Pro­te­co Un Ho­tel 5 Es­tre­llas

El feed­lot de Ig­na­cio Ri­va­ro­la fue pio­ne­ro en­tre los co­rra­les de en­cie­rro del país. Ade­más de tra­yec­to­ria, es uno de los pri­me­ros en ter­mi­nar ani­ma­les con des­tino pa­ra la Cuo­ta 481. Có­mo pue­de me­jo­rar el ne­go­cio de la car­ne és­te acuer­do.

Super Campo - - Ganaderia -

RE­CO­RRER Pro­te­co es como ca­mi­nar en un par­que. Se des­ta­ca por la pro­li­ji­dad de las ins­ta­la­cio­nes, el buen am­bien­te de tra­ba­jo y es­pe­cial­men­te la au­sen­cia to­tal de 'ma­los olo­res', tan co­mu­nes en los lu­ga­res de ani­ma­les en­ce­rra­dos. “No es dificil lo­grar­lo”, ex­pli­ca tran­qui­la­men­te su ti­tu­lar, Ig­na­cio Ri­va­ro­la. “Só­lo hay que tra­ba­jar to­dos los días pa­ra que los ani­ma­les es­tén con­for­ta­bles, no ha­ci­nar­los, y man­te­ner los po­tre­ros lim­pios”, ar­gu­men­tó an­tes de em­pe­zar el pa­seo por es­te Ho­tel 5 Es­tre­llas mon­ta­do es­pe­cial­men­te pa­ra ani­ma­les en en­gor­de.

La ho­te­le­ría es un con­cep­to de más de 70 años en los Es­ta­dos Uni­dos, Aus­tra­lia y Nue­va Ze­lan­da, pe­ro en la Ar­gen­ti­na se em­pe­zó a ha­cer co­no­ci­do ha­ce un par de dé­ca­das, jus­to cuan­do los pri­va­dos se lan­za­ron a in­ver­tir en es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos. Hoy es una reali­dad que las me­jo­res tie­rras se de­jan a la agri­cul­tu­ra y que la ma­yor efi­cien­cia en pro­duc­ción de car­ne por hec­tá­rea se lo­gra ter­mi­nan­do las tro­pas en los co­rra­les. “Se­ría ton­to ir en con­tra de es­ta reali­dad -ex­pli­ca en la re­co­rri­da Ri­va­ro­la- Las tie­rras más fér­ti­les de­ben ir a agri­cul­tu­ra por­que es im­po­si­ble que la ga­na­de­ría le ga­ne al mar­gen que pue­den de­jar 3 co­se­chas al año”, apun­tó. Se­rá tal vez por eso que en Pro­te­co se efi­cien­ti­za la pro­duc­ción de car­ne por hec­tá­rea de ca­ba­ñas y es­ta­ble­ci­mien­tos ga­na­de­ros de zo­nas como el NEA, que man­dan sus ani­ma­les a ter­mi­nar al feed­lot, y las fa­ses ini­cia­les se ha­cen en sus cam­pos.

Lo que se ve de Pro­te­co es el ejem­plo de años de ac­ti­vi­dad y ex­pe­rien­cia. “Arran­ca­mos con una lí­nea de co­rra­les pa­ra ofre­cer ser­vi­cio de ho­te­le­ría a 3000 o 4000 ani­ma­les pe­ro des­co­no­cía­mos a dón­de per­fi­la­ría­mos el ne­go­cio”, sen­ten­ció Ri­va­ro­la. Lue­go ad­mi­tió: “Lo que a uno como pro­duc­tor le cues­ta es que en los úl­ti­mos 20 años nun­ca he­mos te­ni­do re­glas cla­ras. Ca­da Mi­nis­tro de Economìa vie­ne con su te­sis a ver qué ha­re­mos, y siem­pre en ga­na­de­ria es­ta­mos en el mis­mo stock, con las mis­ma 50 mi­llo­nes de ca­be­zas y sin cre­cer”.

Hoy el feed­lot tie­ne unas 10.500 ca­be­zas en en­cie­rre en sus 85 co­rra­les. “Si pu­sié­ra­mos 200 ani­ma­les por co­rral

po­dría­mos al­ber­gar 17.000 ca­be­zas; sin em­bar­go pri­vi­le­gia­mos cui­dar las nor­mas de con­fort ani­mal y de con­vi­ven­cia en­tre ellos. Así, no su­mo más de 150 ani­ma­les chi­cos por co­rral y 120 o 130 ca­be­zas gran­des”. Es­ta me­di­da, se­gún Ri­va­ro­la per­mi­te cui­dar tam­bién los pi­sos, por­que los ba­rros son el enemi­go nú­me­ro 1 de los co­rra­les.

