PAS­TU­RAS.

Super Campo - - Sumario - Por Eduar­do Bus­tos Fo­tos: Al­freo Nar­di­ni y gentileza de Da­niel Co­ria

Un plan­teo en pas­ti­zal con al­tos va­lo­res en ma­te­ria se­ca. Por Eduar­do Bus­tos.

El es­ta­ble­ci­mien­to La Cla­ri­ta, ubi­ca­do en ple­na Cuen­ca del Sa­la­do, pro­du­ce un pro­me­dio anual de 168 ki­los de car­ne por hec­tá­rea y ob­tu­vo unos 12.000 ki­los de ma­te­ria se­ca en el úl­ti­mo ejer­ci­cio eco­nó­mi­co. El se­cre­to es­tá en el pas­to.

LOS PAS­TI­ZA­LES na­tu­ra­les des­de siem­pre fue­ron la ba­se de la ri­que­za, al me­nos en ga­na­de­ría. Si la ac­ti­vi­dad se ma­ne­ja con efi­cien­cia se tor­na muy in­tere­san­te, más que por los nú­me­ros fi­na­les, por el desafío que im­pli­ca ami­nis­trar un ro­deo en esas con­di­cio­nes. En de­fi­ni­ti­va to­do su­ma.

En es­te sen­ti­do es po­si­ble lo­grar un sis­te­ma ga­na­de­ro sos­te­ni­ble so­bre pas­ti­za­les na­tu­ra­les me­dian­te es­tra­te­gias de ma­ne­jo ga­ran­ti­zar el pas­to ne­ce­sa­rio pa­ra que el sis­te­ma fun­cio­ne. Con un ín­di­ce de pre­ñez del 92%, la in­se­mi­na­ción de las va­cas se ha­ce con to­ros y la pa­ri­ción se efec­túa en­tre ju­nio y sep­tiem­bre. Da­niel Co­ria es ingeniero agró­no­mo y des­de ha­ce 18 años arrien­da un cam­po de 246 hec­tá­reas ubi­ca­do en las cer­ca­nías de la lo­ca­li­dad bo­nae­ren­se de Mai­pú, el es­ta­ble­ci­mien­to “La Cla­ri­ta”, di­vi­di­do en 110 hec­tá­reas agrí­co­las, 90 im­plan­ta­das con gi­ra­sol y 20 con maíz pa­ra con­su­mo pro­pio, mien­tras que las 130 hec­tá­reas res­tan­tes se de­di­can a la ga­na­de­ría va­cu­na de ci­clo com­ple­to, que in­clu­ye ca­pi­ta­li­za­ción de ha­cien­da.

EL SIS­TE­MA.

El ro­deo bo­vino es­tá for­ma­do por 160 va­cas de cría en ser­vi­cio, 148 ter­ne­ros al pie, a las que se le su­man va­cas de ca­pi­ta­li­za­ción, así co­mo 5 to­ros que re­pre­sen­tan el 3 por cien­to del ro­deo va­cuno. Una vez rea­li­za­do el des­te­te en mar­zo, un 40 por cien­to se ven­de y el res­to, en­tre 80 y 90 ca­be­zas, que­dan en el cam­po pa­ra sa­car­los co­mo gor­do. El ro­deo va­cuno lo ma­ne­ja Da­niel Co­ria y no tie­ne em­plea­dos.

Una de las pri­me­ras co­sas que se reali­zó en “La Cla­ri­ta” fue un re­le­va­mien­to pa­ra se­pa­rar las zo­nas de lo­ma­das de los de ba­jos. En el ca­so de las lo­mas se apo­tre­ró el te­rreno con alam­bre eléc­tri­co. El cam­po in­gre­só en el Plan Na-

cio­nal de Pas­tu­ras del INTA, que des­de 2008 que apun­ta a re­cu­pe­rar el pas­to na­tu­ral en los cam­pos de la Cuen­ca del Sa­la­do bo­nae­ren­se.

Des­de en­ton­ces Co­ria, jun­to a la in­ge­nie­ra agró­no­mo Ale­jan­dra Ca­sal, tam­bién de la Ex­pe­ri­men­tal de Mai­pú que de­pen­de del INTA Cuen­ca del Sa­la­do, rea­li­zan mo­ni­to­res per­ma­nen­tes pa­ra com­pro­bar la re­cu­pe­ra­ción de los pas­ti­za­les.

Has­ta ese mo­men­to, el ma­ne­jo del cam­po con­sis­tía en la com­pra de ter­ne­ros, se los en­gor­da­ba y ven­dían. Lue­go se ha­cía una nue­va re­po­si­ción, siem­pre so­bre la ba­se de pas- ti­za­les na­tu­ra­les y ras­tro­jo.

“La prác­ti­ca que se hi­zo des­de ese mo­men­to con­sis­tió en el ma­ne­jo y se­gui­mien­to de los pas­ti­za­les, achi­ca­mos los po­tre­ros y co­men­za­mos a apli­car ma­ne­jos de es­tra­te­gia pa­ra el uso y el des­can­so de los lo­tes, con un sis­te­ma ro­ta­ti­vo. En una épo­ca el lo­te des­can­sa y en otro mo­men­to se co­me ese pas­to. La idea fue pro­du­cir re­ser­vas de in­vierno y no plan­tar ver­deos”, co­men­tó a Sú­per Cam­po Da­niel Co­ria, ex­ten­sio­nis­ta del INTA Mai­pú.

