Ba­ra­jar y dar de Vuel­ta

Super Campo - - LECHERIA - Por Edith De­pe­tris Gui­guet*, In­ge­nie­ra Agró­no­ma

Las­pers­pec­ti­vas que se pue­den apre­ciar a par­tir de la caí­da de los cu­pos en la Unión Eu­ro­pea trae­rán en el me­diano pla­zo un in­cre­men­to mo­de­ra­do de la pro­duc­ción le­che­ra has­ta que el sis­te­ma se ade­cue a las nue­vas re­glas de jue­go y si los pro­duc­to­res lle­gan a ser com­pe­ti­ti­vos po­drán in­cre­men­tar su pro­duc­ción.

De to­dos mo­dos sus ex­por­ta­cio­nes no se in­cre­men­ta­rán de for­ma muy sig­ni­fi­ca­ti­va, co­mo pa­ra des­pla­zar a la Ar­gen­ti­na del mer­ca­do lác­teo, pe­ro de­pen­den tam­bién de cuan com­pe­ti­ti­vo po­drán ser los pro­duc­to­res eu­ro­peos.

Pe­ro es­to trae­rá apa­re­ja­do otro as­pec­to que es un des­pla­za­mien­to de la pro­duc­ción a re­gio­nes con tie­rras más ba­ra­tas y me­no­res cos­tos de pro­duc­ción y que son los paí­ses que es­tán en el Atlán­ti­co Nor­te.

Por otra par­te, la in­dus­tria de­be­rá de­jar de la­do la pro­duc­ción de com­mod­ties y con­cen­trar­se en la ela­bo­ra­ción de pro­duc­tos es­pe­cia­li­za­dos, con va­lor de ori­gen y al te­ner mu­cho va­lor agre­ga­do, si pue­den ser de­man­da­dos y bus­ca­dos con al­tos pre­cios en el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal.

Sí Ar­gen­ti­na con­ti­núa con la ex­por­ta­ción de com­mod­ties y, ellos se vuel­can a la par­te de pro­duc­tos es­pe­cia­li­za­dos, es­ta­ría­mos en di­fe­ren­tes seg­men­tos de mer­ca­do. Pe­ro si los pro­duc­to­res del he­mis­fe­rio nor­te tam­bién pro­du­cen los mis­mos ali­men­tos que en el sur, nos ve­ría­mos tra­tan­do de des­pla­zar­los del mer­ca­do in­ter­na­cio­nal.

Ade­más par­ti­ci­pan en po­lí­ti­cas de for­ta­le­ci­mien­to den­tro de sus pro­pias re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les con otros paí­ses y nu­me­ro­sos acuer­dos de li­bre co­mer­cio que per­mi­ta la aper­tu­ra de los mer­ca­dos.

Bio­lo­ru­sia y Ucra­nia hoy man­tie­nen el 4% de las ex­por­ta­cio­nes de le­che y tie­ne po­lí­ti­cas del sec­tor pa­ra lo­grar la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria pa­ra me­jo­rar el ni­vel de vi­da de sus co­mu­ni­da­des, pe­ro en­fren­tan enor­mes di­fi­cul­ta­des pa­ra in­cre­men­tar la efi­cien­cia y la com­pe­ti­ti­vi­dad. En­tre esas di­fi­cul­ta­des es crí­ti­ca la ca­li­dad de sus pro­duc­tos de acuer­do a los es­tán­da­res re­que­ri­dos por los paí­ses desa­rro­lla­dos, por eso tie­ne li­mi­ta­das su área de ac­ción de mer­ca­do.

Tam­bién se es­pe­ra la po­ten­cial en­tra­da de nue­vos com­pe­ti­do­res en con­di­cio­nes de su­pe­rar sus ac­tua­les li­mi­ta­cio­nes y ex­pan­dir sus ca­pa­ci­da­des pro­duc­ti­vas de bajo cos­to. Es el ca­so de Bra­sil, que si se des­ta­pa pue­de lle­gar a ocu­par mer­ca­dos que otros no se en­car­ga­ron de con­se­guir. Ade­más se es­pe­ra que con­ti­núe una ma­yor vo­la­ti­li­dad de pre­cios, por eso se bus­ca al­gún ti­po de he­rra­mien­ta que per­mi­ta mi­ti­gar ese con­tex­to.

Las pro­yec­cio­nes pa­ra el 2020 hoy ha­blan de un mer­ca­do sos­te­ni­do, al pa­re­cer hu­bo una acep­ta­ción por par­te de las ca­de­nas de es­tas nue­vas mo­da­li­da­des, muy fuer­te pa­ra los cambios que se ave­ci­nan.

Pro­duc­to­res, téc­ni­cos y es­pe­cia­lis­tas fue­ron pri­vi­le­gia­dos tes­ti­gos de lo que se es­pe­ra en los pró­xi­mos años en ma­te­rias de pro­duc­ción lác­tea. La caí­da de los cu­pos en la UE, por aho­ra, no afectará a la pro­duc­cón lo­cal de los tam­be­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.