El feed­lot es­tá ti­pi­fi­ca­do si­guien­do to­das nor­mas, in- clu­so en un mo­men­to es­ta­ba ho­mo­lo­ga­do con las Eu­re­pGap al­ta­men­te exi­gen­tes pa­ra el mer­ca­do eu­ro­peo.

En Pro­te­co hay una per­so­na que tra­ba­ja só­lo pa­ra man­te­ner los co­rra­les en óp­ti­mas con­di­cio­nes, cui­dan­do es­pe­cial­men­te los pi­sos. “Cuan­do llue­ve el te­rreno de los co­rra­les se con­vier­te en una ca­lle. El equi­po ras­pa lo que so­bre­sa­le del pi­so ver­da­de­ro y lo tras­la­da a la lo­ma. Cuan­do llue­ve el agua co­rre nor­mal­men­te y al pa­rar de llo­ver se se­ca rá­pi­da­men­te”, agre­gó Ri­va­ro­la. La lim­pie­za se ha­ce 1 vez por se­ma­na por co­rral, con lo cual el equi­po va pe­gan­do la vuel­ta por los 85 co­rra­les. Ade­más man­tie­ne en for­ma óp­ti­ma los ca­mi­nos pa­ra evi­tar pro­ble­mas en las ma­nio­bras de dar de co­mer a los ani­ma­les.

“Si que­re­mos ha­cer el mar­mo­la­do que la Cuo­ta exi­ge, no sa­be­mos có­mo va­mos a sal­var el

asa­do nues­tro”

El tra­ba­jo en los co­rra­les es­tá di­vi­di­do en 4 sec­to­res: alimentaci­ón, sa­ni­dad, ha­cien­da y man­te­ni­mien­to. “Te­ne­mos un en­car­ga­do que or­ga­ni­za to­do. Se vuelca so­bre la ha­cien­da pa­ra es­tar al tan­to de lo que pa­sa en los co­rra­les y tie­ne un res­pon­sa­ble de man­te­ni­mien­to y gen­te res­pon­sa­ble de la sa­ni­dad y la co­mi­da. En­ton­ces ca­da uno ma­ne­ja su área”, in­di­có el ge­ren­cia­dor. Ade­más, la em­pre­sa cuen­ta con un sis­te­ma in­te­gral de tra­za­bi­li­dad, apo­ya­do en un soft­wa­re ex­clu­si­vo, jun­to a las he­rra­mien­tas in­for­má­ti­cas dis­po­ni­bles, efec­tuan­do un se­gui­mien­to dia­rio per­so­na­li­za­do de ca­da uno de los lo­tes, eva­luan­do su alimentaci­ón, el es­ta­do sa­ni­ta­rio, el es­ta­do ge­ne­ral, la evo­lu­ción de pe­so, etc, efec­tuan­do in­for­mes pe­rió­di­cos acer­ca de to­dos los as­pec­tos pro­duc­ti­vos y eco­nó­mi­cos, en­tre otros. TRA­BA­JAR PA­RA LA CUO­TA. La ga­na­de­ría ar­gen­ti­na con su fae­na de no más de 300 - 330 ki­los ubi­ca la pro­duc­ción en un 98% pa­ra el con­su­mo in­terno y só­lo 2% se va a mer­ca­do ex­terno. “Es una lás­ti­ma, por­que pa­ra cual­quie­ra de es­tos ani­ma­les en 330 ki­los lle­gar a es­ta eta­pa es como ha­cer el 70% del es­fuer­zo cuan­do a es­tos ejem­pla­res le ca­ben 150 ki­los más”, di­ce la­men­tán­do­se Ri­va­ro­la. “Siem­pre di­go por qué los des­per­di­cia­mos. Si la Ar­gen­ti­na tie­ne un na­ci­mie­to de 7 mi­llo­nes de ma­chos -son en­tre 12 y 14 mi­llo­nes de ter­ne­ros/año con las hem­bras-, por qué no lo aprovecham­os y le po­ne­mos 150 ki­los arri­ba de ese ani­mal. Po­dría­mos es­tar ex­por­tan­do al­re­de­dor de u$s5.000 mi­llo­nes/año, y si lo mul­ti­pli­ca­mos por la úl­ti­ma dé­ca­da se­rían mu­cho más de u$s50 mil mi­llo­nes que el país se per­dió de ga­nar”.

El em­pre­sa­rio es­tá con­ven­ci­do que pa­ra los feed­lots “la Cuo­ta 481 es una so­lu­ción a fu­tu­ro muy in­tere­san­te, so­bre to­do si se tie­ne pre­sen­te que se pue­den ob­te­ner pre­cios has­ta un 20% su­pe­rio­res que los de la Cuo­ta Hil­ton, que ade­más tie­ne su to­pe", con­clu­yó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.