Es­ta­do

Super Campo - - Actualidad -

La si­tua­ción del ta­ma­ño del Es­ta­do ar­gen­tino es re­le­van­te por su vin­cu­la­ción di­rec­ta con los fon­dos ne­ce­sa­rios pa­ra su man­te­ni­mien­to. El gas­to a ni­vel na­cio­nal, pro­vin­cial y mu­ni­ci­pal se ha in­cre­men­ta­do en los úl­ti­mos años: de re­pre­sen­tar un 26% anual en la eco­no­mía en­tre 2000 y 2006, cre­ció has­ta un 42% en el año 2012, se­gún in­for­ma­ción del Ins­ti­tu­to Ar­gen­tino de Aná­li­sis Fis­cal ( Ia­raf). El por­cen­tual de pre­sión fis­cal, au­men­tó de un 24% en 2000 a un 36% en 2013, ello im­pli­ca un in­cre­men­to de la car­ga fis­cal de un 60%. Mu­chos de los im­pues­tos que hoy se vie­nen apli­can­do des­de ha­ce más de 15 años, fue­ron “por úni­ca vez”.

el fuer­te con­trol”. Ade­más, “hu­bo cam­bios en el IVA, se des­do­bla­ron las alí­cuo­tas, los In­gre­sos Bru­tos subie­ron y se su­mo la ope­ra­to­ria del Re­gis­tro Fis­cal de Gra­nos”. LI­BRO. Pa­ra en­tre­gar he­rra­mien­tas al pro­duc­tor los pro- fe­sio­na­les San­tia­go Sáenz Va­lien­te, Hu­go Ros­si, Lu­cio González Bo­no­rino y Ga­briel La­rra­be rea­li­za­ron un tra­ba­jo que se plas­mó en el li­bro “Los im­pues­tos del cam­po, en crio­llo”, tam­bién con da­tos apor­ta­dos por Aa­crea con el fin de que el em­pre­sa­rio pue­da en­ten­der e in­ter­ac­tuar con sus ase­so­res con­ta­bles y le­ga­les pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes.

En­tre los in­con­ve­nien­tes pa­ra el pro­duc­tor se en­cuen­tra que en el Im­pues­to a las Ga­nan­cias no se per­mi­ten los ajus­tes por in­fla­ción. Pa­ra­le­la­men­te, con el Im­pues­to al Va­lor Agre­ga­do (IVA) “el sec­tor agro­pe­cua­rio ven­de a un 10,5% del IVA y com­prar al 21; lo que ge­ne­ra un cré­di­to pa­ra el Es­ta­do”, ex­pli­có Ros­si. OBLI­GA­CIO­NES PRO­VI­SIO­NA­LES. En di­cho es­tu­dio con­si­de­ra­ron que otros fac­to­res que im­pac­tan en la em­pre­sa son las obli­ga­cio­nes pro­vi­sio­na­les.

“Son las obli­ga­cio­nes for­ma­les que hay que co­mu­ni­car al fis­co des­de la ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va, don­de la fal­ta de in­cum­pli­mien­to de la in­for­ma­ción im­pli­ca una san­ción”, sos­tu­vo Saenz Va­lien­te.

Pa­ra te­ner es­tos con­tro­les exis­ten­tes re­cla­ma ca­da vez con más fre­cuen­cia de los pro­duc­to­res la ac­tua­ción como agen­tes de re­ten­ción, per­cep­ción o de in­for­ma­ción, obli­gán­do­los a la pre­sen­ta­ción per­ma­nen­te de da­tos. “Se vol­vie­ron agen­tes de la AFIP. Hay un con­trol es­tric­to de con­tra­tos”, acla­ró Ros­si.

“Al pe­so de los im­pues­tos y los re­qui­si­tos for­ma­les se su­man los trá­mi­tes bu­ro­crá­ti­cos que hay que cum­plir ca­da vez que se quie­re ope­rar. Se de­be li­diar con car­tas de por­te, for­mu­la­rios es­pe­cia­les pa­ra li­qui­dar ven­tas, el Có­di­go de Ope­ra­ción de Trans­por­te y el Có­di­go de Tra­za­bi­li­dad”, ex­pre­só González Bo­no­rino.

Si se omi­ten da­tos o és­tos no se co­rres­pon­den con la reali­dad eco­nó­mi­ca se san­cio­na a los pro­duc­to­res con res­tric­cio­nes en el ex­pen­dio de car­tas de por­te, en la ob­ten­ción del Có­di­go de Tra­za­bi­li­dad, y con sus­pen­sio­nes en el re­gis­tro de gra­nos.

El con­ta­dor González Bo­no­rino in­di­có que “es cla­ro que de­be sus­ti­tuir­se el RFOG por un ré­gi­men de con­trol de ope­ra­cio­nes de gra­nos cu­ya úni­ca fi­na­li­dad sea pre­ve­nir la rea­li­za­ción de ope­ra­cio­nes ilí­ci­tas y evi­tar trans­gre­dir los prin­ci­pios que ri­gen la tri­bu­ta­ción”.

“Los im­pues­tos que afec­tan al agro son un en­tra­ma­do com­ple­jo, que ge­ne­ra una ele­va­da in­se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca y gol­pea fuer­te­men­te la ren­ta­bi­li­dad del agro, des­alen­tan­do la ac­ti­vi­dad”, pun­tua­li­zó el con­ta­dor y pro­fe­sor en la UCA La­rra­be. A LA PRO­DUC­CIÓN. Los De­re­chos de Ex­por­ta­ción (DEX) -que co­mún­men­te, y en for­ma equi­vo­ca­da, lla­ma­mos “Re­ten­cio­nes”- son im­pues­tos a los in­gre­sos, y por tan­to omi­ten con­tem­plar los cos­tos. Ade­más, pro­du­cen un efec­to de re­duc­ción de ba­ses de im­pues­tos como IVA y Ga­nan­cias que son co­par­ti­ci­pa­bles con las provincias.

Los es­pe­cia­lis­tas con­si­de­ra­ron que te­nien­do en cuen­ta la es­truc­tu­ra de cos­tos fi­jos y va­ria­bles que ca­rac­te­ri­za a la pro­duc­ción de gra­nos, los DEX se tor­nan no­ci­vos pa­ra las zo­nas en desa­rro­llo, que pre­sen­tan ma­yo­res cos­tos de pro­duc­ción por to­ne­la­da por me­no­res rin­des y ma­yo­res dis­tan­cias a los puer­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.