de­mia de Coronaviru­s, lle­vó a que en las úl­ti­mas ho­ras el in­ten­den­te de la lo­ca­li­dad, Mi­guel Ja­ra, to­ma­ra la polémica y drás­ti­ca medida de ce­rrar va­rios ac­ce­sos con mon­tícu­los de tie­rras pa­ra im­pe­dir la cir­cu­la­ción y –se­gún sus ar­gu­men­tos– cuidar la sa­lud de la po­bla­ción.

Camiones mu­ni­ci­pa­les des­car­ga­ron va­rios metros cú­bi­cos de tierra en tres ca­mi­nos ru­ra­les y en uno de los dos ac­ce­sos a Po­mo­na.

So­lo se en­cuen­tra una ca­lle ha­bi­li­ta­da co­mo ac­ce­so a la lo­ca­li­dad. La en­tra­da es des­de la ru­ta na­cio­nal 250 a la al­tu­ra del pues­to ca­mi­ne­ro, lo que fa­ci­li­ta­rá los controles, se­gún el ar­gu­men­to ofi­cial.

El pro­pio je­fe co­mu­nal se­ña­ló que la medida fue an­ti­pá­ti­ca pa­ra va­rios co­mer­cian­tes de la lo­ca­li­dad y que está dis­pues­to afron­tar las con­se­cuen­cias le­ga­les y “has­ta de ir pre­so” por la re­so­lu­ción to­ma­da.

Ca­be re­cor­dar que Ja­ra ga­nó en las úl­ti­mas elec­cio­nes por más del 80% de los su­fra­gios. Lle­gó a la con­duc­ción de Po­mo­na en 2015, lue­go de su­ce­der a su es­po­sa Ma­ría del Car­men Maldonado, ac­tual le­gis­la­do­ra (FpV), quien ha­bía go­ber­na­do la pe­que­ña po­bla­ción du­ran­te 20 años.

El in­ten­den­te de la lo­ca­li­dad co­no­ci­da co­mo “El jar­dín de la pro­vin­cia” ha­bía re­suel­to ini­cial­men­te el cie­rre del bal­nea­rio municipal, a tra­vés de la re­so­lu­ción 09/20, que ad­hi­rió al de­cre­to pro­vin­cial fir­ma­do por la go­ber­na­do­ra Ara­be­la Ca­rre­ras, que ade­más im­po­nía el nue­vo ho­ra­rio de aten­ción de los co­mer­cios.

A pe­sar de las dis­tin­tas medidas adop­ta­das, el trán­si­to que te­nía Po­mo­na era tan­to que la ima­gen pa­re­cía de an­tes de la cua­ren­te­na.

Uno de los in­con­ve­nien­tes se pre­sen­ta­ba por el fun­cio­na­mien­to de un an­ti­guo co­mer­cio de ru­bros generales que tie­ne más de medio si­glo y des­de ha­ce algunos años es el prin­ci­pal pro­vee­dor de va­rios ne­go­cios de otras lo­ca­li­da­des del Va­lle Medio.

Eso lle­va­ba a que la afluen­cia de au­tos y per­so­nas fue­ra cons­tan­te, ha­cien­do im­po­si­ble pa­ra las au­to­ri­da­des las ta­reas de con­trol.

Ja­ra se­ña­ló a RÍO NE­GRO que man­tu­vo y con­ti­nua­rá man­te­nien­do en­cuen­tros con el pro­pie­ta­rio del co­mer­cio sin­di­ca­do, pa­ra tra­tar de me­diar la si­tua­ción.

“Na­die le está im­pi­dien­do tra­ba­jar, pe­ro aho­ra, si es ne­ce­sa­rio, ten­drán que ir has­ta la ru­ta, afue­ra de la lo­ca­li­dad, pa­ra en­tre­gar la mer­ca­de­ría. En Po­mo­na las fa­mi­lias y otros co­mer­cian­tes es­tán ha­cien­do un gran esfuerzo pa­ra cum­plir con el ais­la­mien­to obli­ga­to­rio y evi­tar al­go peor que nos per­ju­di­que”, se­ña­ló Ja­ra

El man­da­ta­rio municipal ase­gu­ró que el abas­te­ci­mien­to de co­mes­ti­bles pa­ra to­da Po­mo­na está ase­gu­ra­do. Se­gún su apre­cia­ción, las per­so­nas que re­si­den en el lu­gar so­lo de­ben aban­do­nar la lo­ca­li­dad pa­ra di­ri­gir­se a otra de las lo

La medida adop­ta­da es similar a la apli­ca­da por re­so­lu­ción por in­ten­den­tes de Bue­nos Aires y está en el ojo de la tor­men­ta por su in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad.

ca­li­da­des de Va­lle Medio pa­ra com­prar al­gún me­di­ca­men­to o pro­veer­se de com­bus­ti­ble pa­ra los vehícu­los, que son los ru­bros (far­ma­cias y es­ta­cio­nes de ser­vi­cios) que no tienen. “La medida que to­mé de blo­quear to­dos los ca­mi­nos no afec­ta­rá en na­da. Va­mos a po­der con­tro­lar mu­cho me­jor la si­tua­ción”, plan­teó.

El in­ten­den­te no es­ca­po a las po­si­bles ac­cio­nes ju­di­cia­les que po­drían caer­le a la ad­mi­nis­tra­ción municipal, por blo­quear to­tal­men­te va­rios ca­mi­nos de ac­ce­sos pú­bli­cos con mon­tícu­los de tie­rras.

La medida cho­ca con las dis­po­si­cio­nes de li­bre cir­cu­la­ción que es­ta­ble­ce la Cons­ti­tu­ción na­cio­nal, por ejem­plo.

La ini­cia­ti­va adop­ta­da es similar a la apli­ca­da por re­so­lu­ción en otros mu­ni­ci­pios de pro­vin­cia de Bue­nos Aires. La medida de Ja­ra no fue co­mu­ni­ca­da a nin­guno de los or­ga­nis­mos ofi­cia­les ni au­to­ri­da­des del gobierno de Río Ne­gro.

“A mí la gente me eli­gió pa­ra cui­dar­los y ve­lar pa­ra to­do por igual y eso es lo que estoy ha­cien­do, ni más ni me­nos”, ase­ve­ro el je­fe co­mu­nal.

GEN­TI­LE­ZA

GEN­TI­LE­ZA

Los mon­tícu­los de tierra en los in­gre­sos a la lo­ca­li­dad del Va­lle Medio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.