MAN­CHAS DE VE­JEZ EN LAS MA­NOS

Saber Vivir (Argentina) - - IDEAS PRACTICAS -

En nues­tra so­cie­dad de con­su­mo, que tien­de ca­da vez más a la sú­per es­pe­cia­li­za­ción, pue­de pa­re­cer que ya no tie­nen ca­bi­da aque­llos co­no­ci­mien­tos que son pro­duc­to de la ex­pe­rien­cia y de la prác­ti­ca, esos que hi­cie­ron -en mu­chos de no­so­tros- la se­cre­ta ad­mi­ra­ción por los abue­los. No­so­tros le de­mos­tra­mos lo con­tra­rio.

Pro­duz­ca su pro­pia cre­ma an­ti­man­chas, con una fór­mu­la que con­ser­va­rá por mu­cho tiem­po la ju­ven­tud de sus ma­nos, gra­cias a la vi­ta­mi­na E pre­sen­te en el ger­men de tri­go. Los in­gre­dien­tes son: 30 gra­mos de cre­ma de ca­lén­du­la, 40 go­tas de acei­te de ger­men de tri­go y 3 cáp­su­las de acei­te de prí­mu­la. Pre­pa­ra­ción: agre­gar el acei­te de ger­men de tri­go a la cre­ma ba­se de ca­lén­du­la. Pin­char las 3 cáp­su­las de acei­te de prí­mu­la y ex­pri­mir su con­te­ni­do so­bre la pre­pa­ra­ción an­te­rior. Mez­clar to­do con una va­ri­lla de vi­drio. Guar­dar en un fras­co opa­co con ta­pa. Pue­de usar­se va­rias ve­ces por día, es­pe­cial­men­te des­pués de ha­ber­se ex­pues­to al soln

“Se de­no­mi­na me­las­ma a las man­chas os­cu­ras que apa­re­cen en el ros­tro. La fren­te, las me­ji­llas, el la­bio su­pe­rior y el men­tón son las áreas más afec­ta­das. El co­lor pue­de va­rias des­de dis­tin­tos to­nos del ma­rrón, has­ta el ne­gro. El me­las­ma se ve más fre­cuen­te­men­te du­ran­te el em­ba­ra­zo, y si la pa­cien­te to­ma an­ti­con­cep­ti­vos. Ac­tual­men­te, la for­ma más mo­der­na de tra­tar es­tas man­chas es con lá­ser.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.