Cuan­do la Co­mi­da es Prio­ri­dad

San­tia­go, Chile, fue se­de del 8 º Fo­ro Crop Li­fe en el que se ana­li­zó la po­ten­cia­li­dad de Amé­ri­ca La­ti­na como blo­que pa­ra abas­te­cer la de­man­da de co­mi­da. Bio­tec­no­lo­gía, uso se­gu­ro y cui­da­do del agua y del am­bien­te fue­ron los ejes de dis­cu­sión.

Super Campo - - Actualidad - Por Ma­ría Lo­re­na Ro­drí­guez, En­via­da Es­pe­cial a San­tia­go Fo­tos: Gen­ti­le­za Crop Li­fe y Ar­chi­vo Su­per CAM­PO

¿DE DÓN­DE va a sa­lir la co­mi­da pa­ra ali­men­tar al mun­do?; ¿Cuál es el rol de los agro­quí­mi­cos en la agri­cul­tu­ra del fu­tu­ro?; ¿Por qué la opi­nión pú­bli­ca to­da­vía re­ce­la an­te cier­tos avan­ces de la ciencia? Es­tos in­te­rro­gan­tes se han con­ver­ti­do en el des­ve­lo de go­bier­nos, ins­ti­tu­cio­nes y em­pre­sas, mien­tras la po­bla­ción si­gue au­men­tan­do y ve como se en­ca­re­cen los ali­men­tos fren­te al po­der ad­qui­si­ti­vo de­pri­mi­do de sus sa­la­rios.

La in­dus­tria de fi­to­sa­ni­ta­rios vol­vió a em­pu­jar la dis­cu­sión en el 8º Fo­ro Crop Li­fe rea­li­za­do en­tre el 13 y el 15 de abril en San­tia­go, Chile, pen­san­do en el rol de Amé­ri­ca La­ti­na como pro­vee­do­ra de ali­men­tos. To­do in­di­ca que, sin desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co, educación, cui­da­do del me­dio am­bien­te y del agua se­rá muy di­fí­cil lle­gar a ese pun­to. Tam­bién se ne­ce­si­tan po­lí­ti­cas gu­ber­na­men­ta­les que per­mi­tan ese desa­rro­llo.

“Es com­ple­jo pen­sar en cre­cer en pro­duc­ción pa­ra ten­der a la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria sin bio­tec­no­lo­gía", ase­gu­ró Jo­sé Per­do­mo, pre­si­den­te de Crop Li­fe LA, y quien tra­ba­jó por más de 28 años en Du­pont. "Des­de los úl­ti­mos 19 años en que la bio­tec­no­lo­gía lle­gó

al mun­do, 28 paí­ses vie­nen tra­ba­jan­do con es­ta he­rra­mien­ta den­tro de un mar­co re­gu­la­to­rio que acom­pa­ña su desa­rro­llo; sin em­bar­go hay que en­ten­der­la, re­gu­lar­la y es­tar pen­dien­tes de su buen uso", in­di­có Per­do­mo.

Nos que­da­mos con una de sus ideas ver­ti­das en el con­gre­so: "La bio­tec­no­lo­gía atra­vie­sa las fron­te­ras mas allá de los mar­cos re­gu­la­to­rios. Los go­bier­nos tie­nen que po­ner­se al día. Como in­dus­tria de la ciencia de los cul­ti­vos que­re­mos las nor­mas que nos per­mi­tan in­tro­du­cir las tec­no­lo­gías en for­ma se­gu­ra".

