La ame­na­za in­vi­si­ble

Super Campo - - Forrajes -

Las mi­co­to­xi­nas son pro­du­ci­das por hon­gos que pue­den atra­ve­sar la ca­de­na de la pro­duc­ción y en­con­trar­se en el pan, fi­deos se­cos, vino y cer­ve­zas, por lo cual pue­den re­per­cu­tir en la sa­lud hu­ma­na. “Es­te año es par­ti­cu­lar­men­te de cui­da­do por las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas que afec­ta­ron al maíz y sub­pro­duc­tos como los si­la­jes, que van a ve­nir con una al­ta car­ga de mi­co­to­xi­nas des­de el cam­po”, aler­tó el in­ge­nie­ro agró­no­mo Gus­ta­vo Cle­men­te, de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Vi­lla Ma­ría. El pro­ble­ma al­can­za a los aco­pia­do­res, ela­bo­ra­do­res, ex­por­ta­do­res de gra­nos y ali­men­tos, a los tam­be­ros, en­gor­da­do­res y pro­duc­to­res de car­ne en feed­lot, de aves y de cer­dos. “La idea es que ca­da es­la­bón de la ca­de­na ha­ga un aná­li­sis de lo que re­ci­be”. Cle­men­te re­co­men­dó “re­co­no­cer la mi­co­to­xi­na pa­ra co­no­cer su se­cues­tra­dor jus­to”. Los ‘bue­nos’ pue­den ser adi­ti­vos como el áci­do pro­pió­ni­co, que se apli­ca al mo­men­to del al­ma­ce­na­je, trans­por­te o su­mi­nis­tro, y con­tro­la la pro­li­fe­ra­ción de los hon­gos. Acon­se­jó tam­bién re­gu­lar los va­lo­res de pro­teí­na en las die­tas y tra­ba­jar con mi­ne­ra­les or­gá­ni­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.