“El cam­bio no es una cues­tión de gé­ne­ro sino ge­ne­ra­cio­nal. Hoy las mu­je­res cum­plen un rol di­fe­ren­te y eso ha­ce que su par­ti­ci­pa­ción en el mun­do eco­nó­mi­co fi­nan­cie­ro sea más sig­ni­fi­ca­ti­va”. (Clau­dio Zu­co­vi­chi)

Sophia - - ACTUALIDAD - PAR­TI­CI­PAN­TES DEL REM

pue­de ga­nar más, pe­ro tam­bién se asu­me otro ni­vel de ries­go. No to­dos los in­ver­so­res tie­nen la mis­ma to­le­ran­cia an­te las os­ci­la­cio­nes de pre­cios –la “vo­la­ti­li­dad”– o la po­ten­cial pér­di­da del ca­pi­tal, y no to­dos es­tán dis­pues­tos a man­te­ner la in­ver­sión por la mis­ma can­ti­dad de tiem­po.

In­ver­sor, pri­me­ros pa­sos

En la pá­gi­na web de la Co­mi­sión Na­cio­nal de Va­lo­res, el ór­gano de con­trol del mer­ca­do de ca­pi­ta­les, se en­cuen­tra dis­po­ni­ble un test pa­ra co­no­cer el per­fil del in­ver­sor. ¿Cuál es el gra­do de aver­sión al ries­go? ¿Al­to, moderado, ba­jo? ¿El di­ne­ro pue­de per­ma­ne­cer in­mo­vi­li­za­do en el cor­to, me­diano o lar­go pla­zo? Las res­pues­tas per­mi­ten ele­gir las in­ver­sio­nes que me­jor se ajus­tan a una car­te­ra que, en la com­bi­na­ción de ries­go y ren­ta­bi­li­dad, sea có­mo­da pa­ra el in­ver­sor. Un prin­ci­pio que en­fá­ti­ca­men­te re­co­mien­dan to­dos los ex­per­tos es el de diversificación, al­go tan sim­ple co­mo no po­ner to­dos los hue­vos en la mis­ma ca­nas­ta. Y mu­tar en for­ma len­ta y pro­gre­si­va ha­cia nue­vas in­ver­sio­nes. Pa­ra quie­nes quie­ran pa­sar a la ac­ción, la re­co­men­da­ción es pru­den­cia, edu­ca­ción fi­nan­cie­ra y ase­so­ra­mien­to de ex­per­tos.

Y pa­ra quie­nes es­tén pen­san­do en en­ca­rar un nue­vo pro­yec­to –com­prar una pro­pie­dad, re­mo­de­lar la ca­sa, cam­biar el au­to, ha­cer un via­je, em­pren­der un ne­go­cio–, no cuen­tan con ca­pi­tal pro­pio y es­tén pen­san­do en pe­dir un prés­ta­mo, la re­co­men­da­ción es que es­tén aler­tas por­que, en la me­di­da en que la in­fla­ción va­ya ce­dien­do, el cos­to de los cré­di­tos ten­de­rá a ba­jar. Pa­ra Clau­dio Zu­co­vi­chi las ta­sas to­da­vía es­tán ca­ras y ba­ja­rán sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te a lo lar­go del año. “Aho­ra, so­lo me en­deu­da­ría en el cor­to pla­zo. Y es­pe­ra­ría un me­jor mo­men­to. ¿Cuál es? Lo ideal es que la ta­sa de in­te­rés es­té por de­ba­jo de lo que es­pe­ro ga­nar con el mi­cro­em­pren­di­mien­to que voy a en­ca­rar, o del aumento de pre­cio de lo que voy a com­prar con el di­ne­ro pres­ta­do. Por eso, las nue­vas lí­neas de cré­di­tos que lan­zó el Ban­co Na­ción son una bue­na al­ter­na­ti­va ya que las ta­sas de in­te­rés son me­no­res a la in­fla­ción. El es­pe­cia­lis­ta pre­fie­re los cré­di­tos a ta­sa va­ria­ble pa­ra que cap­tu­ren el be­ne­fi­cio de la ten­den­cia ba­jis­ta que mos­tra­rán a lo lar­go del año. En la mi­ra­da de es­te hom­bre de las fi­nan­zas, las mu­je­res nos mos­tra­mos ca­da vez más in­vo­lu­cra­das en los te­mas eco­nó­mi­cos. “Pe­ro creo que el cam­bio no es una cues­tión de gé­ne­ro, sino ge­ne­ra­cio­nal. La so­cie­dad cam­bió y las mu­je­res cum­plen un rol di­fe­ren­te y eso ha­ce que su par­ti­ci­pa­ción en el mun­do eco­nó­mi­co-fi­nan­cie­ro sea más sig­ni­fi­ca­ti­va”. Pe­ro aten­ción. “En­tre los mi­llo­na­rios jó­ve­nes no hay mu­je­res. Los Fa­ce­book, los Goo­gle, los Twi er, to­das las nue­vas for­mas de co­mu­ni­ca­ción, es­tán do­mi­na­das por hom­bres. En tec­no­lo­gía la bre­cha se es­tá abrien­do”. Ha­brá que es­tar aten­tas.

PA­RA HA­CER EL TEST DEL PER­FIL DE RIES­GO:

www.in­ver­tir.gob. ar/sec­cio­nes/cu­ti­les/test­de­lin­ver­sor.aspx

PA­RA CO­NO­CER LAS PRO­YEC­CIO­NES DEL “CON­SEN­SO DE MER­CA­DO”,

REM www.bcra.gob.ar/Pu­bli­ca­cio­ne­sEs­ta­dis­ti­cas/ Re­le­va­mien­to_Ex­pec­ta­ti­va­s_­de_Mer­ca­do.asp

www.bcra.gob.ar/Pdfs/Pu­bli­ca­cio­ne­sEs­ta­dis­ti­cas/Par­ti­ci­pan­tes% 20(REM).pdf

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.