Ata­que de Pre­sión

Cuál es la pre­sión fis­cal que gra­va al sec­tor agro­pe­cua­rio en la ac­tua­li­dad en las dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas vin­cu­la­das. La pa­la­bra de los ex­per­tos y un nue­vo li­bro pa­ra sa­car­se las du­das.

Super Campo - - Actualidad - Por San­dra Ca­poc­chi Fo­tos: Ar­chi­vo Su­per CAM­PO

HA­CE MÁS DE 10 AÑOS que la ac­ti­vi­dad agro­pe­cua­ria vie­ne su­frien­do un in­cre­men­to en la pre­sión fis­cal. Los pro­duc­to­res re­sis­ten en un fue­go cru­za­do en­tre las exi­gen­cias tri­bu­ta­rias a ni­vel na­cio­nal, pro­vin­cial y mu­ni­ci­pal.

In­gre­sos Bru­tos, Im­pues­tos a las Ga­nan­cias ( IG), a la He­ren­cia, a los Dé­bi­tos y Cré­di­tos ban­ca­rios jun­to a los In­mo­bi­lia­rios y Mu­ni­ci­pa­les son al­gu­nos de los tri­bu­tos que in­ci­den fuer­te­men­te en las em­pre­sas agro­pe­cua­rias.

Pa­ra el re­co­no­ci­do con­ta­dor San­tia­go Saenz Va­lien­te: “La pe­sa­da car­ga pro­vie­ne de in­cre­men­tos en im­pues­tos, re­gí­me­nes de re­ten­ción que exi­gen ade­lan­tos des­vin­cu­la­dos de la real ri­que­za de las ope­ra­cio­nes y dis­tor­sio­nes en la me­di­ción de la ren­ta que ele­van la ta­sa efec­ti­va has­ta trans­for­mar­la en con­fis­ca­to­ria”.

Se­gún ex­pli­có el tri­bu­ta­ris­ta en una char­la con Su­per CAM­PO, al pro­duc­tor le sa­can un 82% arri­ba de la ren­ta (FA­DA tie­ne un calcu­lo que en agri­cul­tu­ra es el 88%). El pro­duc­tor agro­pe­cua­rio de ha­ce 10 años no es el mis­mo de hoy, es­tá obli­ga­do a trans­for­mar­se en em­pre­sa­rio, tie­ne que to­mar de­ci­sio­nes en el ám­bi­to no só­lo agro­nó­mi­co sino tri­bu­ta­rio, “por­que las con­se­cuen­cias de una ma­la es­tra­te­gia de su ase­sor sin su in­ter­ven­ción pue­den ser ca­tas­tró­fi­cas”. Y agre­gó: “De­be sa­ber por qué y cuá­les son los im­pues­tos pa­ra pla­ni­fi­car y to­mar de­ci­sio­nes”. FUER­TE. El Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios so­bre la Reali­dad Ar­gen­ti­na y La­ti­noa­me­ri­ca­na

(Ie­ral) reali­zó en el 2012 un es­tu­dio en la Pam­pa Hú­me­da mos­tran­do una pre­sión fis­cal de más de cua­tro ve­ces el pro­me­dio que el res­to de la eco­no­mía ar­gen­ti­na. Es­ta com­pa­ra­ción fue efec­tua­da en 28 mi­llo­nes de hec­tá­reas de tri­go, maíz, gi­ra­sol y so­ja, que re­pre­sen­ta­ron 87 mi­llo­nes de to­ne­la­das.

“El sec­tor se en­cuen­tra afec­ta­do por un ré­gi­men que gra­va prin­ci­pal­men­te los in­gre­sos y no el re­sul­ta­do, lo que ge­ne­ra el in­cum­pli­mien­to de los prin­ci­pios tri­bu­ta­rios, que in­ten­tan, jus­ta­men­te, ge­ne­rar la me­nor dis­tor­sión po­si­ble so­bre la ac­ti­vi­dad”, pun­tua­li­zó Saenz Va­lien­te.

Otra ma­ne­ra de ana­li­zar es­tos re­sul­ta­dos es cuan­ti­fi­car la pre­sen­cia del Es­ta­do en tér­mi­nos de los cos­tos de pro­duc­ción. A mo­do de ejem­plo, en re­la­ción a la fac­tu­ra­ción de una em­pre­sa agrí­co­la del Sur de San­ta Fe, los tri­bu­tos re­pre­sen­ta­ron el 47%, su­peran­do lo que el pro­duc­tor de­be in­ver­tir en in­su­mos y los cos­tos co­mer­cia­les. La al­ta car­ga tri­bu­ta- ria im­pli­có en es­ta em­pre­sa que tra­ba­je 298 días por año pa­ra el Es­ta­do. Los im­pues­tos na­cio­na­les re­pre­sen­ta­ron el 95% de las ero­ga­cio­nes. Las provincias y mu­ni­ci­pios só­lo par­ti­ci­pan en un 5% del to­tal de la re­cau­da­ción im­po­si­ti­va.

Se­gún el es­pe­cia­lis­ta en ma­te­ria tri­bu­ta­ria la pre­sión fis­cal en la ac­tua­li­dad “es el día y la no­che com­pa­ran­do ha­ce 10 años. No ha­bía tan­tos efec­tos dis­tor­si­vos como hay hoy por la in­fla­ción en primer lu­gar, y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.