GI­RA­SOL.

Super Campo - - Primera Página - Fo­tos: gen­ti­le­za Sa­via Co­mu­ni­ca­ción y Ar­chi­vo Su­per CAM­PO

Es­tra­te­gias pa­ra sor­tear el es­trés hí­dri­co y au­men­tar la com­pe­ti­ti­vi­dad.

En el sud­oes­te bo­nae­ren­se, una de las prin­ci­pa­les re­gio­nes pro­duc­to­ras de gi­ra­sol del país, se reali­zó un ta­ller pa­ra ajus­tar las va­ria­bles que per­mi­tan au­men­tar la com­pe­ti­ti­vi­dad del cul­ti­vo. Se plan­tea­ron es­tra­te­gias pa­ra sor­tear el es­trés hí­dri­co que es la prin­ci­pal li­mi­tan­te que en esa zo­na en­cuen­tra la olea­gi­no­sa.

EL GI­RA­SOL es el cul­ti­vo que, con una bue­na pla­ni­fi­ca­ción, ofre­ce la ma­yor se­gu­ri­dad de co­se­cha en nues­tra re­gión”, di­jo Agus­tín Giorno en re­fe­ren­cia al sud­oes­te bo­nae­ren­se, una de las prin­ci­pa­les zo­nas pro­duc­to­ras de esa olea­gi­no­sa en la Ar­gen­ti­na. Giorno pre­sen­tó las es­tra­te­gias de ma­ne­jo que sur­gen de los tra­ba­jos que lle­va ade­lan­te el GEASO. El téc­ni­co coor­di­na esa ini­cia­ti­va, in­te­gra­da por 110 pro­duc­to­res de 11 gru­pos CREA. La aper­tu­ra de la jor­na­da es­tu­vo a car­go de Ali­cia Rup­pel, ge­ren­te de la Bol­sa de Ce­rea­les y Pro­duc­tos de Bahía Blan­ca, que des­ta­có la im­por­tan­cia que tie­ne el cul­ti­vo en la re­gión. “El 50% del gi­ra­sol lo­cal se pro­du­ce en el sur bo­nae­ren­se y ca­si en su to­ta­li­dad se co­mer­cia­li­za en nues­tra Bol­sa”, di­jo Rup­pel.

Pos­te­rior­men­te, Carlos Feo­li – coor­di­na­dor téc­ni­co de Asa­gir- hi­zo una re­se­ña so­bre las eva­lua­cio­nes y lo­gros al­can­za­dos por el Pro­yec­to Bre­chas, que des­de 2007 vie­ne eje­cu­tan­do y fi­nan­cian­do esa en­ti­dad. “Uno de los ob­je­ti­vos es­tra­té­gi­cos del pro­yec­to es in­cre­men­tar la pro­duc­ti­vi­dad del cul­ti­vo –ex­pli­có Feo­li-, lo­gran­do una ma­yor pro­duc­ción por hec­tá­rea. Ve­nía­mos con un pro­me­dio na­cio­nal de 16 a 18 quin­ta­les por hec­tá­rea y en las úl­ti­mas tres cam­pa­ñas es­ta­mos ron­dan­do los 20 quin­ta­les, que pa­re­ce es­ta­bi­li­zar­se en ese ni­vel. Con­si­de­ra­mos que es­to es el re­sul­ta­do de la me­jo­ra ge­né­ti­ca y del es­fuer­zo de mu­chas or­ga­ni­za­cio­nes pa­ra que el pro­duc­tor pue­da me­jo­rar sus re­sul­ta­dos”.

De es­ta for­ma, se con­si­de­ra que ya se ha lo­gra­do una bue­na par­te del ob­je­ti­vo plan­tea­do pa­ra la pri­me­ra eta­pa del pro­yec­to, que se pro­pu­so in­cre­men­tar los ren­di­mien­tos en al me­nos un 50% de la di­fe­ren­cia de 1.000 ki­los por hec­tá­rea que se en­con­tra­ron a ni­vel del país en­tre los rin­des lo­gra­dos y los lo­gra­bles en con­di­cio­nes con­tro­la­das del cul­ti­vo.

Res­pec­to de las fe­chas de siem­bra, Feo­li in­di­có que en am­bien­tes muy vul­ne­ra­bles des­de el pun­to de vis­ta hí­dri­co, co­mo ocu­rre con bue­na par­te del sud­oes­te bo­nae­ren­se, se de­be tra­tar de es­ca­par al tra- di­cio­nal dé­fi­cit de agua que ocu­rre en enero evi­tan­do la flo­ra­ción, ya que afec­ta a la ca­li­dad del po­len per­ju­di­can­do al prin­ci­pal com­po­nen­te del ren­di­mien­to, que es el nú­me­ro de gra­nos lo­gra­dos.