Lo que se bus­có con la ex­pe­rien­cia es lo­grar que los po­tre­ros pro­du­je­ran pas­to en el in­vierno y se man­da­ba a pas­to­rear cuan­do el lo­te lo­gra­ba lle­gar a las con­di­cio­nes pre­ten­di­das.

En­tre 2008 y 2009 el cam­po no fue ajeno a la se­ca que afec­tó a gran par­te del país, pe­ro di­cen que “no hay mal que por bien no ven­ga”, por­que Co­ria apro­ve­chó ese mo­men­to pa­ra re­plan­tear el ma­ne­jo de los lo­tes.

SELECCION DE PO­TRE­ROS.

“Lo pri­me­ro que hi­ci­mos fue se­lec­cio­nar cua­tro po­tre­ros que re­pre­sen­tan to­da la co­mu­ni­dad de los 20 y tan­tos lo­tes que tie­ne el cam­po pa­ra em­pe­zar a me­dir los ín­di­ces de ma­te­ria

se­ca. Ca­da po­tre­ro mi­de en­tre 4 y 13 hec­tá­reas. En esos po­tre­ros se cor­tó pas­to pa­ra de­ter­mi­nar la can­ti­dad de ma­te­ria se­ca, se hi­zo co­ber­tu­ra, pa­ra de­tec­tar la can­ti­dad de ma­le­za de sue­lo des­nu­do y de ma­te­rial muer­to”.

Las prin­ci­pa­les es­pe­cies de pas­tu­ras na­tu­ra­les que se en­con­tra­ron en los lo­tes son Ray grass, Ce­ba­di­lla, Tré­bol blan­co, Lo­tus y al­go de Gli­se­ria, que lue­go fue des­apa­re­cien­do, pe­ro sur­gie­ron otras es­pe­cies.

Al­gu­nas con­clu­sio­nes in­di­can que des­de 2008 a la ac­tua­li­dad se du­pli­có la pro­duc­ción de pas­to con un fuer­te pre­sen­cia de las es­pe­cies in­ver­na­les que apa­re­cen de mar­zo en ade­lan­te, dis­mi­nu­yó la pre­sen­cia de ma­le­zas y el sue­lo des­nu­do.

“La ida nues­tra fue no com­pe­tir con las pas­tu­ras, sino adap­tar con al­gu­nas co­sas de ma­ne­jo con alam­bra­do eléc­tri­co y un con­trol de ma­le­zas con her­bi­ci­das, más al­gu­na fer­ti­li­za­ción que nos per­mi­te man­te­ner una car­ga al­ta de ani­ma­les, con pro­me­dios que se ubi­can en 1,35 ca­be­za por hec­tá­rea, pe­ro hay que te­ner en cuen­ta el uso de los ras­tro­jos”, agre­gó el ex­ten­sio­nis­ta.

RE­SUL­TA­DOS.

Des­de que se cam­bió el ma­ne­jo de los po­tre­ros, a par­tir de 2009, los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos son pa­ra el asom­bro. Ese año se lo­gró ob­te­ner 2.285 ki­los de ma­te­ria se­ca por hec­tá­rea, me­di­do a ju­nio de 2010 mien­tras que en 2011 fue­ron 7.035 ki­los/ha y en 2012 al­can­za­ron 7.970 ki­los/ Ha. En­tre ju­nio y di­ciem­bre de 2013 se ob­tu­vie­ron 7.220 ki­los/ aa. Ca­be acla­rar que des­pués de prin­ci­pios de di­ciem­bre no llo­vió más en la re­gión y los ca­lo­res su­pe­raron con co­mo­di­dad los pro­me­dios anua­les pa­ra la épo­ca. La úl­ti­ma me­di­ción que se efec­tuó en­tre ju­nio de 2012 y mis­mo mes de 2013, de­ter­mi­nó se lo­gra­ron mas de 12.000 ki­los de ma­te­ria se­ca por hec­tá­rea, con 8% de ma­le­zas y una llu­via caí­da de 1.014 mi­lí­me­tros. “Ade­más, la ener­gía ob­te­ni­da es muy pa­re­ci­da a la que da el maíz”, ex­pli­có Co­ria.

Pa­ra lo­grar esos re­sul­ta­dos se man­dó a pas­to­rear los lo­tes a fi­nes del verano pa­ra lim­piar­los y lue­go con el ini­cio del oto­ño se reali­zó un nue­vo pas­to­reo pa­ra dar­le más luz a los pas­ti­za­les: “Ten­go un so­lo ro­deo que ca­da cin­co días lo cam­bio de lo­te, el que va pa­ra ali­men­tar el ro­deo de in­vierno se pas­to­rea en­tre enero y fe­bre­ro. Los lo­tes que van a verano se lim­pian en pri­ma­ve­ra, a las va­cas le da­mos el pas­to que que­do del in­vierno. En re­su­men los po­tre­ros se pas­to­rean ca­da 60 días”, con­tó Co­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.