Es di­fí­cil en­con­trar un hi­lo con­duc­tor en­tre los pro­duc­to­res de La­ti­noa­mé­ri­ca, que a sim­ple vis­ta se ven más dis­tin­tos que igua­les, fren­te a la reali­dad de una prác­ti­ca ex­ten­si­va como la de Ar­gen­ti­na, Bra­sil, Pa­ra­guay y los pro­duc­to­res pe­que­ños, ca­si de sub­sis­ten­cia de cier­tas re­gio­nes de cen­troa­mé­ri­ca, o aque­llos que cul­ti­van en for­ma in­ten­si­va como los fru­ti­cul­to­res chi­le­nos. Mi­ran­do fi­jo, su­fren de un mal si­mi­lar y es el de ser po­co re­co­no­ci­dos so­cial­men­te y so­bre to­do in­ter­ve­nir mí­ni­ma­men­te en la for­ma­ción del pre­cio de lo que pro­du­cen. "Tris­te reali­dad, y cuán­to más si te­ne­mos en cuen­ta que gel cre­ci­mien­to de un pun­to en el PIB de la agri­cul­tu­ra ayu­da 4 ve­ces a re­ver­tir la po­bre­za", se­gún di­jo Per­do­mo .

Es lar­go el ca­mino por re­co­rrer en cuan­to de­sigual­dad en el ac­ce­so de la tec­no­lo­gía pa­ra achi­car las bre­chas de ren­di­mien­to que aún si­guen sien­do im­por­tan­tes. Aquí, em­pre­sas, go­bier­nos y ONG's son la he­rra­mien­ta del cam­bio. Ade­más, los pro­duc­to­res de­ben ag­gior­nar­se en pro­ce­sos de uso se­gu­ro de la tec­no­lo­gía, así como de ad­mi­nis­trar el uso del agua. Y las em­pre­sas, ne­ce­si­tan pen­sar en ha­cer más agra­da­ble el ám­bi­to de tra­ba­jo pa­ra se­du-

Lo­más ri­co de es­ta cla­se de en­cuen­tros es la di­ver­si­dad de vi­sio­nes. Amé­ri­ca La­ti­na tie­ne el desafío de ali­men­tar al mun­do pro­mo­vien­do una agri­cul­tu­ra sus­ten­ta­ble y adap­tán­do­se a los re­tos que pre­sen­ta el cam­bio cli­má­ti­co, pe­ro no to­dos los paí­ses tie­nen el mis­mo gra­do de avan­ce en ma­te­ria de le­gis­la­ción, de ges­tión de en­va­ses va­cíos de fi­to­sa­ni­ta­rios de plás­ti­co rí­gi­do, ni la mis­ma com­po­si­ción geo­grá­fi­ca. Así, an­te una mis­ma pro­ble­má­ti­ca y cir­cuns­tan­cias he­te­ro­gé­neas, sur­gen dis­tin­tas vi­sio­nes. Es­te año pu­di­mos ver a Amé­ri­ca La­ti­na como una to­ta­li­dad. El even­to se cen­tró en el con­cep­to de po­si­bi­li­da­des de in­no­va­ción en nues­tra re­gión uni­da, aso­cia­do a la ciencia que nos ca­rac­te­ri­za, y en el desafío de ali­men­tar al mun­do. El cam­po, el pro­duc­tor y la in­dus­tria de pro­tec­ción de cul­ti­vos tie­nen un rol cla­ro y clave. Es­te año se su­mó un es­pe­cial fo­co en la res­pon­sa­bi­li­dad de los con­su­mi­do­res. He­mos da­do un pa­so más y vi­sua­li­za­do el puen­te es­tre­cho que exis­te en­tre el cam­po y la ciu­dad. El 25% de los ali­men­tos son desecha­dos. Las bue­nas prác­ti­cas co­mien­zan en el cam­po y de­ben se­guir en la me­sa pa­ra te­ner una agri­cul­tu­ra sus­ten­ta­ble. El cam­po es uno de los pi­la­res del país. Los ar­gen­ti­nos, y el mun­do de­be­rían ser cons­cien­tes de que el cam­po, el pro­duc­tor y la in­dus­tria de pro­tec­ción de cul­ti­vos ha­cen po­si­ble que los ali­men­tos lle­guen sa­nos y en can­ti­dad a sus me­sas. Y es­te ob­je­ti­vo se lo­gra con in­no­va­ción y ciencia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.