So­bre la eta­pa de im­plan­ta­ción del cul­ti­vo, del ta­ller sur­gie­ron da­tos sig­ni­fi­ca­ti­vos. Al des­cri­bir las mo­da­li­da­des de cul­ti­vo uti­li­za­das, los asis­ten­tes ci­ta­ron ca­sos de siem­bras de 60 a 70 mil se­mi­llas por hec­tá­rea pa­ra ter­mi­nar lo­gran­do só­lo 35 a 40 mil plan­tas a co­se­cha. Así, sur­gió que en mu­chos ca­sos hay fa­len­cias por no es­pe­rar a te­ner las tem­pe­ra­tu­ras de sue­lo pro­pi­cias pa­ra la siem­bra. Al res­pec­to, uno de los pro­duc­to­res di­jo que pre­fe­ría sem­brar en oc­tu­bre pe­ro siem­pre que ha­ya 8 días con tem­pe­ra­tu­ras de sue­lo es­ta­bles en­tre 12 y 14 gra­dos. “Si no ten­go esas con­di­cio­nes

y, en­ton­ces, lle­go a me­dia­dos de oc­tu­bre sin po­der sem­brar, pre­fie­ro es­pe­rar has­ta fi­nes de no­viem­bre o di­ciem­bre pa­ra que el pe­río­do crí­ti­co del cul­ti­vo cai­ga en fe­bre­ro que hay ma­yor pro­ba­bi­li­dad de te­ner dis­po­ni­bi­li­dad de agua –ex­pli­có-. Por­que yo no pue­do re­ver­tir un me­teo­ro, pe­ro al me­nos pue­do mo­de­rar­lo”.

Otro de los as­pec­tos li­ga­dos a la siem­bra que se des­ta­có en el ta­ller, es que ade­más del po­der ger­mi­na­ti­vo se le de­be dar ma­yor re­le­van­cia al vi­gor o ener­gía ger­mi­na­ti­va de las se­mi­llas, da­do que es un as­pec­to crí­ti­co pa­ra lo­grar un cul­ti­vo pa­re­jo. Al res­pec­to, Giorno fue muy cla­ro al ilus­trar ese pro­ble­ma se­ña­lan­do que “El gi­ra­sol es un cul­ti­vo que tien­de a cas­ti­gar a la plan­ta que se que­dó atrás”. Es de­cir que los pro­ble­mas en la eta­pa de im­plan­ta­ción lle­van a te­ner lo­tes con plan­tas que tie­nen un de­sa­rro­llo dispar, con al­gu­nas más al­tas que van a som­brear a otras que se­gui­rán con­su­mien­do agua y nu­trien­tes pe­ro que lue­go mo­ri­rán o no apor­ta­rán prác­ti­ca­men­te na­da al ren­di­mien­to.

So­bre las es­tra­te­gias desa­rro­lla­das a par­tir de los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos por el gru­po GEASO, Giorno se­ña­ló que en las con­di­cio­nes am­bien­ta­les del sud­oes­te, el gi­ra­sol es ca­paz de cre­cer al má­xi­mo mien­tras que la so­ja tie­ne ma­yo­res re­que­ri­mien­tos tér­mi­cos. “La pri­me­ra cla­ve pa­ra de­ter­mi­nar el ren­di­mien­to es la dis­po­ni­bi­li­dad de agua a la siem­bra –di­jo el téc­ni­co-, pe­ro eso se pue­de pre­ver con una bue­na pla­ni­fi­ca­ción a tra­vés de la ro­ta­ción, la elec­ción del lo­te y el ma­ne­jo del bar­be­cho”.

El cie­rre de la jor­na­da es­tu­vo a car­go de Mar­ce­lo Te­ti, de Car­gill, que se re­fi­rió a los es­ce­na­rios es­pe­ra­dos pa­ra la co­mer­cia­li­za­ción del gi­ra­sol de la co­se­cha 2013/14. “Por un la­do –di­jo Te­ti-, te­ne­mos un fac­tor ba­jis­ta que sur­ge de la ma­yor pro­duc­ción de gi­ra­sol de Eu­ro­pa y de Ucra­nia y Ru­sia, que su­pera a la cam­pa­ña an­te­rior en al­re­de­dor de 4,5 millones de to­ne­la­das. Es­ta ci­fra pue­de lle­gar a más ya que la co­se­cha to­da­vía no fi­na­li­zó. Y es­to le po­ne gran pre­sión a todo el com­ple­jo gi­ra­so­le­ro en el cor­to pla­zo y en los pró­xi­mos 6 me­ses”.

Co­mo fac­tor al­cis­ta, o que pue­de atem­pe­rar esa ba­ja, Te­ti se­ña­ló que el mer­ca­do de acei­te de so­ja es­tá ba­lan­cea­do pa­ra lo que res­ta del año y la pri­me­ra par­te de 2014. “Es­to le po­ne un pi­so al pre­cio del acei­te de gi­ra­sol”, in­di­có. “En el mis­mo sen­ti­do jue­ga el fuer­te au­men­to de la de­man­da de bio­die­sel, ela­bo­ra­do con acei­te de so­ja, en el con­ti­nen­te afri­cano y en Es­ta­dos Uni­dos”.

Por úl­ti­mo, el es­pe­cia­lis­ta ex­pli­có que “El acei­te de pal­ma com­pi­te con el de so­ja y és­te con el de gi­ra­sol”.

Pa­ra lue­go se­ña­lar que “Ac­tual­men­te, el mer­ca­do de acei­te de pal­ma es­tá muy ajus­ta­do y eso se re­fle­ja en que los pre­cios de las po­si­cio­nes más cer­ca­nas son su­pe­rio­res a los de las po­si­cio­nes di­fe­ri­das, pe­ro es­to co­men­za­rá a cam­biar en los pri­me­ros me­ses de 2014 cuan­do se co­mien­cen a re­com­po­ner los stocks”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.